Retrospectiva Camelot: Rey Arturo (2004)

Capítulo 54

En el momento de su estreno defendí a muerte esta gran producción de Jerry Bruckheimer y dentro de este informe considero que representa una de las más grandes producciones relacionadas con el mito artúrico.

En el 2004 cuando llegó a los cines resultó un fiasco comercial y muchos críticos le pegaron porque se alejaba de las propuestas tradicionales de fantasía asociadas con esta temática.

Los mismos que este año denostaron la producción de Guy Ritchie porque se excedía con la fantasía.

es una película importante porque fue la primera obra cinematográfica que se enfocó exclusivamente en los antecedentes históricos de la leyenda.

Ninguna otra propuesta, como vimos en las entregas previas, abordó esta tema ya que por lo general los argumentos se basaban en los antecedentes mitológicos clásicos.

La historia detrás del mito de Arturo es muy compleja y describir todas las teorías que existen entres los historiadores llevaría un extenso trabajo.

Sin embargo puedo mencionar las dos hipótesis que son las más fuertes en la actualidad, a la hora de buscar el origen real del rey de Camelot que inspiró la leyenda.

Una de las versiones más populares indican que Arturo habría sido el rey de los britones, Riotamo, quien en el año 468 se habría unido a las fuerzas romanas que ocupaban la Galia para combatir a los visigodos.

La otra teoría popular identifica a Arturo como Lucius Artorius Castus, un general romano que permaneció en Britaña tras el retiro de la mayoría de las tropas. Los britanos, que comenzaron a ser asediados por los sajones, entonces contrataron estas tropas mercenarias que se destacaban en el campo de batalla por las estrategias que usaban y la disciplina romana.

Esta es la versión histórica sobre la que se basó el film de Jerry Bruckheimer que contó con el guión de David Franzoni, responsable de Gladiador.

Clive Owen brindó una gran interpretación como Arturo con un enfoque diferente a todo los que se había visto hasta ese momento.

La película del director Antoine Fuqua (Día de entrenamiento) trabajaba a muchos de los personajes clásicos desde una visión diferente que no tenía antecedentes.

Una particularidad de este film es que le escapó a todos los clichés que el mito artúrico había acumulado hasta ese momento en la pantalla grande.

Es decir, si bien aparecían los caballeros clásicos de la Mesa Redonda como Tristán (Mads Mikkelsen), Gawain (Joel Edgerton), Galahad (Hugh Dancy), Lancelot (Ioan Gruffudd), Dagonet (Ray Stevenson)y Bors (Ray Winstone), el perfil de sus personalidades era completamente diferente a lo que se había visto en otras producciones.

Merlín era retratado como un druida y el mayor impacto lo brindaba Guinevre, a cargo de Keira Knightley, quien era representada como una guerrera celta.

Un cambio notable del clásico arquetipo de la damisela en apuros con el que Hollywood había estancado al personaje.

En este film veíamos a Guinevere en acción y las historia también evitaba el trillado triángulo amoroso con Arturo y Lancelot que en el pasado se trabajó hasta el hartazgo.

Stellan Skarsgard también sobresalió en otro rol basado en una personalidad histórica como fue Cedric de Wessex, el rey anglosajón.

La famosa Batalla del Monte Badon con la que concluye esta película fue el hecho donde Cedric encontró la muerte en manos de otro general romano que se asocia con Arturo.

La diferencia con los hechos verídicos es que el líder de los bretones no fue Lucius Castus, sino el general romano Ambrosio Aureliano que los historiadores también vinculan con la figura del rey de Camelot.

Sin embargo, dentro de la ficción Aureliano suele ser retratado como un pariente del padre de Arturo, Uther Pendragon.

La película de Fuqua en este caso fusionó a los dos generales romanos en un mismo personaje.

Poco después del estreno de este film en los cines, Disney editó el corte del director Antoine Fuqua que adicionó 20 minutos de material que no se exhibieron en los cines.

La historia desarrolla con mayor profundidad los orígenes de Arturo y su relación con Guinevere y Lancelot.

Además restauró las secuencias de acción como las había concebido el director, que eran mucho más sangrientas que las que vimos en el cine.

Esta película me parece fantástica y representa uno de los mejores trabajos de Fuqua.

El tratamiento de la acción y la reconstrucción del período histórico es brillante y la narración de la trama se vio favorecida por la inolvidable banda sonora de Hans Zimmer.

Su labor en Rey Arturo creo califica entre sus mejores trabajos por la emoción que le otorgó al drama del conflicto.

Una interpretación inusual de esta temática que en lo personal ubico entre las mejores producciones del mito artúrico.

 

12 Comentarios

  1. Salió creo que en el mismo DVD, si mal no recuerdo. Llegué a alquilarla en el viejo videoclub -que ya no existe- cerca de mi casa. Vi las dos versiones. La del corte del director es realmente muy buena.

  2. Recuerdo haberla visto en el cine y sinceramente habia un punto que me impedia valorar la pelicula de cualquier manera y era la absurda falta de sangre.
    La pelicula adoptaba un tono mas realista pero las batallas eran absolutamente insipidas y princuipalmente de sangre (me daba verguenza ajena ver que clavaban espadas y los tipos no te largaban una gota) sumado a que sinceramente (y en concordancia con la falta de sangre de las batallas) ninguno de los tres protagonistas me genero nada en ese entonces (disculpenme, no soy precisamente un fan de Clive Owen).
    Entiendo la movida de hacer una version mas realista del mito pero no podes quedarte tan a medio camino en un concepto.

  3. Alquimista creo que tenés que buscar cuanto antes el corte del director. Rey Arturo es muy sangrienta y Disney arruinó toda la acción en el corte pare cines. Cuando veas la versión del director te vas a encontrar con otra película. Aunque no te guste Clive Owen.

  4. Que cosa esto de los cortes de los estudios y los de los directores. Como el caso de Daredevil que el estudio la arruino completamente. Tendrias que hacer algun informe con casos destacables.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*