Lo mejor de Burt Reynolds (Tercera parte)

Menciones especiales

Bola de fuego empantanada y City Heat

Como suele ocurrir con todos los grandes íconos de la cultura popular, ya sea del mundo del espectáculo, la política o el deporte, también tuvo su mención en la serie de Los Simpsons con un cameo muy divertido.

En el programa aparecía en una escena donde se hacía referencia a la honestidad brutal con la que se manejaba en las entrevistas.

Reynolds no tenía pelos en la lengua y desconcertaba a los productores y periodistas cuando opinaba que una película suya no era buena.

Ocurrió con el estreno de The Cannonbal Run en 1981 donde el actor declaró que la película no le gustaba y la hizo para ayudar al director que era su amigo y no atravesaba un buen momento económico.

En Los Simpsons Burt desconcertó al periodista Kent Brockman con su opinión sobre Bola de fuego empantanada.

Otro famoso caso de honestidad brutal de Burt se dio con la decepcionante City Heat, la única película que lo reunió con Clint Eastwood y resultó uno de los mayores fiascos comerciales de su carrera.

Poco después del estreno, Reynolds, a diferencia de Eastwood que se llamó a silenció, reveló todos los problemas que habían tenido en la producción y declaró que él sabía desde el primer día del rodaje que el film resultaría un fracaso.

City Heat fue un proyecto concebido por el guionista y director Blake Edwards (La pantera rosa) que presentaba una sátira de las viejas películas de gángsters protagonizadas por James Cagney en los años ´40.

El problema fue que Eastwood tuvo una pésima relación con Edwards de entrada y usó sus influencias para cambiar la historia y hacer echar al director. Algo que Burt confirmó en su libro de memorias.

Clint, quien había aceptado hacer el film si le pagaban más que a Reynolds y su nombre aparecía primero en los créditos, puso literalmente al director Richard Benjamin a cargo de la producción y las cosas se hicieron a su gusto.

El guión original se distorsionó tanto que Edwards decidió aparecer en los créditos con el pseudónimo Sam O. Brown, ya que le daba vergüenzalo que habían hecho con su historia.

Un gran inconveniente de este film es que Eastwood interpretaba una clásica copia de Harry, el sucio en los años ´30 y Burt era el compañero gracioso que aportaba los chistes y la dupla no terminaba de funcionar.

De acuerdo a Burt el público no los quería ver de esa manera sino en roles donde se complementaban cono los dos íconos del cine de acción que eran.

Reynolds manifestó que el gran error que cometieron con Eastwood fue hacer una sátira del cine gángster en lugar de un thriller ambientado en la actualidad.

La película tuvo comentarios negativos tanto del público como de la prensa y si bien el proyecto resultó fallido no deja de ser una rareza interesante, por el hecho de haber reunido a los dos actores que dominaban la taquilla de Hollywood en ese momento.

Ahora sí, continuamos con las cinco mejores películas de Burt Reynolds.

5-1

5-THE LONGEST YARD (1974)

Uno de los clásicos más populares de su filmografía que estuvo inspirada en el famoso “Partido de la muerte” que jugaron prisioneros rusos y oficiales nazis durante la Segundo Guerra Mundial.

En la vida real mucho de los jugadores ucranianos que humillaron a los alemanes en dos partidos de fútbol terminaron torturados y en el peor de los casos asesinados por los nazis.

La historia recién se conoció al finalizar la guerra e inspiró varias películas.

La producción húngara, Two Half Times in the Hell (1962), Escape a la  victoria (1981), con Stallone y Michael Caine, y The Longest Yard que fue la más popular de las tres.

En este caso el concepto de la historia se adaptó a un partido de fútbol americano entre un grupo de convictos y los guardias de una prisión.

El director Robert Aldrich, responsable de Doce del patíbulo, abordó la trama como una comedia deportiva, donde se destacaban especialmente Reynolds y Richard Kiel, el recordado Jaws de la saga de James Bond.

La película presentaba una gran fusión de la comedia con la acción y la secuencia del partido final era muy atrapante.

Debido a su enorme popularidad, no fue casualidad que The Longest Yard tuviera tres remakes en el 2001, 2004 y 2015.

La versión más conocida en la actualidad es la del 2004 protagonizada por Adam Sandler, donde Reynolds tuvo un rol secundario.

No pude ver la remake egipcia del 2015, pero las otras dos sin ser malas películas no consiguieron estar a la altura de la original.

4-WHITE LIGHTNING (1973)

Gator McKlusky quedó en el recuerdo como uno de los grandes anti-héroes del cine de acción que Reynolds interpretó en su carrera.

Esta película la destaque en mi Top 200 sobre los mejores filmes del género y representa una de las grandes joyas que surgieron en los años ´70.

Las secuencias de persecuciones automovilísticas son alucinantes y salvo por algunos directores de la actualidad como los realizadores de John Wick, Edgar Wright (Baby Driver) y Christopher McQuarrie (Misión imposible 6), quienes mantienen vivo el estilo de la vieja escuela, ya no se ven escenas de este tipo en el cine.

Esta fue una película importante para Reynolds ya que inició su etapa de proyectos centrados en el sur de los Estados Unidos, donde se convertiría en la figura más popular del cine.

No importaba si estos filmes se estrenaban en Nueva York, Los Ángeles o el resto del mundo porque en el primer fin de semana de exhibición recuperaban con facilidad el presupuesto en los estados norteamericanos del sur.

White Lightinig es un tremendo películón que tuvo una muy buena continuación en Gator (1976), una producción que representó el debut como director del artista.

3-SHARKY´S MACHINE (1981)

Cuando Burt se enteró que Clint Eastwood iba a protagonizar la comedia de camioneros Every Wich Way but Lose (1978) le mandó su amigo un nota con el siguiente mensaje:

“Clint te estás metiendo en mi territorio (por la comedia). Si Every Wich Way but Lose tiene éxito yo voy a protagonizar Harry el, sucio en Atlanta”.

Un tiempo después Sharky´s Machine resultó un suceso comercial elogiado por la prensa y Clint le envió un telegrama a Reynolds que decía: “No estabas bromeando , no?”

En su libro de memorias Reynolds destaca que una de la grandes pasiones de su carrera, a diferencia de lo que la gente creía, no era la actuación sino la dirección.

A Reynolds le encantaba dirigir actores y llegó a tener una camada de alumnos en los cursos que daba.

Su carrera como realizador fue muy irregular donde brindó buena películas como Gator (1976) y otras olvidables que no funcionaron, como fueron los casos de The End (1978) y Stick (1985).

La consagración en su faceta de cineasta la obtuvo con Sharky´s Machine, basada en la novela homónima de William Dihel, que no sólo fue un enorme éxito comercial sino que obtuvo el reconocimiento de la prensa alrededor del mundo.

Esta es una de las grandes joyas de su filmografía en la que desarrolló un gran policial que sorprendió por la calidad de las secuencias de acción.

Una de las cuales todavía cuenta con un Record Guinnes al presentar la mayor secuencia de riesgo de caída libre en la historia del cine.

El stuntman Dar Robinson, considerado el más grande profesional en ese campo, saltó del piso 29 del Hotel Hyatt Regency en una escena escalofriante que nadie pudo igualar hasta la fecha.

Robinson murió unos años después en un accidente de moto y Richard Donner le dedicó Arma Mortal a su memoria.

En esta historia Reynolds interpretaba a un descarado clon de Harry, el sucio, con la diferencia que el detective de Atlanta Tom Sharky tenía más sentido del humor.

La película ofrecía un gran thriller policial donde se destacaban las interpretaciones de Vittorio Gasman, Sela Ward, Charles Durnin y Henry Silva, obviamente en el rol de asesino despiadado.

Tremenda película.

2-DELIVERANCE (1972)

Probablemente uno de los más grandes thrillers de supervivencia de todos los tiempos.

Inclusive creo que hasta califica como una de las mejores obras de terror que surgieron en los años ´70, aunque no se relacione con temáticas sobrenaturales o asesino seriales urbanos.

Burt Reynolds, John Voight, Ned Beatty interpretaban a cuatro amigos que emprendían un viaje en canoa en una zona rural de Georgia.

La excursión que comenzaba como un viaje plancentero se convertía en una odisea cuando se enfrentaban con un grupo de rednecks violentos que no eran precisamente amigos del turismo.

El director de Excalibur, John Boorman creó un thriller apasionante que impactaba emocionalmente por el realismo de las situaciones que enfrentaba los protagonistas.

La película incluía una perturbadora escena de violación masculina que era algo inusual de ver el cine y en su momento fue bastante polémica.

Reynold, John Voight y Ned Beatty especialmente en esta película ofrecen interpretaciones extraordinarias y no es casualidad que por su impacto popular en décadas posteriores fuera una referencia constante en otras producciones.

Especialmente en el género del horror.

La obra de Boorman quedó en el recuerdo por un hecho infame que hoy no se podría volver a repetir. Para ahorrar costos, los productores decidieron no usar dobles de riesgo y los protagonistas hicieron por su cuenta escenas peligrosas que eran una locura.

Un ejemplo de esto lo encontramos en el momento en que Voight escala un acantilado sin ningún tipo de protección.

Otro detalle muy interesante de esta película, que habla también de su popularidad, es que el rodaje de Deliverance transformó la economía del estado de Georgia.

A partir del trabajo de Boorman no sólo se filmaron más producciones en esa región sino que la localidad en la actualidad todavía vive del turismo generado por esta producción.

Les recomiendo el documental The Deliverance of Rabun Country (2012) donde se analiza en profundidad esta cuestión. Un tema muy interesante ya que dividió a la comunidad de ese estado. Así como hay gente que en el siglo 21 todavía vive del turismo que generó el film, también hay vecinos que odian a la película por la imagen negativa que se representaba de los granjeros.

Algo que en realidad excede a Deliverance ya que el cine de terror está plagado de historias con rednecks psicópatas.

1-SMOKEY Y EL BANDIDO (1977)

Bo Darville quedará para siempre como el personaje más popular con el que se lo relacionará a Reynolds en el cine.

Más allá que es mi favorita de su filmografíoa, creo que esta película fue la gran colaboración de Burt con el director Hal Needham que convirtió al Pontiac Trans Am en uno de los vehículos icónicos.

Es una comedia de acción perfecta que te engancha por la química de Reynolds con Sally Field ( la mejor pareja del actor en el cine), las situaciones humorísticas y las tremendas secuencias de acción.

Filmada con 4.3 millones de dólares Smokey y el Bandido recaudó 300 millones de dólares y fue la única producción que pudo desbancar, por una semana, a Star Wars entre las películas más vistas.

Esta película inició la corriente de producciones clase B con camioneros que se filmarían luego en el sur de los Estados Unidos y la serie de los Duke de Hazzard que no hubiera existido sin el suceso de Bandido y su Tras Am.

Así concluye este repaso por 15 de las mejores películas que brindó Burt Reynolds en su carrera. Todas estas producciones se pueden conseguir con facilidad en internet y las recomiendo para disfrutar a una de las grandes leyendas del cine hollwyoodense.

Gracias por todo Bandido.

(1936-2018).

3 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.