Retrospectiva Dark Universe: Jungle Woman (1944)

Luego de la sensación que generó la aparición de la misteriosa Aquanetta en Captive Wild Woman, la primera mujer monstruo que tuvo una presencia relevante en el Dark Universe, el estudio Universal enseguida puso en marcha la continuación.

Así fue que un año después, en 1944, se estrenó Jungle Woman, considerada por la gran mayoría de los  fans de la franquicia la peor película de esta compañía dentro del género de horror.

La verdad que es muy difícil sostener una defensa sólida de esta producción porque es realmente mediocre.

En principio Paula Dupree la mujer gorila no estaba en la misma categoría que el resto de los monstruos conocidos y una segunda historia con ella era completamente innecesaria.

Sin embargo, como la primera entrega hizo plata en Universal decidieron resucitar al personaje en lo que fue uno de los filmes más desapasionados y perezosos de este sello.

Jungle Woman dura apenas una hora e incluye 15 minutos de flashbacks de la entrega previa. Una película que el público encima había visto unos meses atrás y tampoco estaba tan olvidada.

En esta cuestión yo voy a defender al director Reginal Le Borg, quien fue responsable de este fiasco.

Creo que no se le puede exigir a una cineasta que en el período de un año estrena siete películas de diferentes géneros, que todo lo que hace brinde propuestas de calidad.

Resulta imposible hacer tantos filmes a la vez y darle a cada proyecto la misma dedicación.

En 1944 Le Borg estrenó el musical Adventure in Music, Dead Man´s Eye, Weird Woman (estas ultimas fueron thrillers del sello Inner Sanctum) y El fantasma de la momia.

Jungle Woman fue la película a la que menos atención le dedicó y queda claro que la filmó a las apuradas para cumplir con las demandas del estudio.

En la nueva trama Paula Dupree no estaba muerta como se daba a entender en la primera entrega y esta vez aparecía internada en un hospital, donde se escapaba por las noches para matar gente.

Debido al escaso presupuesto gran parte de la acción y las apariciones de la mujer monstruo pertenecen a escenas de flashbacks de la primera entrega y en las nuevas intervenciones de la protagonistas sus asesinatos siempre ocurren fuera de cámara.

Como el director no contaba con el suficiente presupuesto para mostrar a la actriz caracterizada como el monstruo, Le Borg retrató a la criatura entre sombras, con una clara influencia del clásico Cat People (1942), de Jacques Tourneau.

La exótica Aquanetta tenía más presencia en la trama y diálogos donde demostraba que no era una buena actriz, más allá de su llamativo físico.

Otro engaño de Universal, además de presentar una producción que tenía 20 minutos de escenas recicladas de otra película, es que la promoción era un engaño absoluto.

Los pósters daban a entender que el film se encaminaría por el terreno de las mujeres de la jungla que se habían puesto de moda en ese momento, a raíz del suceso de Tarzán, pero la historia central no tenía nada que ver con esa temática.

Es decir que los afiches promocionales y el título vendía una propuesta que después la gente no encontraba en los cines.

Luego de las malas reseñas que recibió Jungle Woman la protagonista tuvo roles más limitados debidos a sus limitaciones expresivas.

Su trabajo más famoso fuera del Dark Universe lo brindaría en Tarzán y la mujer Leopardo, que quedó en el recuerdo como una de las producciones de más decentes de Johnny Wessmuller en rol del héroe de Edgar Rice Burroughs.

El fracaso comercial de este película eventualmente generó que el personaje de la mujer mono quedará popularmente en el olvido.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.