Top 100: Grandes películas de fantasía (XIII)

40-36

40-BLANCA NIEVES: UN CUENTO DE TERROR (1997)

En 1997 el canal de televisión Showtime sorprendió con esta tremenda adaptación de Blanca Nieves dentro del subgénero del Dark Fantasy.

La película fue muy impactante en ese momento ya que no había tantos antecedentes de un cuento de hadas clásico que hubiera tenido este tratamiento.

El único caso aparecerá en esta lista más adelante.

El director Michael Cohn tomó la versión del cuento de los hermanos Grimm y expandió los elementos más oscuros para crear una sólida película de terror.

Sigourney Weaver, quien obtuvo un merecido premio Emmy por esta labor, la rompe en el rol de la bruja y tiene momentos donde logra ser aterradora.

Otro característica que me fascina de esta producción es la ambientación gótica que le dieron al relato. Lo que hicieron con la fotografía y el diseño de producción en este film es impactante para tratarse de una propuesta para la televisión.

En los últimos años Hollywood intentó hacer algo similar con producciones mediocres como Blanca Nieves y el cazador y Hansel y Gretel que ni siquiera lograron estar al nivel de esta obra de 1997.

No me puedo olvidar de destacar también en el reparto a Sam Neill y Monica Keena en el rol de la sufrida heroína.

Me encanta esta película y cada tanto la vuelvo a repasar.

Creo que la exitosa serie de cómics de terror Grimm Fairy Tales de la editorial Zenescope le debe muchísimo a esta película.

39- BANDIDOS DEL TIEMPO (1981)

Si me pongo a hilar fino mi relación con el cine creo que esta película disparó la pasión por el género de fantasía.

No tendría más cuatro años cuando me llevaron a ver este film que tuvo sobre mí un impacto profundo. A tal punto que puedo recordar con claridad el estar sentado en la butaca viendo escenas puntuales. Es muy loco en ese sentido como funciona el cerebro.

En ese momento no entendí en absoluto la historia pero quedé fascinado con las imágenes y a medida que fui creciendo empecé a tomar contacto con su complejidad para descubrir que era una obra maestra.

Un Terry Gilliam inspiradísimo, en el mejor momento de su carrera, que le rinde culto al poder de la imaginación a través de la mirada de un niño.

La trama giraba en torno a un chico que se unía a una banda de enanos que viajaban por el tiempo para robar un tesoro.

A lo largo del conflicto los protagonistas se cruzaban con figuras famosas como Napoleón, Robin Hood y Agamenón.

La película incluye el humor ácido e irreverente de Monty Python que estaba dirigido a los adultos y eso es lo genial de esta propuesta. La volvés a disfrutar de adulto y te morís de risa con todos esos guiños escondidos en los diálogos que se te habían escapado de chico.

Dentro del reparto sobresalieron en roles secundarios John Cleese, Ian Holm, Michael Pallin, Shelley Duvall y Sean Connery.

La puesta en escena y los efectos especiales eran increíbles y todo el film es una gran carta de amor al género de la fantasía.

Cabe destacar como Dato Loco que el músico George Harrison aportó buena parte del financiamiento de la película y por ese motivo figura en los créditos como productor ejecutivo.

38-LOS CABALLEROS DE LA MESA CUADRADA (1975)

Hace poco la reseñé en detalle dentro la retrospectiva Camelot en la siguiente nota.

Los caballeros de la mesa cuadrada (1975)

37-LAS AVENTURAS DEL BARÓN MUNCHAUSEN (1988)

Otra de mis películas favoritas de Terry Gilliam. 

Tenía diez años cuando descubrí por primera vez esta historia que me partió la cabeza, ya que hasta ese momento no había visto otra propuesta tan desquiciada y absurda como la historia que proponía el Barón Munchausen.

Todo lo que se veía en la pantalla era un delirio absoluto que me hipnotizaba por completo debido la opulencia visual de las imágenes. Lamentablemente el film fue uno de los mayores fracasos en la carrera de Gilliam y el rodaje resultó una pesadilla para todos los actores.

El problema fue que el director se excedió en el presupuesto, que de 23 millones de dólares pasó a costar 46 millones y esto generó que los ejecutivos del estudio Columbia despidieran a los productores y se pelearan con Gilliam, algo que generó un ambiente muy tenso para trabajar.

A raíz de esta experiencia, Eric Idle (Monty Phyton) luego declaró en los medios que le encantaban las películas de Gilliam, pero sólo para verlas como espectador, ya que trabajar en ellas era una pesadilla.

Además de Idle, el reparto estuvo conformado por Robin Williams, Oliver Reed, Jonathan Price y dos jóvenes actrices que luego harían una gran carrera como Uma Thurman y Sarah Polley.

El Barón Munchausen es un ícono de la literatura infantil creado por Rudolf Raspe en 1785, que estuvo inspirado en el aventurero alemán Carl Friedrich Baron von Münchhausen.

La película de Gilliam pese a recibir excelentes críticas fracasó en todo el mundo porque el estudio Columbia la estrenó con pocas copias y sin una campaña publicitaria. Algo inexplicable que desconcertó al propio director.

Una joya absoluta del género.

36-KRULL (1983)

Soy muy fan de esta tremenda película de culto que fusionó la fantasía del Sword and Sorcery con la ópera espacial, el mito artúrico y las viejas películas de aventuras de Errol Flynn.

Krull fue alucinante y con un relato simple brindó un film sobresaliente en su puesta en escena y los campos visuales.

Recuerdo que fue muy fuerte ver de chico esta película porque apareció en pleno furor de He-Man y el mundo que ambientaba esta historia jugaba con la misma idea.

Es decir, la fantasía medieval fusionada con elementos futuristas.

El diseño de los decorados, los vestuarios y la secuencias de acción fueron increíbles y se destacan entre las mejores obras del director  Peter Yates (Bullit).

Ken Marshall interpreta al príncipe Colwyn, un héroe de perfil artúrico, quien emprende junto a un grupo de mercenarios el rescate de su novia, quien fue secuestrada por unos alienígenas que planean invadir el planeta Krull.

Este film, que incluyó uno de los primeros trabajos de Liam Neeson y Robby Coltrane en el cine, en el momento de su estreno fue un fracaso absoluto y no tuvo suerte en las salas.

Sin embargo, con la edición en video y las emisiones en televisión enseguida se convirtió en una gran película de culto.

Krull es pura pasión por la fantasía y representa uno de los grandes exponentes del género en los años ´80.

A quienes son fan de la fantasía y nunca la vieron les recomendaría que remedien eso de inmediato porque los espera un film extraordinario.

3 Comentarios

  1. Me pasó exactamente lo mismo con Bandidos del Tiempo no entendí mucho la historia pero estaba maravillado con las imagenes que salian de la pantalla.

  2. Raro que no haya despegado la carrera de Ken Marshall. Para los que seguimos “Star Trek”, después fue el traidor Michael Eddington en “Deep Space Nine”

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*