Retrospectiva Dark Universe: El regreso del hombre invisible (1940)

Con la llegada de la década de 1940 el recuperó el dominio en Hollywood con una nueva generación de artistas y películas que encontrarían un público más fiel en los cines.

La franquicia debutó por la puerta grande cuando en enero del ´40 estrenó El regreso del hombre invisible, una producción que dejaría su huella en la historia por dos motivos.

Primero por que se trató del primer film del Dark Universe en ser nominado a los premios Oscar por los efectos especiales y aun más importante todavía, representó el debut en el género de Vicent Price, quien luego se convertiría en un ícono indiscutido del cine de terror.

Esta continuación del hombre invisible fue especial, ya que los productores tomaron un decisión interesante.

En lugar de repetir la misma fórmula del film original en este caso desarrollaron la continuación con un perfil diferente.

La trama se concentró más en el thriller y la ciencia ficción y esta vez el personaje principal no fue retratado como un psicópata villano sino como un antihéroe.

Vincent Price interpreta al dueño de una mina de carbón que es acusado falsamente de un crimen que no cometió, nada menos que el asesinato de su propia hermano.

Momentos antes de ser ejecutado entra en escena el hermano del anterior hombre invisible que está convencido que el empresario es inocente. Para ayudarlo le inyecta a Price la fórmula para volverse invisible.

A partir de ese momento se desarrolla una carrera contra el tiempo, donde el protagonista debe limpiar su nombre antes de volverse loco por los efectos de la droga.

La historia es realmente muy buena y el director austríaco John May, quien por cierto no hablaba inglés y debía trabajar con un intérprete, hizo un trabajo estupendo con el suspenso y la tensión del conflicto.

En apenas 81 minutos desarrolla un thriller muy sólido donde el hombre invisible en este caso se convierte en una especie de justiciero trágico. Con el paso del tiempo su estado mental se deteriora y debe encontrar al verdadero asesino antes de enloquecer por completo.

Un detalle divertido de este film es que pese a que Price debutó en el género con esta producción, su rostro apenas se puede ver durante un minuto en escena, ya que la mayor parte del tiempo el personaje lleva el rostro cubierto.

Contra todos los pronósticos y para sorpresa de los directivos de Universal El regreso del hombre invisible fue un enorme suceso comercial, a tal punto que diez meses después, en diciembre de 1940, el estudio estrenó la tercera entrega de esta serie.

Una película que sorprendería con un enfoque completamente diferente e inesperado. Aunque ese un tema para una próxima nota.

El avance original de El regreso del hombre invisible.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.