Historia de Wonder Woman: Volumen II

Capítulo 57: Kingdom Come

Una particularidad positiva de los años ´90 en los cómics es que más allá de lo cambios radicales que tuvieron muchos personajes clásicos, en el género de superhéroes, este fue un período muy fructífero donde surgieron numerosas propuestas interesantes.

Muy especialmente en lo que se refiere a Wonder Woman que es el tema en que se centra este informe.

Junto con la serie regular, que para 1996 se preparaba a iniciar una nueva etapa, en paralelo surgieron varios especiales que la tuvieron en roles protagónicos.

En el episodio de hoy me voy a referir a una miniserie que es considerada una de las grandes obras maestras de la historieta norteamericana de las últimas décadas.

Si buscan información por otras fuentes no van a encontrar más que elogios cuando se trata de reseñar Kingdom Come, que para muchos amantes de los cómics son esos gigantes intocables que representa la máxima celebración de los íconos de DC.

En lo personal siempre la  aprecié como propuesta independiente dentro del contexto histórico en que surgió, pero como fan de Wonder Woman no me gusta en absoluto el retrato de personaje.

Primero es menester recordar el momento en que esta obra fue concebida, ya que es un factor clave en su valoración.

En 1996 los cómics se había vuelto bastante violentos y casi todos los personajes clásicos en el campo de los supehéroes habían sufrido alguna modificación desafortunada, ya sea en sus aspectos físicos o en las historias.

Mark Waid, uno de los grandes guionistas del género (pese a que parece no haber leído muchos cómics de Wonder Woman al momento de concebir este guión) desarrolló Kingdom Come junto a Alex Ross, un artista muy popular reconocido por el realismo que suelen tener sus imponentes ilustraciones.

Un elemento que sería clave en la trascendencia de de esta propuesta. Estoy convencido que sin el arte de Ross esta miniserie no hubiera tenido la misma repercusión.

No porque la historia no lo merezca pero la labor del ilustrador hizo de la lectura de Kingdom Come una propuesta única y especial que no se hubiera podido conseguir con otro dibujante.

Frente a la violencia y oscuridad que predominaba en la historieta de aquellos días, Waid y Ross decidieron rescatar en ese momento, si se quiere inclusive a modo de protesta, la inocencia y el espíritu noble de los héroes de la Era Dorada, que surgieron en los años ´40.

A lo largo de la trama Kingdom Come propone un choque cultural entre los íconos clásicos y la historieta moderna de los ´90 a través de una original interpretación del libro del Apocalipsis de la Biblia.

Las referencias religiosas en las tramas son muy fuertes y no fue casualidad que el conflicto fuera narrado desde la visión de un pastor protestante quien seriá el encargado de advertir la venida del Juicio Final en la Tierra.

Diez años antes del comienzo del conflicto principal,  el Guasón masacraba a todo el personal del diario Daily Planet, donde perdían sus vidas las personas más allegadas a Superman , como Lois Lane, Jimmy Olsen y Perry White.

Mientras el villano se preparaba para enfrentar un juicio aparecía un nuevo héroe llamado Magog y lo asesinaba a sangre fría, en un hecho que lo volvía popular en la sociedad.

Superman, indignado por la respuesta de la gente ante un asesino que se convertía en un ídolo celebrado, se retiraba como justiciero, junto con el resto de sus compañeros.

Durante esa década de ausencia el mundo se encuentra sobrepoblado de superhéroes que se desenvuelven con un perfil más violento al que solían tener los viejos miembros de la Liga de la Justicia.

Cuando los nuevos héroes liderados por Magog parecen estar más descontrolados que nunca, Diana se presenta ante un envejecido Kal-El para convencerlo que refunde la Liga otra vez y guíe a los nuevos héroes con su liderazgo.

Hasta esa primera aparición, Wonder Woman, quien a diferencias de sus colegas sigue rejuvenecida, mantiene su personalidad habitual, pese a que su misión de paz fracasó en la Tierra y esto la llevó a perder su rol de princesa entre las amazonas.

Superman eventualmente asume la responsabilidad de de liderar a las nuevas generaciones de justicieros juntos con sus viejos colegas frente a la fuerzas de Magog (quien representa toda toda la oscuridad y degradación de la industria del cómic de los ´90) y el Frente de Liberación de la Humanidad, comandado por Lext Luthor, entre otros villanos.

Entre todos los héroes clásicos el peor retrato de esta serie para mí se lo lleva Wonder Woman, quien tras una positiva introducción, pasa a cometer un montón de cagadas que jamás hubiera hecho el personaje ni cuadran con su personalidad.

Hay un momento donde Diana se convierte en una heroína mucho mas intolerante que Batman, quien parece Gandhi al lado de ella, y presenta algunas actitudes detestables.

Algo que no ocurrió con otros héroes como Flash y Hawkman que dentro de todo mantuvieron su imagen de íconos positivos.

Hay un momento de esta historia donde Diana se abre de la Liga para exigirle (de un modo prepotente) a las Naciones Unidas que le cedan un territorio contaminado por la radiación. Su plan es crear una especie de campo de concentración para encerrar a todos los villanos y las personas y metahumanos que se oponen a la Liga.

Sinceramente, la primera vez que leí el cómic al llegar a esa parte estuve convencido que Waid y Ross crearon el guión bajo los efectos de alguna sustancia lisérgica.

Diana ya venía bastante vapuleada en su serie normal con la Wonder Woman stripper,  por lo que verla tan arrogante y soberbia en Kingdom Com particularmente me resulto chocante.

Y las cosas después empeoran porque si bien la heroína cambia de actitud y se redime, luego termina embarazada de Superman en uno de los mas grandes WTF que se concibieron en la bibliografía de este personaje.

Puedo entender y hasta apoyar un embarazo de ella con Conan, el bárbaro, una de las mejores parejas que tuvo en sus aventuras ,pero con Superman no hay modo.

Resulta muy difícil comprar esa relación porque ya se probó hasta el hartazgo que son incompatibles y el modo en que se desarrolla el romance entre ellos en Kingdom Come tampoco es creíble.

Por ese motivo siempre estuve en contra que esta miniserie se tome como parte de un posible futuro de los personajes en sus series regulares.

Me parece bárbaro como un experimento creativo dentro de un universo alternativo pero como destino final de Wonder Woman no me gusta para nada.

Ahora bien, al margen de estas cuestiones argumentales que le objeto al cómic en lo referido a los aspectos visuales es una obra maestra sin discusión.

La labor de Ross con las pinturas en acuarelas, sin exagerar, logran que cada vieñta sea una obra de arte para enmarcar.

El realismo de las expresiones en cada personaje es imponente y en 1996 cuando la miniserie surgió por primera vez le rompió la cabeza a todo el mundo.

Con respecto al diseño de Wonder Woman me gustó mucho la labor de Ross que fusionó un poco la estética de la heroína de la Era Dorada con la versión moderna.

Las secuencias en las que aparece con la armadura amazona de combate son imponentes.

El retrato de la acción es otro de los fuerte de Ross donde ilustra una guerra civil de superhéroes que se vuelve completamente épica.

Inclusive presenta referencias directas a la serie animada de los Super Amigos de la que el artista es fan.

Es justo mencionar que Alex Ross años después redimió con toda su gloria a Wonder Woman en una excelente novela gráfica titulada Espíritu de verdad que resaltó los mejores valores del personajes en una propuesta brillante que más adelante comentaré.

Kingdom Come en 1996 fue un fenómeno importante cuyo éxito luego derivó en la publicación de precuelas y continuaciones, sin la participaciones de los autores originales que expandieron este relato.

Aunque es la obra original la que representa una lectura obligatoria para todo seguidor del género.

 

7 Comentarios

  1. En las comiquerias se consigue una edición de tapa dura de Kingdom Come muy buena de una editorial española, tiene 800 páginas con los anexos. Wonder Woman es uno de los personajes más maltratados (se merecía una serie de Bruce Timm como las tuvo Batman y Superman). Una película animada que tomo muchos elemento de este comic fue Superman vs la Elite( muy buena, lastima la animación).

  2. Me parece que en Kingdom Come trataron de mostrar como el mundo había cambiado a Winder Woman y como ella trataba de cambiarlo una vez fracasada su misión de paz. Sobre su relación con Superman, al menos esta ubicada en un futuro alterno donde Clark perdió a Lois, asi que al menos dejan claro que muchas cosas tienen que pasar para que eso sucediera en la continuidad normal.
    Tienen razón en que Magog representa lo peor de los 90′.El propio Alex Ross admitió que esta basado en Cable.

  3. El punto es que de todos los héroes clásicos el que peor queda retratado desde la visión de Waid fue Wonder Woman, quien durante la mayor parte de esta historia es directamente otro personaje. Se le pueden dar mil explicaciones desde lo argumental pero no estuvo bueno lo que hizo con el personaje femenino más relevante y el romance con Superman tiene menos desarrollo que una novela de Crepúsculo.
    En lo referido a Kingdom Come siempre nos quedamos con los laureles pero también tiene sus cuestiones debatibles que por lo menos a mí no me gustaron en absoluto.

  4. Esta obra es lo que es gracias al genio de Alex Ross no hay duda en eso, con cualquier otro dibujante pasaba de 10 a 6 puntos fácil.

  5. Hola, antes que nada, felicidades por el excelente blog que administras, soy de bolivia y muchas cosas que he aprendido aquí me parecen muy útiles para los talleres de cómic que doy en una fundación cultural. Muchas gracias.
    Pero al punto, el lo referente a la visión de Wonder woman en kingdon come, debo decir que es muy acertada, para empezar Diana actúa como una amazona guerrera en vez de una amazona embajadora de la paz, debido a que esto último fracaso, Batman se lo hecha en cara, recuerdas? Cuando se van al cielo y ven llegar las bombas. Y que quede como pareja de Clark es lo más lógico, el es viudo, si su esposa siguiera con vida no se le pasaría esa idea por la cabeza, a fin de cuentas recuerda, los hombres son hombres y las mujeres son mujeres, todos tienen necesidades. Incluso Wonder woman. Por último, en el epílogo de la obra en cuestión, se habla de que Batman va entrenar al hijo de los más poderosos del mundo, es decir, el héroe definitivo. Eso pienso yo, en fin. Que tengan un buen día.

  6. Gracias Marcelo.
    Respeto tu opinión, pero me parece que el retrato que se hace de ella fue el menos positivo entre todos los héroes clásicos. Por ahí pasa mi objeción. Una cosa es que se retrate su faceta de guerrera y otra muy distinta es que actúe como una fundamentalista intolerante (recordemos que casi propone crear un campo de concentración para los que piensan diferente) que va a contramano con la esencia y valores centrales del personajes. Te la compro como interpretación alternativa del personaje, que es válida, pero en mi caso no me gustó para nada.
    En cuanto al romance me pareció muy forzado.
    Como mencionó otro lector (Guillermo) sin el arte de Alex Ross, Kingdom Come es probable que no hubiera trascendido de la misma manera.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.