Retrospectiva Dark Universe: El gato negro (1941)

El plato fuerte que los estudios Universal programaron en el Dark Universe para 1941 fue el relanzamiento de El hombre lobo, que se convertiría en uno de los clásicos más importantes de esta franquicia.

Antes que esa producción llegara a los cines en diciembre de ese año, unos meses atrás estrenaron una nueva versión de El gato negro, que en 1934 habían protagonizado Bela Lugosi y Boris Karloff.

Una película que como comenté en su reseña fue una de las más zarpada propuestas de esta saga por los elementos relacionados con el sadismo y el Ocultismo. Además quedó en el recuerdo como la mejor colaboración entre esos dos actores.

Aunque en los créditos se mencionaba que la historia estaba basada en una obra de Edgar Allan Poe el argumento no tenía nada que ver con su fuente literaria y lo mismo ocurrió con la versión del ´41.

En esta ocasión la propuesta combinó los misterios policiales con la comedia de humor negro.

El gato negro reunió un gran elenco donde sobresalieron las presencias de Basil Rathbone, quien para entonces ya era reconocido por su interpretación de Sherlock Holmes; Broderick Crafword, una de las figuras más populares de aquellos años; Anne Gynne, una de las modelos de pin up más famosas de la década de 1940 y abuela de Chris Pine; Bela Lugosi: Gale Sondergaard, la primera ganadora del Oscar en 1936 en el rubro de Mejor Actriz secundaria y un joven Alan Ladd, quien un tiempo después se convertiría en una de las estrellas del género policial.

La película además contaba con cameo especial de Marlene Dietrich, quien era la novia de Broderick Crawford y terminó convencida por los productores para aparecer en una escena como extra.

La historia jugaba con la idea de las casas embrujadas y los enredos humorísticos que se mezclaban además en una trama policial.

Una anciana millonaria amante de los gatos se encuentra mal de salud y todos sus familiares se reúnen en la mansión esperando que se muera de una vez así se reparten la herencia.

Esta premisa es fantástica por que ya de entrada se establecía que la mayoría de los protagonistas eran seres codiciosos dispuestos hacer cualquier cosa por obtener la plata de la pobre vieja.

Uno de los pocos personajes sin maldad de este film, al margen de la anciana, es el gato negro que le da al título al film y tiene una participación especial en el conflicto.

Cuando la millonaria aparece asesinada todos sus familiares se convierten en sospechosos del crimen y las cosas se complican cuando los cadáveres empiezan a aumentar en la mansión.

Sinceramente me cuesta mucho entender las críticas negativas hacia esta película que hoy se pueden encontrar en internet.

Esta versión de El gato negro tal vez no será uno de los filmes relevantes del Dark Universe pero brindó un gran entretenimiento dentro de su género,

El director Albert Rogell hizo un gran trabajo con el manejo del suspenso donde todos los personajes son sospechosos y la revelación del asesino resulta inesperada.

También están muy bien manejado los momentos humorísticos que tenían algunos guiños divertidos.

Así como en Deadpool 2 había una referencia al hecho que Josh Brolin había interpretado a Thanos en El gato Negro se produce una situación similar cuando Broderick Crawford le dice a Basil Rathbone que se cree Sherlock Holmes.

Otra gran virtud de esta película se relaciona con las tremendas ambientaciones de horror gótico que creó Stanley Cortez con la fotografía.

Ese es un detalle que me gusta mucho de este film.

Si bien tiene humor y la trama se centra en un misterio policial la estética de la película  tienen la impronta visual del Dark Universe.

Un gran defensor de esta producción en su momento fue Orson Welles, quien quedó tan impactado con el trabajo de Cortez que luego lo contrató para su película El cuarto mandamiento, por la que terminó nominada al Oscar.

Otra labor famosa de este director de fotografía relacionada con las ambientaciones góticas la encontramos en el clásico La noche del cazador (1955) con Robert Micthum.

Si hubiera que objetarle algo a esta propuesta es que los realizadores no supieron aprovechar mejor a Bela Lugosi, quien tenía un rol muy limitado que no aportaba más allá de algún momento bizarro como el cuidador de los gatos en la mansión.

Aunque la trama no tiene nada que ver con la obra de Edgar Allan Poe, considero que El gato negro es una propuesta muy entretenida del Dark Universe que vale la pena conocer.

Este era el avance original.

 

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.