Retrospectiva Dark Universe: El hombre lobo (1941)

Todas las nociones y conceptos que tenes del personaje del hombre lobo nacieron con esta obra maestra del cine de terror, que además representa una de las producciones más relevantes en la historia del Dark Universe.

El plato fuerte del estudio Universal para 1941 fue el relanzamiento de este monstruo que había tenido su debut en 1935.

Sin embargo en esta oportunidad los directivos de la franquicia decidieron encarar el proyecto de un modo diferente.

Una cualidad muy especial que tuvo este film es que a diferencia de Frankenstein y Drácula,  el argumento no se basó en ninguna fuente literaria.

Es decir que el guionista Curt Siodmak construyó la mitología del personaje sin tomar como referencia alguna historia previa, que por cierto tampoco abundaban en el género.

En esta producción se presentaron por primera vez todos esos elementos que hoy asociamos con la historia tradicional del monstruo, como la clásica transformación durante la luna llena y los conceptos básicos de la licantropía, que décadas más tarde se utilizarían en numerosas películas populares como Un hombre lobo americano en Londres y Aullidos, entre otras.

El film de George Waggner sentó las bases de los que serían los relatos de esta temática más allá del cine, ya que su labor también tuvo influencias en el campo de la literatura de prosa y los cómics.

Para el rol principal los productores eligieron Lon Chaney Jr, hijo del actor que encarnó a los primeros monstruos del Dark Universe, quien hasta ese momento venía remando su carrera con mucha dedicación.

La carrera de Junior corría el peligro de quedar encasillada en los roles de gángsters y mercenarios secundarios cuando el estudio le confió el papel protagónico de Man-Eater Monster, esa especie de anti-héroe eléctrico que reseñe previamente en este informe.

El suceso comercial del film generó que en Universal lo eligieran para encarnar al hombre lobo, donde Chaney jr. ofrecería la mejor interpretación de su carrera.

El reparto se completaba con las participaciones de Claude Rains, el primer Hombre invisible; Evelin Ankers, quien se convertiría en una de las primeras scream queens de Hollywood; Warren Williams, una de las figuras más populares de aquellos días, Ralph Bellamy (His Girl Friday) y Bela Lugosi en modo Dios como un adivino que se llamaba…Bela.

No puedo olvidar tampoco a la actriz rusa Maria Ouspenskaya en el rol de la gitana sabia que quedó en el recuerdo como uno de los personajes más populares de este film.

La jerarquía de reparto dejaba en claro que esta no era otra producción clase B, sino una apuesta fuerte de Universal por volver a estrenar películas de terror de calidad.

Algo que sobresale también al repasar estos filmes en el orden cronológico en el que se estrenaron.

El hombre lobo trajo de regreso el cine de horror de primer nivel con una propuesta que relanzaba al personaje a través de una historia más intensa.

Un detalle genial de esta película es que los primeros 15 minutos se desarrollan como una típica propuesta romántica y uno llega a olvidarse que se trata de una historia del Dark Universe por la gran química de los protagonistas.

Chaney interpreta a Larry Talbot, un hombre que regresa a la casa de su familia en Inglaterra, luego de la muerte de su hermano, con el objetivo de reconciliarse con su padre.

Durante su estadía en el lugar se enamora de Gwen, una chica que conoce en un negocio de antigüedades. Con ka excusa de conversar con ella, Larry compra un bastón elegante que lleva la imagen de un lobo, un instrumento que definirá su destino.

Una noche mientras caminan por un fantástico bosque tenebroso, típico del Dark Universe, la pareja escucha los gritos desesperados de una amiga de Gwen que es perseguida por un lobo.

Larry logra salvarla y mata al animal con su bastón pero es herido en la pelea. Su vida hubiera seguido un curso normal de no ser porque la bestia era un hombre lobo.

El film del director  Waggner adquiere un tono más trágico cuando el protagonista empieza a sufrir los efectos de haber sido por el monstruo.

Su psiquis y apariencia física se ve afectada por una enfermedad que lo convierte en una bestia asesina y de ese modo nace un nueva leyenda en el cine de terror.

A diferencias de otras películas donde el villano por lo general ya tenía un comportamiento extraño de entrada, en este caso el público era testigo como un buen hombre se transformaba en un psicópata asesino.

Uno de los grandes aciertos de este film pasó por la extraordinaria labor de Jack Pierce en el maquillaje, quien esta vez pudo caracterizar al personaje con un aspecto más aterrador, como no lo había podido conseguir en 1935.

En pocos años los efectos especiales evolucionaron notablemente en Hollywood y en Universal supieron aprovecharlos para las impactantes escenas de la transformación del protagonista, que en 1941 era novedosa de ver para el público.

La escena del primer ataque de hombre lobo, con esa fantástica ambientación gótica, resultaba fascinante y lograba que el personaje fuera aterrador.

Aunque el público de los Estados Unidos el 12  de diciembre de 1941 todavía se encontraba conmocionado por el ataque de Pearl Harbor, la gente respondió en los cines y convirtió al hombre lobo en uno de los personajes más populares del estudio Universal.

La película resultó aclamada por la prensa pero su impacto tuvo una consecuencia más importante todavía.

El hombre lobo revivió el cine de terror de calidad en e impulsó otra el género otra vez en el cine norteamericano.

Su aparición marca una bisagra en esta historia, ya que a partir del estreno de esta película el Dark Universe pasó a estrenar entre seis y ocho películas en los años siguientes.

El concepto que había sido creado por Carl Laemmle Jr, y rechazado por los directivos de Universal un tiempo atrás, ahora disfrutaba su máximo momento de gloria.

El hombre lobo regresaría en otras cuatro continuaciones, todas protagonizadas por Lon Chaney Jr que convertirían al monstruo en uno de los íconos principales de esta franquicia.

Este era el avance original.

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Para mi joe jhonston seria un buen candidato para dirigir (y levantar) este universo; mezcla muy bien el terror y la aventura.

    Es mas, con el hombre lobo de benicio del toro, el hombre invisible de kevin bacon y la momia de brendan fraser, universal estaba mejor parado que hoy dia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.