Historia de Wonder Woman: Volumen II

Capítulo 53: Las eternas tribulaciones de Donna Troy

Creo que todo lector de cómic que sobrevivió los años ´90 está curado del espanto y sabe que la calidad de las historietas pueden decaer en el futuro, pero nada será peor que las cosas que se hicieron en esa década.

Un período rarísimo donde era habitual, especialmente en DC y Marvel encontrarse con argumentos que no tenían el menor sentido. Algunos amantes de este arte suelen describir esta etapa como un revival de la Era de Plata de los años ´50, donde los argumentos se volvieron delirantes e incoherentes.

Si bien las tramas eran más oscuras, los conflictos bizarros que gestaron los autores fueron tan desquiciados que el género dejó de tener sentido.

No es casualidad que en este período muchas editoriales independientes empezaron a tener éxito con sus propuestas, ya que el público se cansó de las líneas argumentales de las principales compañías que eran imposibles de seguir.

Pobre Donna Troy.

La primera mitad de los ´90 fueron deprimentes para ella y el autor Marv Wolfman se esforzó por convertir su vida en una telenovela de Thalía.

Mientras Diana trabajaba en un restaurante de burritos para llegar a fin de mes en el anual número siete de los Titanes (1991) comenzó unos de los arcos argumentales más lisérgicos que se concibieron en aquellos años.

Cuando la vida de Donna parecía tener cierta estabilidad, de la nada aparecía un grupo llamado Team Titans que intentaba matarla.

Estos individuos eran una versión futurista de los Titanes que habían viajado al pasado para prevenir que Donna tuviera un hijo, quien estaba destinado a convertirse en un poderoso dictador.

El niño al nacer había heredado los poderes de los Titanes griegos a un nivel superior al punto que se convertía en Dios. Tras matar a su madre se transformaba en adulto y se convertía en un dictador llamado Lord Chaos.

Durante varios números se desarrolló este argumento caótico, con una marcada reminiscensia a los filmes de Terminator.

Para resolver todo este lío de futuros alternativos, Donna toma una decisión más práctica y decide sacrificar sus poderes para tener a sus hijo sin problemas.

Sin embargo esa decisión la deja fuera de los Titanes, ya que pasa a convertirse en una persona común y corriente.

Durante este período las ventas del cómic de los Titans que en los ´80 habían sido uno de los principales best-sellers decayeron drásticamente.

En parte porque los argumentos que se ofrecían era confusos y la vida de los personajes se había vuelto deprimente.

Nightwing y Star Fire terminaban con su relación, Raven, una de las integrantes femeninas populares del grupo, reaparecía como villana y obviamente Donna Troy no era ajena a los problemas.

Las tareas de la maternidad y la vida cotidiana la estancaba en la tristeza y su intención por recuperar sus poderes para volver con los Titanes le generaba un conflicto familiar que derivaba en un divorcio con su esposo Terry Long.

Sin embargo la cosa no terminaba ahí, porque el culebrón mexicano se completaba cuando Terry establecía una demanda judicial para quitarle la tenencia de su hijo, que encima ganaba en una corte, porque el juez entendía que la relación de ella con los Titanes representaba un peligro para el niño.

La pobre Donna, sin poderes ni familia, entonces tomaba una decisión particular.

¡Se iba al espacio!

Donna Troy y los Darkstars

Probablemente el mejor período de esta heroína tuvo lugar cuando se sacó de encima a su marido Terry Long, quien eventualmente cayó víctima de “la maldición de Steve Trevor“.

Ese personaje afable que George Pérez había creado en los ´80 para 1991 en manos de Marv Wolfman se había vuelto infumable, y por esa razón el romance de Donna con el nuevo Linterna Verde, de ese momento Kyle Rayner fue bien recibido entre los lectores.

En octubre de 1992 DC presentó un nuevo cómic que en lo personal ubico entre las pocas cosas positivas que surgieron en esta editorial en la primera mitad de esa década.

Los Darkstars eran una fuerza policial del espacio que habían sido creados por los Guardianes del Universo como sustituto de los Green Lantern Corps, quien por entonces tenían algunos problemitas debido a un muchacho llamado Hal Jordan, que tenía algunas dificultades para controlar su ira. Aunque eso es un tema para la próxima nota.

Liderados por el ex Lantern, John Stewart los Darkstars funcionaban como una agrupación muy similar a los Guardianes de la Galaxia de Marvel que se veían involucrados en conflictos relacionados con la ciencia ficción.

Este cómic estaba muy bueno y en su momento fue un poco de aire fresco ante tantas situaciones bizarras que vivían los personajes más conocidos en la Tierra.

Lamentablemente el público no acompañó y la revista fue cancelada luego de 39 números.

En en el número 23 se produjo la incorporación oficial de Donna en los Darkstars que brindaría una de las mejores (aunque breve) etapas del personaje.

El guionista Michael Jean Friedman volvió a empoderar a Troy para trabajarla como la heroína de acción que había sido alguna vez en los Titans, antes de ser arruinada con tanto melodrama de telenovela mexicana.

Aunque no tenía poderes, Donna contaba con habilidades especiales gracias a la armadura de los Darkstars que utilizaba y dentro del grupo se destacó como la principal integrante femenina.

Fueron 16 números donde el personaje tuvo la posibilidad de brillar otra vez como no lo hacía desde los años ´80.

Lamentablemente el final de la revista coincidió también con la cancelación del cómic de los Titans que llegaba a su fin en parte a la caída en la ventas.

Donna volvió a la Tierra sin poderes hasta que reapareció en el cómic de Wonder Woman en la segunda etapa de los ´90, donde encontraría un poco estabilidad.

Aunque antes obviamente tendría que sufrir otro relanzamiento, o mejor dicho manoseo, en sus orígenes.

Continuará.

 

 

2 Comentarios

  1. Los 90.
    Recuerdo q comiqueando había hecho notas sobre comics década x década
    Y así tuvimos la edad de bronce, la edad de plata y de oro refiriéndose a los 60,70 y 80.

    A la década de los 90 como se mandaba tanta fruta y verdura, la llamaron VERDUL AGE!!!!

    Coincidencia plena!!!

  2. No hay hisotira de personaje mas enquilombada que la de Donna Troy, nunca se sabe con que nueva variacion van a sacar, lo raro es q no la arreglan nunca.
    La verdad que a pricipios de los 90´DC no pegaba una, marvel estaba bastante mejor (hasta que se fueron los fundadores de Image) ahi las dos editoriales fueron un desastre, DC empezo a levantar cuando Morrison agarro la JLA y encamino un poco la cosa (aunque ya estaba Starman de Robinson que es por lejos la mejor coleccion de DC de esa epoca).
    Gracias a dios para el comic, la moda de Image duro poco, pero que daño que causo en ese tiempo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*