Retrospectiva Dark Universe: Black Friday (1940)

Con la llegada de la década de 1940 el estudio Universal volvió a relanzar el con más de una película por año.

Por lo general a partir de este período empezaron a realizar entre tres y cinco producciones por año logrando un récord en 1944, con ocho filmes estrenados en un período de 12 meses.

Tras el regreso del hombre invisible la franquicia sorprendió en abril del ´40 con Black Friday, una propuesta que se convertiría en una auténtica rareza de esta temática.

La característica especial de este film es que presentó una inusual fusión de géneros donde el terror y la ciencia ficción se combinó con el cine gángster.

Una mezcla que en principio puede sonar extraña pero Arthur Lubin logró que funcionara a la perfección.

Por aquellos días las historias de mafiosos eran muy populares y en Universal decidieron combinar en una misma película los géneros que más plata recaudaban en la taquilla.

Aunque los afiches del film promocionaban esta propuesta con los nombres de Boris Karloff y Bela Lugosi, los actores nunca se cruzaron durante el rodaje y tampoco llegaron a compartir una escena juntos en la historia.

El verdadero protagonista fue Stanley Ridges, quien interpretaba a un profesor de literatura que terminaba en coma luego de ser atropellado en la calle.

Karloff encarnaba al doctor Ernest Sovac, un científico excéntrico, quien afligido por el accidente de su mejor amigo realizaba un experimento para salvarle la vida.

Sovac le transplantaba al profesor parte del cerebro de otro hombre que había muerto recientemente.

La operación en un principio resultaba exitosa y el docente lograba retomar la normalidad de su vida. La situación del protagonista se complicaba cuando empezaba a manisfestar cambios radicales en su conducta y Sovac entonces descubría que el cerebro que había utilizado pertenecía al famoso gángster Red Cannon.

Un criminal que antes de morir escondió 500 mil dólares en la ciudad.

Karloff entonces manipulaba a su amigo con el objetivo de conseguir el botín perdido, mientras la salud mental del docente se deterioraba a medida que asumía la personalidad del mafioso.

La interpretación de Stanley Ridges en este film es extraordinaria por el modo en que se transforma de un profesor universitario a un gángster sanguinario. La manera en que trabajó la psicología de estos dos hombres tan diferentes generó que se robara esta producción.

Karloff acompañó en un rol secundario y Bella Lugosi tenía un breve rol como el rival del gángster que escondió el dinero, pero ninguno de ellos fue la figura esteler de Black Friday.

Obviamente la película jugaba con el clásico concepto de Doctor Jeckill y Mr. Hide de Stevenson, pero en el gancho en este caso era el modo en que se narraba la trama.

La trama jugaba con la ciencia ficción y el terror pero al mismo tiempo se desarrollaba como un policial negro.

En este caso la película de Lubin se alejó de la estética gótica que solían tener las propuestas del Dark Universe, para presentar una ambientación diferente que luego definiría el cine noir hollywoodense de los años ´50.

En apenas 70 minutos el director logra comprimir un thriller muy entretenido que en su momento llamó la atención por esta combinación inusual de géneros.

Una muy buena rareza del Dark Universe que se puede conseguir con facilidad.

Este era el avance original.

2 Comentarios

  1. Me sigo sorprendiendo por lo amplio de la temática del dark universe. 8 películas en 1 año. ..y Carl Laemmle Jr, que hacía? Que loco ver crecer lo que él inicio, mientras él no estaba en ninguno de esos proyectos

  2. Eso es lo más triste de todo Fede, porque por una serie de fiascos comerciales (que no fueron malas películas) Junior terminó marginado para siempre en Hollywood sin posibilidad de trabajar y Universal explotó su creación.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.