Historia de Wonder Woman: Volumen II

Capítulo 45: Wonder Woman en los grandes eventos de DC

Cuando se habla de la famosa Trinidad de DC cómics los lectores aficionados a los cómics saben que se trata de un referencia directa a los tres personajes más importantes de la editorial que son Superman, Wonder Woman y Batman.

Sin embargo este concepto recién cobró fuerza con la llegada del siglo 21, ya que hasta ese momento la princesa amazona fue literalmente marginada de todos los grandes eventos épicos de DC.

Desde el momento que el personaje fue relanzado en la era moderna de los cómic por George Pérez la editorial nunca la tuvo en cuenta cuando se desarrollaban miniseries importantes que tenían influencias en este universo de ficción.

Si bien la incluían en la alguna viñeta de relleno su papel en los conflictos fue paupérrimo y no aportaba absolutamente nada.

La explicación de esta situación se debe a que la etapa de Pérez fue tan revolucionaria, que llegó un punto que la revista era tan inusual que resultó muy difícil integrar a la heroína en esa clase de historias porque era un sapo de otro pozo.

En este punto encontramos tal vez una de la debilidades de este período ya que Diana quedó bastante exiliada de la comunidad de superhéroes.

Si bien esto después se corrigió, en todas las miniseries importantes que se publicaron luego de Crisis en las Tierras Infinitas, Wonder Woman terminó relegada a un plano muy secundario.

LEGENDS (1986)

Este es el único caso donde se puede afirmar que la heroína fue una ausente con aviso y su exclusión tuvo una explicación razonable.

En 1986 DC publicó esta gran miniserie ( me encanta esta historia) que tuvo la intención de impulsar en las ventas las nuevas encarnaciones de Superman, Flash (ahora representado en Wally West de los Titans) la nueva Liga de la Justicia, el Escuadrón Suicida y la presentación oficial de Shazam.

Por entonces se estaba por publicar una nueva colección imitada con el personaje y en este conflicto Billy Batson tuvo un rol importante.

En la trama Darkseid gestaba un plan para arruinar la imagen de los superhéroes en la Tierra. Con ese objetivo enviaba a uno de sus lacayos, Glorius Godfrey, quien aparecía en los medios de comunicación y utilizaba su poderes de control mental para manipular a la gente.

Una historia muy interesante de John Ostrander y Lein Wein con arte de John Byrne que presentaba un concepto muy original.

En este caso los héroes no se enfrentaban a una amenaza sobrenatural sino a la opinión pública que se volvía en contra de ellos.

Si bien la trama central se narró en seis números, el conflictos tuvo numerosos cross-overs con otros títulos que generaron una obra de 22 episodios.

En esta propuesta Wonder Woman recién apareció en las hojas finales del último número, donde se presentaba en sociedad ante el resto de los héroes.

Al menos su presencia tenía una ilustración que cubría una página entera.

Las razones de la ausencia de la amazona en el conflicto en este caso tenía una explicación concreta.

Cuando DC comenzó a publicar Legends, George Pérez  recién empezaba a trabajar en la nueva serie de Diana y su presencia en la Tierra era muy reciente para que formara parte del argumento.

Por ese motivo tenía una breve participación en el último número.

Los hechos de Legends se resumieron en el número 8 (septiembre) de la revista de la heroína que presentó una rareza de Pérez, que marcaría la impronta artística que tendría su etapa en adelante.

La particularidad de este número es que se trata de una historieta narrada íntegramente en textos de prosa, donde diversos personajes describen su experiencia personal con la protagonista y el modo en que afectó sus vidas la llegada de la heroína a la Tierra.

Dentro de esos textos se resume la saga Legends y la participación de Diana.

 MILLENNIUM (1988)

Algo gracioso de esta saga es que se puede percibir en el cómic de Wonder Woman la molestia de Pérez ante los continuos eventos de la editorial que se habían convertido en una tradición anual.

Una reacción que se entiende porque él tenía una visión muy solida de la dirección que le quería dar al personaje y tenía que interrumpirla por la obligación de conectar a Diana con el gran evento.

Millennium siempre me pareció un embole y nunca me enganchó. La historia narrada en ocho números presentaba una rebuscada conspiración extraterrestre donde un culto alienígena llamado Manhunters adoptaban la identidad de humanos aliados de los héroes.

Steve Englehart concibió esta historia con las ilustraciones de Joe Staton (Dick Tracy) donde Wonder Woman pasó completamente desapercibida en el conflicto general.

El tema fue que la miniserie se publicó en el mismo momento en que Pérez estaba desarrollando el argumento de El desafió de los dioses (que vimos en el capítulo anterior) y el autor se negó a alterar su relato para vincular a Diana con Millennium.

Hacia el final de esa saga hay una mínima referencia donde Pan, el dios griego de la música (que luego resulta ser un Manhunter) convoca a Diana para que ayude a los Green Lanterns Corps en una misión especial.

Una aventura olvidable que continuaba en la páginas de aquella miniserie.

Se nota al leer Wonder Woman que esa situación fue impuesta por la editorial al autor para promocionar el macro evento de DC.

INVASIÓN (1989)

Este fue uno de los proyectos más ambiciosos de DC en materia de sagas épicas que involucró a todos los personajes de la editorial en una historia clásica de acción y ciencia ficción.

La trama creada por Keith Giffen tenía un concepto muy sencillo. Todas la razas alienígenas del Universo se unían para destruir la Tierra.

El argumento estuvo muy bien desarrollado y lo que me gusta de esta propuesta es como el drama y el peligro de la invasión aumenta en escala hasta la conclusión.

Si bien la serie central se narró a lo largo de tres números (cuatro en la edición argentina publicada por Perfil en los ´90) el relato repercutió en numerosos títulos, algo que no era tan sencillo de organizar.

En el caso de Wonder Woman, si bien ella otra vez se quedó afuera de los grande momentos de la trama central, en su colección tuvo dos números dedicados al evento, los números 25 (diciembre 1988) y 26 (enero 1989), donde colaboraba en la defensa de la Tierra.

Invasión contó con el arte de Todd McFarlane (Spawn) y hace poco se adaptó en la televisión en un evento que vinculó a las series Supergirl. Arrow, Flash y Legends of Tomorrow.

ARMAGEDDON 2001 (1991)

Otra saga pedorra que fue concebida en este caso por Dennis O´Neal y Archie Goodwin que exploraba el futuro alternativo de varios personajes. No me voy a poner a describir en detalle este argumento para evitar confusiones entre los lectores que siguen este informe pero no son fan de los cómics.

La historia no tuvo ninguna repercusión en Wonder Woman que estaba en otra con los relatos locos de Pérez que iban por otro lado.

De todos modos es interesante destacar que esta miniserie quedó en el recuerdo por el hecho que los guionistas tuvieron que cambiar el final a último momento, ya que el giro sorpresivo del final se había divulgado en los medios que cubrían estos temas.

Los autores tuvieron que modificar el final y la conclusión que le dieron a la trama fue muy rechazada por los lectores e inclusive otros colegas de la editorial ya que no tenía coherencia con el relato que se había narrado.

Hasta acá llegaron las sagas épicas de DC publicadas durante la etapa de George Pérez que no tuvieron ninguna repercusión notable en la serie de Wonder Woman.

Si tuviera que elegir la más relevante probablemente sería Legends, ya que el encuentro de Diana con Superman luego generó un interesante encuentro entre ellos donde quedó claro por qué jamás podrían ser amantes.

Continuará.

 

3 Comentarios

  1. Después de Invasión, q es una buena historia, empezaron los malos crossovers de DC, para colmo Armageddon 2001 trae problemas para muchas series (los Titanes por ejemplo) y siguieron hasta otro muy malo como fue Hora Zero, pasando por esa de los aliens que se comían la médula de la gente y a algunos le daban poderes, no me acuerdo el nombre pero de ahi salio Hitman ( ojo de 20 personajes nuevos que crearon solo es rescatable 1).
    La verdad que por la calidad mejor que WonderWoman estuviera apartada de esas historias

  2. Si es esa Bloodlines! es horrible, personajes feos y aburridos, un intento muy malo de hacer DC como la Image de esa epoca

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.