Grandes pinballs de la historia: Black Hole (1981)

Hasta 1992, cuando apareció el de Los Locos Addams, Black Hole mantuvo el récord de ser la mesa más rentable de todos los tiempos.

En los Estados Unidos principalmente arrasó con las cifras de dinero recaudado en las fichas que activaban el juego, debido a que tenían el precio especial de 50 centavos.

Por consiguiente, la gente lo jugaba más seguido ya que era más barato que el resto de las propuestas.

Durante muchos años muchos jugadores estuvieron convencidos que este flipper estaba relacionado con la famosa película de Disney, The Black Hole (1979), pero la realidad es que el producto de la compañía Gottlieb no tenía nada que ver.

Esta confusión se produjo probablemente por el hecho que las letras del nombre de la mesa tenían cierta similitud a las del título del film, además de la presencia del agujero negro y la temática del espacio.

 

Black Hole fue una auténtica joya de los pinballs de los años ´80 y pasó a la historia por incluir la revolucionaria superficie de juego inferior invertida que no tenía antecedentes en el género.

Es decir que debajo del campo de juego central venía otra plataforma donde las paletas funcionaban al revés. En lugar de pegarla a la bola para arriba en este caso tenías que hacerlo para abajo con el objetivo de no perderla.

Una opción que se habilitaba cuando se ubicaba la bola en el extremo superior izquierdo y el jugador entraba en el agujero negro.

En su momento esto fue muy novedoso contribuyó a que los pinballs se convirtieran en propuestas de entretenimiento más modernas.

Al igual que Space Shuttle, previamente reseñado en esta sección, Black Hole se destacó como uno de los primeros flippers que proponía una experiencia inmersiva.

A diferencia del resto de las mesas que sólo generaban ruidos cuando la bola golpeaba algún bumper, acá los efectos de sonido generaban la atmósfera perfecta de una misión espacial.

Algo que se intensificaba con una gran voz electrónica que le hacia comentarios al jugador.

Cabe destacar también el fantástico arte de Terry Doerzapah con una paleta de tonos azulados donde se retrata a diversos astronautas en una misión espacial.

El sistema de iluminación también estuvo muy bien implementado y el agujero negro que giraba en el panel central eran otros dos elementos que contribuían a que esta mesa se destacara frente a otras propuestas de ese período o más antiguas.

Black Hole actualmente se puede disfrutar en una gran versión digital que capta a la perfección todas estas características que tuvo la máquina original.

A continuación pueden ver como funciona la mesa real y el sistema de plataforma invertida.

5 Comentarios

  1. Muy loco.
    Confieso que juro no haber visto mucho de los flippers que reseñas…

    A modo de juego, si pudieras elegir uno, olvidate de costos, disponibilidad…que unica mesa tendrias en tu casa??

    Bah, por ahi pregunto pavadas y tenes 10!!! jajajaja

    Buen informe, saludos

  2. No! ja ja! Ojala! Tendría que ser alguno de estos. Si puedo conseguir uno que sea de este grupo:
    Star Trek: Next Generation (obra maestra),Lethal Weapon 3, Red & Tex Roadshow, el de las cabezas parlantes, Theatre of Magic, Medieval Madness, Black Rose (uno de piratas), Scared Stiff (el segundo flipper de Elvira) o Monster Bash (el pinball del Dark Universe).
    Con cualquiera de estos soy feliz porque son parte de mis máximos favoritos.
    Los que más tengo chances de conseguir porque están disponible es el de Lethal Weapon 3 y Black Rose. Algún día!:)

  3. Muy bueno, maravilloso ese segundo pimball en el “subsuelo” de la mesa!!! Que raro no recuerdo haberlo visto nunca y eso que en el 81 yo ya tenia 11 años así que imganinate desde ahi hasta la fecha las casas de video juegos a las que habre entrado!!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.