Wonder Woman: Warbringer

Oficina de DC Comics, Nueva York.

Chelsea Eberly, editora del proyecto Explotemos a Wonder Woman como sea.

Leigh Bardugo, autora de libros de fantasía para jóvenes adultos, responsable de la trilogía Grisha (Shadow and Bones)

Chelsea:- ¡Leigh, bienvenida! Tomá asiento por favor.

Leigh: -Gracias.

 -Bueno como te contamos por mail, en DC estamos con la iniciativa “Explotemos a Wonder Woman como sea”, y decidimos explorar el mercado Young Adult con una novela de prosa. Vimos que tenés muchos seguidores en las redes y nos pareció que sos la candidata ideal para el proyecto. La compañía está a full con el lanzamiento de la película y tenemos que reforzar al personaje con cualquier cosa que se nos ocurra. 

La linea argumental que nos pasaste nos parece que está bien y estamos de acuerdo con el cheque. ¿Quedamos en ese número, no?

-Sí el cheque está bien, mi problema con la propuesta es que no tengo la menor idea de Wonder Woman.

De chica vi algún episodio de la serie con Lynda Carter, pero nada más. Nunca leí cómics y no tengo ninguna conexión con el personaje. En realidad me gusta más Batman.

-Como a todos.

Leigh olvidate, vos fluí con tu arte y hacé lo que quieras porque esto lo vamos a promocionar en nuestro Club de Funkos de You Tube con influencers que  tampoco tiene ninguna noción de Wonder Woman.

De todos modos me gustaría revisar algunas cositas de la historia para asegurarnos que tenemos un proyecto bien moderno y comercial.  ¿Te parece?

-Sí. ¿El conflicto está bien?

-Sí la trama es bárbara, es la típica novela de fantasía para adolescentes que buscamos. Lo que nos gustaría revisar es el perfil de los personajes. Sería ideal si pudieras apostar un poquito más a la diversidad.

-Sí, yo también lo pensé y me parece que la co-protagonista tiene que ser negra. Black Lives Matters no?

-Perfecto. Ahora estamos en sintonía. Podrías incluir también a un latino, viste que ahora salís a la calle y están por todos lados.

-Sí eso lo puedo arreglar y estaba pensando… 

 Nim, la otra chica negra que tenemos, ya que estamos podría ser gorda porque en definitiva #Women´s Plus Size Matters Too.

-Excelente Leigh, nos faltaría un asiático pero lo podemos dejar para la secuela.  A ver, mi asistente estuvo haciendo algunos dibujos mientras conversábamos, el elenco quedaría así.

-Sí, así me los imaginé cuando ustedes me sugirieron algunos cambios.

-Me encanta porque tenemos un reparto bien Benetton acorde al 2017. No sé si tenés algún tema que nos quieras consultar.

-Sí, la cuestión del romance, no sé como quieren manejarlo, porque hace poco salió en los medios que Wonder Woman es queer.

Suspiro de Chelsea Eberly.

-Sí, eso fue un invento de ese muchacho Greg Rucka que escribe los cómics y pronto dejará de hacerlo. No mirá, en esto tenemos que ser claros. Wonder Woman es heterosexual. En la película va a tener sentimientos por Steve Trevor y en los cómics en adelante vamos a reforzar esta idea.

-Lo que pasa que no tiene mucho sentido que habiendo crecido en un mundo de mujeres, ella de la nada se interese por los hombres. Sobre todo cuando trabajamos una historia de origen y tenemos una co-protagonista femenina.

-Bueno Leigh… es la curiosidad de la vida, manejalo así en el libro. Nuestros estudios de mercadotecnia nos prueban que las lesbianas no venden. Ya tenemos en la compañía a Batwoman que es gay y no la lee nadie.

-¿Batwoman es gay? 

-¿Viste? No lo sabías.

Nuestras últimas encuestas indican que este año el disfraz más vendido de Halloween será Wonder Woman. Creemos que a muchas mamás no les gustaría que la heroína de su hija ande a los besos con otra chica y tenemos que proteger a la industria del juguete y los disfraces.

-Bueno tal vez más adelante.

-Sí, en 30 o 40 años posiblemente lo implementemos pero por ahora Wonder Woman es heterosexual.

-Puedo crear una atracción con el hermano de la co-protagonista que es negro y de paso tenemos una pareja interracial.

-Ahí me gusta más. Justamente hace poco en la serie de Supergirl convertimos a Jimmy Olsen en un negro super cool y fue un Touch Down con la audiencia. Hoy es una nuestra mejor serie de televisión.

-¿Cuál es la fecha de plazo para la entrega del texto?

-Lo ideal sería que la semana que viene nos mandes la novela. ¿Llegas a terminarla en un par de días?

-Sí, no hay problema.

-Perfecto. No te olvides que Wonder Woman se llama Diana y si podés mencioná en algún momento los brazaletes así los incluimos en la portada.

Ese pudo haber sido un posible origen de este mamarracho titulado Wonder Woman: Warbringer

La historia es así.

Este año DC decidió incursionar en la literatura juvenil, destinada al público Young Adult con el sello DC Icons.

La idea de la colección es narrar nuevos orígenes de los personajes más conocidos durante la etapa de la adolescencia, antes en que se conviertan en héroes.

El primer libro de la colección se concentró en Wonder Woman, para aprovechar el estreno de la película, y hace unos meses sacaron otro con Batman.

En el caso de la heroína dejaron el proyecto en manos de Leigh Bardugo, una autora que tiene muchos seguidores en Estados Unidos.

Yo no leí sus trabajos y después de leer este bodrio que hizo para DC tampoco pienso hacerlo porque me parece una autora olvidable.

Tal vez este proyecto no era para ella y se nota que es un libro hecho por encargo por una persona que jamás se tomó la molestia de hojear un cómic para conocer un poco al personaje.

Como suelo estar al tanto de todo lo que se publica con Wonder Woman decidir darle una oportunidad a esta novela, pese a que ya sabía que apuntaba a un target de lectores juveniles que no eran seguidores del cómic.

Sin embargo, el concepto de la trama me parecía interesante y pensé que podía ser entretenida.

En la historia Diana tiene 19 años e intenta demostrar que puede ser una guerrera amazona y no tiene ventajas por ser la hija de la reina Hipólita.

Un día en las costas de Themyscira aparece una chica adolescente, luego que el barco que la transportaba explotara en el mar.

Diana decide recatarla y cuando intenta establecer contacto con la joven una serie de temblores sacuden la isla.

A través de una de las videntes de las amazonas, Diana descubre que la extraña visitante es una descendiente directa de Helena de Troya y está condenada a portar miserias y muertes a todas las personas que la rodean.

Hasta ese momento se percibe un potencial en la historia y no está mal.

Con una mínima dosis de ingenio y creatividad se podría construir una buena novela de fantasía. Es Wonder Woman no podés fallar.

Lamentablemente Leigh Bardugo carece de ambas cualidades y brinda un catálogo de lugares comunes que se puede encontrar habitualmente en la literatura pedorra para adolescentes.

Salvo por los primeros dos capítulos que se desarrollan en Themyscira, no hay nada esta novela que se pueda asociar con la heroína de los cómics.

La protagonista se llama Diana y es una princesa amazona pero ahí se acaban las relaciones con la fuente original.

Lo que sigue a continuación es una novela tonta, contaminada por la corrección política de estos días.

Bardugo intenta desarrollar una burdo manifiesto del girl power y la amistad femenina con personajes superficiales e insulsos que no tienen ningún atractivo y se hacen odiar por sus comportamientos tediosos.

La autora nunca explora el mundo de Diana y relega a la heroína en un rol secundario para desarrollar el típico exponente mediocre de literatura juvenil en la línea de Crepúsculo y Cazadores de sombras.

Su narración es lenta y aburrida y sus diálogos están saturados de conversaciones y referencias a la cultura popular como si el libro estuviera desesperado por conectar con los adolescentes.

Las descripciones de las escenas de acción son penosas de leer y Bardugo muestra una incompetencia notable para construir situaciones de suspenso.

Si a este libro le quitás la mención de las amazonas y a la protagonista le cambiás el nombre de Diana por el de Katherine tenés la típica propuesta insulsa que intenta copiar la fórmulas de los best sellers del pasado dentro de este género.

El comienzo es bueno pero enseguida decae por completo cuando los personajes principales salen de Themyscira para trasladarse a Nueva York, locaciones trilladas si las hay.

No es casualidad que las únicas reseñas positivas de este proyecto provinieran de las fanáticas de Bardugo que siguen a la autora como si fuera una especie de gurú espiritual.

El resto de las críticas, que representa a la gran mayoría, fueron negativas.

Warbringer quedará como una rareza mala de la bibliografía de Wonder Woman al ser la segunda novela de prosa que se publica con el personaje.

La primera la brindó el guionista de cómics John Byrne en 1998 y se título God and Goddesses.

En su momento dividió las opiniones entre los lectores y contó con un prólogo especial de la líder feminista (y madrastra del actor Christian Bale), Gloria Steinem.

Lamentablemente nunca la pude leer hasta el momento, ya que se editó una sola vez y no es fácil de conseguir.

Ojalá Amazon algún día la suba al catálogo para Kindle.

Luego de este fiasco DC prepara más novelas en prosa para adolescentes con Superman y Gatúbela que saldrán a la venta el año que viene.

En el caso de Wonder Woman: Warbringer la mejor recomendación es hacer de cuenta que nunca existió.

9 Comentarios

  1. Hugo, no tengo idea de que es la novela y se ve que la novela es mala mala.
    Pero no pude dejar de imaginar la situacion que planteaste al principio…muy graciosa y sino fue asi…le pega en el palo!!!
    Jajajaja Muy bueno

  2. Cuantos proyectos habran enpezado igual que la descripcion que hiciste??:
    La verdad q nunca he leido una novela basada en personajes de comics, se que Marvel saco unas sobre Black Widow, pero no he visto de que tratan ni las criticas que tuvieron.
    Seran rentables para las editoriales?, en el pais las unicas q vi son las de DC superHero girls, o se editaron otras?

  3. jajajaja Genio…Como me hizo reir la intro que armaste entre el directivo de DC y la escritoria..lo peor sabes que es, “Que la realidad, debe haber superado a la ficcion”…

  4. No, son muy de nicho Emanuel porque están pensadas para un público que no es aficionado a los cómics. No obstante, las de Superhero Girls vienen funcionando muy bien para DC. Al menos mejor que sello Young Adult, DC Icons.

  5. Jajajajaj me hiciste reir Hugo. No sólo con la intro -que si no es real le pega en el palo-, sino con la descripción del tipo de autora, ese nivel pedorro de Crepúsculo y Shadow Hunters -en casa tengo una lectora de las mismas.. Dios-.

    Indigna que hayan cagado una premisa copada, armar una historia que tenga cosas mitológicas, un poco del Girl Power DEL BUENO -y no el pedorro que inunda hoy en día-, una diversidad que sea porque la historia lo requiera y no porque lo tira la gente de Mktg.

    Lo de los Funko me sigo riendo porque me recuerda a varios ñatos jajaja.

    Una lástima, WW con la literatura en una gran historia hubiese sido algo interesante.

    Abrazo Hugo!

  6. Lo que planteás es muy interesante Hugo entre los pibes que no leen ni peliculas subtituladas, y los que leen poco y de mala calidad estamos jodidos… el mercado impone sus propios contenidos (en esa charla ¿ficticia? en la oficina de DC se explica claramente). Creo que es el lector quien debe buscar sus libros a leer, no que los libros estén hechos para lectores específicos, como formulas matemáticas,… además de dirigirnos a mundo audiovisual por completo vamos a cambiar el placer de leer por el placer de no tener que perder el tiempo leyendo, es muy triste.

  7. Muy bueno y demasiado realista el comienzo. Como odio cuando empiezan a hacer cosas así solo porque el personaje tuvo éxito con una pelicula. A veces no sabes si es mejor que un personaje que te gusta se haga popular o siga con pocos seguidores.

  8. Me mató la intro Hugo! Así me imagino también muchas de las conversaciones que hay sobre películas, series, libros, etc.

    El personaje de James (“no me llamen Jimmy”) Olsen en Supergirl es un ejemplo de pesonaje de diversidad metido con calzador. Mientras que Diggle en Arrow fue bastante más orgánico para la historia, en Supergirl directamente no saben que hacer ahora con el personaje. Tirando algunos spoilers de la serie: dejó de ser el interés romántico principal, lo ascendieron de la nada a CEO (fue bastante vago como sucedió esto) y después se quiso hacer del nombre de Guardián (que no dejar de ser un vigilante cualquiera en esta versión). Me imagino que cuando cambió la serie de casa productora se dieron cuenta de lo malo del personaje, pero no lo pueden sacar por un tema de “blacklash”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*