Historia de Wonder Woman

Capítulo 25: The New Original Wonder Woman (Temporada 1)

Cathy Lee Crosby no fue una mala Wonder Woman, pero la versión que interpretaba del personaje estaba pasada de moda en 1974 y ya no se relacionaba con el cómic.

Aunque el film que  funcionó como piloto tuvo muy buenos índices de audiencia, el canal ABC canceló el proyecto porque querían producir una serie que representara mejor a la historieta.

Por esa razón el nuevo programa llevó el título The New Original Wonder Woman, con el objetivo de dejarle claro a la audiencia que esta vez la heroína de la trama era la verdadera princesa amazona que todo el mundo conocía.

Los productores en un principio tenían pensado en hacer la serie con Cathy Lee Crosby, pero la actriz rechazó el papel y esto generó que hubiera que buscar nuevamente a la protagonista adecuada.

El productor Douglas S. Cramer, quien había sido responsable de series populares como Misión: Imposible y The Brady Bunch tenía una candidata que para él resultaba la elección perfecta.

Lynda Carter tenía 24 años y había conseguido una breve popularidad como la ganadora del concurso de belleza Miss World USA en 1972. Aunque su verdadera pasión era la música y llegó a integrar una banda con familiares, en Hollywood no la conocía nadie.

Esa fue una de las razones por las cuales también perdió el rol de Wonder Woman en el piloto de 1974.

Sin embargo el productor Cramer estaba convencido que era la imagen perfecta para la serie y con un buen director de actores podrían lograr que resultara creíble en el rol.

El problema era que ABC no quería saber nada con Carter porque consideraban un riesgo desarrollar una serie de este tipo con una actriz que el público no registraba.

Por ese motivo la pre-producción de Wonder Woman fue muy conflictiva, ya que había un choque de enfoques entre el canal y el productor Cramer.

La compañía quería a la actriz Joanna Cassidy (quien era más conocida en ese momento) para el rol principal y una serie que estuviera más en sintonía con el Batman de Adam West.

Por el contrario, Douglas Cramer tenía la intención de desarrollar un producto más serio y tuvo que pelear bastante por Lynda Carter para que los directivos de ABC la aceptaran.

Una disputa que eventualmente terminó por ganar.

Lynda, quien había estado a punto de volver al hogar de su familia en Arizona, porque no podía pagar un alquiler en Los Ángeles, entonces se quedó con el rol que cambiaría su vida para siempre.

El guión del piloto, que se concibió como una película de una hora y media, estuvo a cargo de Stanley Ralph Ross, quien había escrito la delirante serie de Batman en 1966.

La trama original era prácticamente una parodia del cómic y estaba plagada de chistes y situaciones absurdas.

Por suerte, para los fan de Wonder Woman, el productor Cramer se impuso nuevamente y eliminó todo el contenido humorístico del guión.

La idea del realizador era desarrollar una adaptación fiel de la heroína de William Marston y la primera temporada se concibió como un homenaje a la Era Dorada del cómic, donde los argumentos se ambientaron en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

El piloto presentaba una adaptación impecable del origen de Wonder Woman que seguía de cerca todos los hechos que se habían presentado en la historieta.

Douglas Cramer no se equivocó con Lynda Carter y desde la primera escena que la presentaba en Isla Paraíso, nadie dudaba por un instante que era la princesa amazona de Marston.

En mi opinión, la más grande encarnación que tuvo y tendrá el personaje en una adaptación live action.

Si bien me encantó lo que hizo Gal Gadot en la última película y está muy bien en el rol, para mí no deja de ser una actriz que interpreta un personaje.

En cambio cuando ves esta serie de televisión te olvidás por completo de Lynda Carter porque ella era Wonder Woman y se fusionaba por completo con el rol.

Algo similar a lo que ocurrió también con Christopher Reeve. En la actualidad Henry Cavill es un buen casting para Superman pero Reeve directamente se convertía en el personaje.

La presencia que tenía Lynda Carter en la pantalla era tremenda y a través de su interpretación encarnaba todas las cualidades que hicieron especial a este heroína.

No es una exageración afirmar que Carter es uno de los mejores castings que se hicieron de un personaje de cómic en la historia de Hollywood.

Era simplemente perfecta para el rol y cada vez que sonreía, en la clásica toma final de los episodios, te enamoraba por completo.

Lo que siempre me gustó de su trabajo es que no solo le dio una humanidad notable al personaje, sino que además se tomaba a Diana en serio.

Los argumentos podían presentar a veces situaciones ridículas pero ella nunca convertía en un chiste a la heroína.

Wonder Woman conservaba esa nobleza e inocencia que tenía en el cómic y eso permitía que fuera atractiva para ambos sexos.

Los hombres por motivos obvios quedaban embobados con ella y las mujeres no la veían como una competencia, un detalle que fue clave en el suceso de la serie.

La primera temporada tuvo una fuerte impronta comiquera y a menudo se utilizaban  viñetas de historietas para destacar un escenario o una fecha temporal.

El tema musical de Norman Gimbel era tremendo y tenía unos arreglos espectaculares que le daban mucha fuerza a los créditos iniciales.

Otro homenaje a la Era Dorada de la historieta lo encontramos en las ilustraciones de la introducción que recreaban el arte de Harry Peter, el primer dibujante de la amazona.

El reparto reunía a los personajes secundarios clásicos de la revista que también contaron con un gran casting.

Steve Trevor

Por lejos una de las mejores encarnaciones que se crearon del infumable Trevor.

Lyle Waggoner le dio al rol una dignidad que el soldado no había tenido en las revista de DC y la buena recepción de su labor influyó en la resurrección de Steve en el número 223, de abril de 1976.

En la serie Trevor no era representado como un tedioso interés romántico de la protagonista y formaba una buena dupla con Wonder Woman en la aventuras que compartían.

Etta Candy

Beatrice Colen brindó una impecable interpretación de la querida Etta, que contribuía a brindar momentos humorísticos con mucha simpatía.

Su labor en la serie también influyó en el regreso del personaje en la historieta de DC después de mucho tiempo.

En esta primera temporada los conflictos por lo general se centraba en los esfuerzos de Wonder Woman por detener a los criminales nazis y los argumentos estaban en perfecta sintonía con las aventuras de la amazona en la Era Dorada.

En el segundo episodio aparecía una de las clásicas villanas del cómic, Paula Von Gunther, quien estaba muy bien interpretada por Christine Belford.

A diferencia de los villanos cómicos de la serie de Batman, en Wonder Woman respetaban el perfil que les había dado Marston en sus argumentos.

Otro personaje famoso de la historieta apareció en el capítulo doble, The Feminum Mystique, que incorporó en la trama a Wonder Girl, interpretada por Debra Winger, quien también llamaba la atención por su físico y el uniforme ajustado que usaba.

Sin embargo esta versión del personaje no era Donna Troy de los Titanes, sino que se llamaba Drusilla y estaba basada en una joven amazona que había tenido un rol secundario en la era de Diana Prince escrita por Denny O´Neil,

Debra Winger más adelante fue nominada dos veces al Oscar como Mejor Actriz por Reto al Destino (1982) y La fuerza del Cariño (1983) y Wonder Girl fue uno de sus primeros trabajos populares.

La Reina Hipólita también tenía sus apariciones en la serie y tuvo dos encarnaciones diferentes.

En el piloto fue interpretada por Cloris Leachman y luego en el resto del programa por Carolyn Jones, la recordada Morticia de Los Locos Addams.

Cabe destacar en esta primera temporada ese hermoso e inolvidable séptimo capítulo que fue Fórmula 407.

La trama se desarrollaba en Argentina, que las viñetas de cómics describían como “un país pintoresco que se había mantenido neutral durante la guerra”.

Diana y Steve eran enviados a Buenos Aires para recuperar una fórmula creada por un científico argentino, el doctor Moreno, quien había logrado desarrollar gomas de autos a prueba de balas.

Los alemanes por supuesto también estaban detrás del invento para utilizarlo en sus vehículos.

Antes de abandonar Estados Unidos, el General Blankenship les decía a Diana y Steve que “Argentina era un país grandioso, pero tenía mucha gente que apoyaba a los nazis”. Algo que por cierto era verdad y no queda otra que aceptar.

Luego cuando llegaban a Buenos Aires, el contacto norteamericano de los protagonistas les advertía que debían tener cuidado en Argentina “porque había más nazis que en Berlín“!

En este capítulo se pueden ver tomas panorámicas de la Plaza de Mayo y la zona de Retiro donde aparece un cartel de Cinzano.

Sin embargo, Lynda Carter y Lyle Waggoner no estuvieron en el país ya que la Buenos Aires de los años ´40 se reconstruyó en Hollywood.

Pese a todo en la trama Woder Woman visitaba Buenos Aires para patearle el trasero a los nazis.

No puedo dejar de  destacar a Lynda Carter como la creadora del famoso giro con el que la heroína cambiaba de identidad. Probablemente uno de los momentos más famosos de la serie.

En los cómics Diana se convertía en Wonder Woman cuando se pasaba el lazo de la verdad por su cuerpo, pero en la serie era una situación muy complicada de recrear y por ese optaron por el famoso giro.

Un momento que representó la escena más cara de la serie, ya que generaba bastante trabajo en la post-producción.

El giro de Wonder Woman más tarde se incorporó en la revista del personaje y pasó a convertirse en un elemento clásico de la heroína.

Mientras tanto en los cómics…

El piloto de Wonder Woman se estrenó el 7 de noviembre de 1975 y fue un enorme éxito internacional.

La serie jugó un papel fundamental para darle más popularidad a la historieta que logró atraer la atención de una nueva generación de lectores.

Por este motivo, luego del arco argumental de las 12 pruebas de Wonder Woman, las historias volvieron a presentar aventuras ambientadas en la Segunda Guerra Mundial.

El objetivo de DC por supuesto era explotar el suceso de la serie de televisión y funcionó muy bien porque la revista aumentó sus ventas.

Durante esta etapa los guiones corrieron por cuenta de Martin Pasko y Denny O´Neil volvió a la revista como editor.

No obstante, el regreso a los conflictos bélicos fue muy breve ya que la serie apenas tuvo 13 episodios.

El 16 de febrero de 1977 se estrenó el último capítulo de la primera temporada que presentaba el regreso de Debra Winger como Wonder Girl.

Las heroínas debían detener a un productor de Hollywood nazi que desarrollaba película de propaganda para los alemanes.

Esta historia representó la última aparición de Etta Candy, quien no volvería a ser parte del programa, al igual que Steve Trevor y Wonder Girl.

Para sorpresa de los productores y el elenco, el canal ABC decidió cancelar la serie de Wonder Woman que era uno de los grandes éxitos televisivos de ese momento.

La causas tuvieron que ver con un recorte presupuestario en el canal.

La reconstrucción de los años ´40 generaba que cada episodio fuera muy caro de producir, debido a  los vestuarios y vehículos que se debían implementar.

Los productores obviamente no iban a dejar morir el éxito de la serie y decidieron desarrollar la siguiente temporada en la competencia de ABC, el canal CBS que recibió de brazos abiertos a la princesa amazona en su programación.

La segunda temporada tendría importantes cambios que derivarían en un enfoque diferente del programa.

Continuará.

 

4 Comentarios

  1. En un todo de Acuerdo con lo que decis en referencia al Casting Hugo…Lynda Carter es Wonder Woman… en Live Action…no hay con que darle a eso…incluso al dia de hoy, cuando veo comics, o dibujos de Wonder Woman, mi mente trae a Lynda Carter como encarnacion de ese personaje ( algo similar me ocurre con Bill Bixby y Bruce Banner)

  2. Linda Carter no solo es la Mujer Maravilla sino que ademas es la mujer mas hermosa que pisó este planeta!!! Ese es el efecto que me provocó a mis 7 años de edad cuando se estreno la serie en Argentina y todavía me dura hasta hoy dia…….

  3. Recuerdo ver de chico y con mí familia el capítulo que “transcurre” en Buenos Aires.

    Todavía es el día de hoy que sí alguien menciona Wonder Woman inmediatamente nos acordamos de ese capítulo, por lo de delirante que se retrataba al país.

    Debería verlo de nuevo, pero si no me falla la memoria aparecía un gaucho o alguien hacía mención a unos “ardientes gauchos”. Además cuando llegaban al aeropuerto se mostraban imágenes de unos acantilados (?).

    En fin, ver que un personaje de una serie americana fuera a visitarnos parecía surrealista en esa época y me causó impresión…

  4. Y le queda grande el papel a Gadot en todo sentido, lo siento por los enamorados de Gadot que ultimamente estan bastante cargosos. Lynda a los casi 70 años sigue siendo igual de hermosa!
    Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*