El regreso de Barbarella en los cómics

Una de mis series favoritas del año que revive a una clásica heroína de la ciencia ficción completamente evolucionada.

La sorpresa del regreso de Barbarella a los cómics se puede comparar con la misma situación que se generó en la televisión con la serie Cobra Kai.

La idea que una compañía norteamericana, como es en este caso Dynamite, comprara los derechos de un personaje de culto como este para publicar una nueva serie generaba muchas dudas.

Sobre todo por el hecho que los contenidos del cómic europeo (y en especial los de Barbarella) son imposibles de concebir en un momento donde las sensibilidades están a flor de piel, por cualquier cosa, y todo se rige por la pautas sociales que impone la corrección políticas.

La gran sorpresa de esta propuesta es que si a la revista le quitás el logo de Dynamite tranquilamente podría pasar por un cómic francés, ya que no tiene nada que ver con las cosas que se hacen por lo general en Estados Unidos.

Se trata de una obra desarrollada con muchísimo cariño y respeto por la creación de Jean-Claude Forest, quien falleció en 1998.

Al leer este cómic te das cuenta que en Dynamite seleccionó con cuidado el equipo creativo para que la heroína futurista no fuera distorsionada en otra cosa.

El guión está a cargo de Mike Carey, un guionista inglés con basta experiencia en propuestas para lectores adultos, donde se lució en las colecciones de Hellblazer, Lucifer y los especiales de Sandman, para la línea DC/Vertigo.

Carey contó además con la colaboración de Jean Marc-Lofficier, quie fue responsable de la aclamada trilogía del Expresionismo alemán en DC con Batman, Wonder Woman y Superman, además de escribir populares series de animación de los ´80 como Patoaventuras y Los Cazafantasmas.

Los guionistas consiguen revivir a Barbarella con éxito con una propuesta donde el peso de la trama se enfoca más en el contenido de ciencia ficción que en los elementos sexuales.

Por supuesto el personaje no sería lo mismo si el cómic erradicara por completo el erotismo tradicional de sus aventuras , pero en este caso le dan más espacio a la heroína para poder desarrollar su personalidad y los conflictos.

La nueva Barbarella aparece desnuda cada tanto y ya desde el primer número tiene relaciones con una chica cyborg pero el sexo no acapara la atención de la revista.

Carey toma los elementos bizarros que solían aparecer en las viejas historietas de los años ´60 pero en su interpretación los desarrolla con un conflicto más solido.

Por consiguiente, a diferencia del cómic original los villanos tienen una finalidad en la trama y no aparecen para justificar que la protagonista se acueste con alguien en una aventura.

La serie comienza con una trama muy interesante donde Barbarella es arrestada por contrabando en un planeta gobernado por una institución religiosa.

Su crimen no es otro que transportar una vagina en su cuerpo, que los sacerdotes de ese planeta consideran un elemento de perversión para que los humanos terminen corrompidos espiritualmente por el sexo.

La trama es tan bizarra como atrapante desde el primer numero y se refiere a como los dogmas religioso determinan en este caso lo que una mujer debe hacer con su cuerpo.

Si convertir al cómic en un burdo panfleto político Barbarella hace alusión a muchas cuestiones que hoy son de público debate en la sociedad sobre cuestiones de género y sexualidad.

Lo genial de esta propuesta es que si bien estas cuestiones pueden ser percibidas en la trama, el autor no se olvida de brindar una buena aventura de ciencia ficción con acción, personajes bizarros y situaciones disparatadas.

Barbarella aparece menos sexualizada pero conserva su clásica personalidad, los comentarios irónicos y hasta su clásico y sensual traje rojo.

El arte de la revista quedó a cargo de Kenan Yarar, un artista turco que desconocía, cuyas ilustraciones remiten claramente al cómic europeo.

Si bien paisajes y escenarios son impresionantes por todos los detalles que brinda en cada viñeta, en ocasiones su Barbarella parece terminada a las apuradas y esto atenta contra la belleza que se supone tiene el personaje.

No obstante a partir del cuarto número Yanan corrige bastante esta cuestión y su arte aparece más pulido.

Dynamite se pasó con este gran relanzamiento de Barbarella, cuyo primer número se publicó en diciembre del año pasado para celebrar el 55 aniversario del personaje.

Junto con la serie de Bettie Paige es lo más creativo y original que brindo la compañía en el último tiempo.

¿Es un cómic para todo el mundo?

No.

Quienes no sean muy seguidores de la historieta europea tal vez se aburran con esto porque Barbarella no es una integrante de la Liga de la Justicia y o los X-Men.

Sus aventuras van por otro lado pero si te gusta el personajes no vas a quedar decepcionado con la nueva serie.

Por cierto, a raíz de este nuevo lanzamiento Dynamite volvió a publicar las historias originales de Jean-Claude Forest que no eran fáciles de conseguir en inglés.

Para cerrar esta nota los dejo con este gran video de Kylie Minogue donde le rinde homenaje a los famosos créditos iniciales de la película de Barbarella.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.