Reseña de Star Wars: Los últimos Jedi

Calificación: B+

Hace unos meses cuando se conoció el último avance de Episodio 8, los fans de la saga en todo el mundo enseguida empezaron a elaborar numerosas teorías sobre lo que iba ocurrir con la historia.

Todos parecían tener la verdad absoluta sobre el destino que tendrían estos personajes y como los encuestadores del mundo de la política, ninguno la pegó.

El problema fue que ignoraron las palabras de Luke. Cuando el señor Skywalker expresó en el avance “esto no resultará como pretendes”, no le hablaba a otro personaje sino a los espectadores.

En este punto encontramos una de las grandes virtudes que presenta el trabajo del director Rian Johnson.

Los últimos Jedi es una película que logra desconcertar permanentemente al espectador con los numerosos giros argumentales que presenta la trama y conseguir eso en la octava entrega de una saga es brillante.

Cada vez que pensás que el argumento se encaminará por determinado rumbo, el film toma el camino contrario y hasta el final te mantiene atrapado con el conflicto.

Este fue para mí el gran atractivo del Episodio 8 de , que si bien no está exento de algunas objeciones (más adelante me encargo de eso) en términos generales es una muy buena película que tiene la impronta del cine de autor.

Más allá que se trata del capítulo de una franquicia, la obra de Johnson tiene identidad propia y si disfrutaste sus trabajos previos como Brick y Looper no quedan dudas que la narración lleva su firma.

Una lección que nos dejó el 2017 en materia de cine es que no debemos dar por garantizado la excelencia en los efectos especiales dentro las producciones Hollywoodenses.

La realidad es que salvo por El planeta de los simios, todas las grandes películas pochocleras de este año presentaron falencias graves en los campos visuales con escenas que se veían artificiales.

En ese sentido resulta un placer sentarse a ver una producción de este género, donde el director Johnson consigue que durante más de dos horas nos olvidemos por completo que existe una herramienta llamada CGI.

En esta película todo se ve real y el tratamiento de la acción y las elaboradas secuencia de batallas espaciales, sin exagerar, se encuentran entre las mejores de la saga.

Cada vez que el relato de Johnson se enfoca en la acción la película se eleva a otro nivel y el realizador inclusive tiene el atrevimiento de incluir referencias a esa gran serie de televisión que fue Galáctica, que a fines de los ´70 explotó el fenómeno que había generado Star Wars.

Sin embargo, el corazón de esta propuesta no pasa por las batallas y los duelos de sable sino que se encuentra en las interpretaciones de los protagonistas.

La labor de Mark Hamill, actores subestimados si los hay, es extraordinaria y demuestra que está para jugar en las grandes ligas de Hollywood. Lo interesante de su interpretación es que evita caer en una mera participación nostálgica para presentar a Luke desde un enfoque diferente. Toda la explicación de su exilio está muy bien trabajada y representa uno de los puntos más fuertes del argumento.

Carrie Fisher por su parte se despidió por la puerta grande, aunque su muerte genera que el visionado de este film resulte en una experiencia agridulce. Se da una situación similar a lo que ocurrió en Dark Knight con Heath Ledger.

En este caso todavía es peor porque había una inversión emocional más fuerte con el rol de Leia y en la nueva trilogía ella estaba claramente posicionada como el corazón de la historia.

La verdad que es duro ver a Carrie en esta película pero al menos protagoniza una escena que quedará en el recuerdo entre los momentos históricos de Star Wars.

Con respecto a los nuevos personajes, Daisy Ridley se consolida en el rol de heroína, Oscar Isaac como Poe finalmente encuentra su lugar en la historia, mientras que Adam Driver en el papel de Kylo Ren sobresale como la gran revelación de este film. Lamentablemente no puedo explicar los motivos sin entrar en el terreno de los spoilers.

El guión de Johnson nos permite ver al villano desde otro lugar y es muy interesante lo que hace con el personaje.

Ahora bien, aunque la labor del director se anima a tomar riesgos en la trama y sobresale en el tratamiento de la acción, su film presenta algunos inconvenientes.

En primer lugar la imperdonable duración de 152 minutos que no tiene razón de ser.

Si no sos muy fan de Star Wars (como en mi caso) la película se hace pesada por momentos debido a la segmentación de relatos que presenta el guión.

La película es fascinante cuando se concentra en Luke y Rey, mantiene su atractivo y el suspenso con Poe y Leia y derrapa por completo con la aventura individual que protagoniza Finn.

Me encanta John Boyega y no me canso de escribir que es el heredero de Denzel Washington en el cine norteamericano, pero en este film la historia que protagoniza aburre y tranquilamente se le podían haber editado 30 minutos.

Cada vez que la narración se concentra en la aventura de Finn, la película pierde el foco importante del conflicto que pasa por las relaciones entre Rey, Luke y Kylo Ren.

La historia de Boyega no es más que una excusa burda para incorporar un personaje asiático, con el fin de cumplir con la cuota de corrección política que demanda el ratón Mickey en sus producciones. Esta subtrama además incluye todo un mensaje sobre la explotación de los animales que está completamente forzado, junto con la participación de Benicio Del Toro, cuyo personaje parece pertenecer a un film diferente.

El relato del director se alarga demasiado con estas distracciones que no aportan nada relevante y por eso la película llega a los 152 minutos.

La otra cuestión que me hizo ruido en este film (al margen que a los rebeldes no se les cae una idea en materia de estrategias de combate) es la irrupción oficial del humor Marvel en el universo de Star Wars.

Si bien es cierto que todas las películas de la saga jugaron con situaciones graciosas en el pasado, en esta entrega hay un marcado aumento de los chistes y el humor tiene el estilo de Marvel.

Afortunadamente el guión de Johnson nunca cae en la idiotez de Thor 3, pero hay escenas que tranquilamente podrían funcionar en los Vengadores o la primera producción de Guardianes de la Galaxia.

Sobre todo por el modo en que el director las aborda en la narración.

Por momentos Los últimos Jedi es una película que parece sentirse incómoda cuando explora terrenos densos y oscuros. Por consiguiente, cada vez que se presenta una situación triste o trágica enseguida aparece el remate chistoso marveliano, que levanta el tono emocional del film otra vez.

Episodio 7 también tenía escenas graciosas pero en esta película el modo en que se trabajaron me hicieron ruido, debido a que algunos chistes están completamente fuera de lugar. Algo que no recuerdo haber visto en otros filmes de la saga.

Probablemente en la próxima película que dirigirá J. J.Abrams esto sea erradicado.

Al margen de estos detalles, Los últimos Jedi es una buena película que honra el género de la ópera espacial y suma otra entretenida entrega en la nueva trilogía de Star Wars.

18 Comentarios

  1. Y la música Hugo?, siendo una de las piezas fundamentales de la saga, como resultó en esta entrega? Ya que me parece que fue uno de los aspectos flojos de la entrega anterior

  2. Hugo dos cosas…Este seria el Episodio 8, ahi al final lei episodio 7 :). Por otro lado, creo que lo mas dramatico esta en los Spin off, por ejemplo Rogue One, tiene un final redondo y mucho mas dramatico que toda la Saga.

  3. Hugo, no vi la pelicula pero aprovecho para preguntarte.
    Ahora que Disney compro FOX, que va a pasar con Deadpool o las peliculas Marvel serias onda Logan??
    O todo se volvera un unico universo de amor, humor y alegria super light??
    Una pena.

  4. Acabo de volver del cine y la verdad que me dejo un gusto agridulce tirando a amargo.
    Me parece que esta película va a dividir opiniones entre los fans de Star Wars, ya sea los fans mas hardcore y el resto en el cual me incluyo. El resto me refiero al fan de la mitologia y universo de las películas clásicas y respetando la ultima triologia de Lucas. Descartando el universo extendido, libros comics, videojuegos, serie animada etc. Lo cual disfrute algunas cosas pero no le doy mayor importancia.
    Me parece que los puntos fuertes de Episodio 8 radica en los Efectos especiales, nivel de producción, algunas secuencias de acción ya sea batallas espaciales y duelos lighsaber. La musica cumple como siempre y la actuaciones me parece que se destacan considerando lo mas flojo que presenta. Me refiero al guion.
    Es muy difícil poner algo certero sin spoilear nada.
    Es por eso que voy a dejar una frase que dijo Mark, en la cual hasta hoy lo había considerado como algo marketinero. Lamentablemente estuve equivocado.
    “I ‘FUNDAMENTALLY DISAGREE WITH EVERY CHOICE’ FOR LUKE IN THE LAST JEDI” – Mark Hamill

    Saludos a todos.

  5. Acabo de ver la pelicula,y la verdad que lo unico que se me ocurre es decir “Volvé George Lucas, te perdonamos” (incluso ponelo a Hayden Christensen como actor, pero por favor, volvé!).Creo que Disney de a poco va matando la mistica que solía envolver a Star Wars, si bien la dirección me pareció buena y los efectos especiales excelentes, la pelicula carece de una trama y una historia bien desarrollada.El resultado es que todo resulta inconexo y con poca personalidad. Personajes de gran importancia en la trama entran y salen de la historia sin al menos dar una pequeña pista sobre su origen, o como llegaron al presente. Un villano que luego de dos peliculas no solo no le llega a los talones al personaje de Darth Vader, sino que asemeja un mocoso malcriado y caprichoso que no termina de definir que profesion va elegir luego de terminar la secundaria. Dicho sea de paso, recuerdo cdo Darth Vader entraba en escena en los episodios IV, V o VI, uno sabia que debía prepararse porque algo realmente malo iba a pasar, cosa que no pasa con este personaje, un villano nunca termina de madurar. La actuación de la carísmatica Daysi Ridley sigue siendo su gran punto a favor aunque, luego de casi 5 horas de puesta en pantalla de esta nueva trilogía, si alguien ajeno al mundo de Star Wars nos preguntara quien este personaje tan trascendente en la historia (Rey), solo obtendría como respuesta que nos encojamos de hombro y cambiemos de tema.

  6. No hay nada que hacer, SW existe gracias a El Imperio contraataca, todas las demás pelis juntas no le llegan a los talones, de hecho creo que hoy día Disney no aprobaría esa película.
    Abajo quedan EL Regreso del Jedi y Rogue One, Episodio I también zafa a pesar de Jar Jar.
    Igualmente coincido con Hugo, ésta nueva serie hay que verla en modo pochoclo, sin esperar nada, la era de que te sorprendan los FX o el argumento quedó en los 80s, la historia es un refrito como la anterior y este intento de pasarle la posta de nostalgia de los fans viejos a los nuevos no se cómo les estará funcionando.
    Ojo, el saber que faltan al menos 4 películas mas y sus respectivos juegos entre cada una la baja bastante también. Es otra forma de ver películas, cualquier atisbo de drama ha sido eliminado.

  7. La vi ayer. Siendo muy generoso es un 6. Luke totalmente desaprovechado ya que sus apariciones son lo mejor de la película. El personaje de Laura Dern es después de Luke lo mejor de la película. Lo de los padres de Rey fue cualquiera. Kylo Ren sigue siendo patético. El personaje de Benicio del Toro es el calco de otro personaje de la primer trilogía. El guion es malo y a la película le sobro media hora por lo menos. Si el episodio IX no es muy buena y no pasan muchas cosas importantes esta última trilogía fue de gusto. De las películas nuevas Rogue One hasta ahora es la mejor.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.