The Vampire Lovers (1970)

Octubre.

Temporada de Halloween, días en que las historias de zombies, vampiros, monstruos y psicópatas cobran protagonismo.

Además de ser una excusa perfecta para que me dedique a recomendar películas de terror, género que tenía abandonado en el blog.

Hoy quiero destacar una obra maestra en lo que se refiere a historias de vampiros.

Dentro del terror gótico estoy convencido que Joseph Sheridan Le Fanu es el más grande autor de todos los tiempos.

Sus historias de fantasmas cimentaron las bases del género en la literatura, pero fue la creación de la vampira Carmilla la que lo consagró entre los grandes artistas de este estilo.

Drácula de Bram Stoker tal vez no hubiera existido si antes no hubiera aparecido la pasional Condesa Karmstein.

Una historia de horror de 1871, completamente adelantada a su tiempo, que fue pionera en trabajar los elementos eróticos que representan estos personajes.

En este caso fue mucho más interesante todavía ya que Le Fanu abordó el vínculo entre el vampiro y su victima a través de una relación lésbica, algo que no tenía precedentes en la literatura.

Carmilla es una joya del terror gótico y desde su aparición la influencia del personaje se manifestó en el cine y los cómics con numerosas referencias.

La novela original es excelente y por supuesto la recomiendo (se consigue con facilidad), pero si buscan la mejor adaptación cinematográfica la opción indicada es The Vampire Lovers.

Una joya absoluta del la productora inglesa Hammer que hasta la fecha sobresale como la mejor representación de la obra de Le Fanu.

La película se estrenó en 1970 y en muchos aspectos retrató a través de un relato gótico la liberación sexual de aquellos días.

Por entonces la productora atravesaba una crisis económica y el suceso de este film contribuyó a que la empresa se estabilizara nuevamente en la industria del cine.

Al mismo tiempo impulsó las historias de vampiros enfocadas en la relaciones lésbicas que cobraría popularidad a comienzos de los años ´70.

La trama se desarrolla en una zona rural de Styria, Austria, donde una mujer vampiro acecha a jóvenes de clase alta para alimentarse de su sangre y convertirlas en sus amantes.

El film trabaja muy bien el concepto de la novela de Le Fanu y tuvo como protagonista a Ingrid Pitt, una sobreviviente de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial que luego se hizo conocida en Hollywood con filmes como Doctor Zhivago (1965) y Donde las águilas se atreven (1968).

Sin embargo fue el rol de la vampiresa Carmilla la que le otorgó popularidad alrededor del mundo, además de convertirla en una figura de culto dentro del cine de terror y muy especialmente entre las figuras de la productora Hammer.

Pitt, quien no tuvo problemas en aparecer completamente desnuda en esta producción, tenía escenas eróticas bastante jugadas para el cine de 1970, donde el sexo entre mujeres no era un elemento habitual en esta propuestas.

Más allá de esta cuestión que por supuesto llamaba la atención, sobre todo por el reparto de mujeres hermosas que habían reunido los productores, The Vampire Lovers sobresalió por las impecables atmósferas de terror gótico.

Desde la impactante secuencia inicial, el director Roy Ward Rocker brinda una labor impecable con la puesta en escena de esas locaciones lúgubres y misteriosas donde las mujeres vampiro no son un chiste.

La película en ese sentido captura muy bien la atmósfera de los relatos de Le Fanu y se vio favorecida por un gran reparto donde sobresales Peter Cushing (otra vez interpretando a un general) y Kate O´Mara (Macbeth).

El contenido erótico y la sangrientas escenas de terror contribuyeron a que los filmes de la Hammer se volvieran un poco más jugados y el público respondió en los cines.

En 1970 The Vampire Lovers fue un enorme suceso y luego generó dos continuaciones como Lust of Vampire (1971) y Twins of Evil (1972) que completaron la denominada trilogía Karstein.

Lamentablemente la calidad de esos filmes no estuvo a la altura de la entrega original ni contaron la presencia de Ingrid Pitt.

La actriz tendría otro rol famoso en la compañía Hammer como la Condesa Nadasdy en Countess Dracula (1971), una película inspirada por la historia real de la sanguinaria Elizabeth Báthory.

Una gran película de la Hammer que recomiendo buscar cuando quieran disfrutar un sólido exponente del horror gótico.

Este era el avance original.

5 Comentarios

  1. La modelo Carmen Yazalde hacia este tipo de peliculas en Europa antes de venira a la Argentina con el pseudonimo de Britt Nichols, hermosisma mujer.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.