Historia de Wonder Woman

Capítulo 16: El fallido regreso a la Era Dorada

Si William Marston hubiera estado vivo en la década de 1960 la historia de Wonder Woman habría sido muy diferente.

Toda la ideología feminista que tenían sus primeros argumentos finalmente empezaban a cobrar fuerza en la sociedad y cuando la cultura popular más necesitaba a la amazona para apoyar estos cambios, la heroína desapareció.

Los años ´60 fueron un período de grandes transformaciones sociales pero recién a partir de la segunda mitad de esa década la voz de las mujeres adquirió un impacto notable en los movimientos de activismo político.

Un importante disparador de estos cambios fue la publicación del libro The Feminine Mystique, de Betty Friedan en 1965. Una obra que fue responsable de gestar la segunda ola de movimientos feministas en el siglo 20.

El trabajo de Friedan presentaba entrevistas a mujeres de distintas edades y clase sociales, donde se plasmaba el estancamiento y desilusión que generaba las limitaciones que imponía la sociedad al genero.

Las entrevistadas exponían la impotencia de no poder desarrollarse en otro campos profesionales, más allá de cuidar a los hijos y realizar tareas hogareñas .

Friedan presentaba una crítica aguda a las revistas femeninas y las agencias publicitarias que imponían la imagen de la ama de casa sumisa en los medios de comunicación y los efectos que esto generaba en la perdida de identidad entre las mujeres.

El libro fue un enorme suceso comercial y le abrió la cabeza a miles de lectoras que empezaron a buscar la manera de cambiar esta situación.

Así nació en 1966 la organización National Organization for Women (NOW) que abogaba por la igualdad de los sexos en la sociedad, la misma ideología con la que había nacido Wonder Woman en 1941.

Antes que los movimientos feministas se vieran distorsionados por ideas radicales, que convirtieron a estos grupos en la cara opuesta de las ideologías machistas, grupos como NOW luchaban desde su activismo por una sociedad más igualitaria.

La organización empezó a crecer a mediados de los años ´60 y progresivamente fue incluyendo también la discriminación que enfrentaban las mujeres negras y las mujeres lesbianas.

Mientras tanto, el personaje de cómic que había estado completamente adelantado a su tiempo y abogaba por estas cuestiones cuando la sociedad todavía estaba dormida, no podía salir de la enorme crisis creativa que había generado la muerte de William Marston.

Con la intención de evitar la cancelación de la revista por la perdida de lectores, el editor y guionista Robert Kanigher depuró a la polémica Wonder Family y contempló el pedido de los fans por un regreso a la fuentes del personaje.

En enero de 1966, cinco meses antes de la aparición oficial del grupo NOW, el cómic de Wonder Woman presentó un regresó a la Era Dorada en el número 159.

En la primera entrega de esta etapa Kaniher restauró el origen de Diana que le había otorgado Marston a la heroína.

Es decir, Wonder Woman nacía a partir de una figura de arcilla que luego recibía la bendición de los dioses griegos.

WW 159a-001

La historia no fue otra cosa que una versión expandida del origen que había tenido el personaje en 1941.

Kanigher ordenó a los artistas Ross Andru y Mike Eposito a que copiaran la estética que Harry Peter le había dado inicialmente a los relatos de la amazona.

El experimento era raro.

En esta etapa se puede apreciar un intento por volver a las fuentes, pero los conflictos se trabajaban desde la copia a Marston en lugar de tomar el concepto de su obra para adaptarlo a los tiempos modernos.

Durante este período Diana volvió a tener el diseño de caricatura de los años ´40 en una versión un poco más estilizada a cargo de Ross Andru.

Durante los siguientes números Kanigher revivió a los clásicos villanos excéntricos de Marston, como Dr. Psycho , Giganta, Paula Von Gunther y Cheetah, quienes volvieron a enfrentar a la princesa amazona después de muchos años de ausencia.

La estética y el tono de los conflictos eran parecidos (salvo por la exclusión de los elementos eróticos), pero la labor de Kanigher tenía muy poco que ver con la obra original de Marston.

Volver a las fuentes de esta manera fue un riesgo de DC que eventualmente no pudieron sostener.

Los conflictos seguían siendo tontos y estaban muy por debajo del nivel de los drama que enfrentaban los héroes de Marvel, cuyos personajes no paraban de crecer.

Al estudiar estos cómics en detalles queda claro que Kanigher se sentía incómodo con el regreso a la Era Dorada y por eso no generó sorpresa que para el número 165 (1966), las historias retomaran sus clásicos contenidos bizarros.

En esta ocasión Diana enfrentó a uno de los villanos más ridículos en la historia de DC Comics, como fue Paper Man, un empleado de un imprenta que al caer en un tanque de químicos se convertía en un periódico humano.

WonderWomanVol1-165La historia siguiente no mejoró con el regreso del infame Egg Fu, el huevo duro comunista.

Kanigher estaba completamente fuera de control y levantó la apuesta con otra estupidez, donde dejó claro que ya no le importaba nada la reacción de los fans.

En el número 169 (1967) apareció The Crimson Centipede, quien era un ridículo cienpiés humano.

CCentipede 1

Si Steve Trevor ya era un personaje detestado por la gran mayoría de los lectores, no ayudó demasiado a la imagen del infumable soldado que Kanigher lo convirtiera en una patética copia del Capitán América.

En el número 174 (1968) Trevor adquirió superpoderes y debutó como The Patriot, donde intentaba ponerse a a la altura de Diana.

WW_ThePatriot1

El concepto fue odiado por los lectores y la carrera de Steve como salieri del Capitán América enseguida llegó a su fin.

DC había perdido por completo el control de Wonder Woman y no tenían la menor idea que hacer con ella.

Las situación se volvió insostenible con el infame número 176 que presentó una de las historias más machistas y patéticas en la historia de este cómic.

Wonder_Woman_Vol_1_176

En esa aventura Diana era sometida por tres villanos idiotas de segunda categoría que llegaban a acosarla sexualmente.

wonder-woman-176-inner

En lo personal estoy convencido que esa historieta fue la inmolación de Kanigher al frente de Wonder Woman. Quedaba claro que el artista no podía seguir adelante con el personaje.

Mientras los movimientos feministas estaba peleando contra la discriminación de las mujeres en los ámbitos laborales historias como este eran inaceptables.

Este período de crisis coincidió también con importantes transformaciones en la compañía DC.

La editorial fue adquirida por la empresa Kinney National Service, liderada por Steve Ross, quien daba el primer paso a la gestación de lo que más tarde sería la corporación Time Warner, que actualmente es dueña de DC.

Los cambios de dueños generaron también una re organización en el equipo de la editorial y por ese motivo Carmine Infantino pasó a convertirse en el nuevo director de DC.

Infantino, quien tenía un cariño genuino por Wonder Woman, estaba preocupado por el estado del cómic y una de sus primeras acciones como director fue resolver esa situación.

Los días de Kanigher habían llegado a su fin y junto con Ross Andru y Mike Esposito fueron desvinculados de la historieta.

El trío venía trabajando en la revista desde mediados de los años ´50 y no habían conseguido adaptar a la amazona a los tiempos modernos.

Cabe destacar que Kanigher y sus colaboradores no obstante se despidieron con un argumento histórico en la bibliografía de Wonder Woman.

En el número 177 (1968) Diana recibió por primera vez en su revista a un invitado especial, desde su creación en 1941.

Por alguna razón los artistas de DC hasta ese momento siempre se habían negado a cruzar a la amazona con otros héroes en su revista.

La primera invitada en la historia del cómic de Wonder Woman fue Supergirl, quien por esos días ya contaba con gran popularidad.

wonderwomansupergirlad_falling100

Una curiosidad de este cómic es que presentaba un argumento muy similar al de la película Batman vs. Superman.

Un alienígena en este caso manipula a Wonder Woman para que se enfrente con Supergirl, a quien considera una amenaza.

Durante la aventura ambas heroínas se dan cuenta del engaño al que fueron sometidas y luego unen fuerzas para detener al villano.

La trama era entretenida y califica entre la obra más decente que brindó Kanigher en su polémica etapa con Wonder Woman.

En la última página de ese número los lectores recibían un impacto importante.

Wonder Woman se preparaba para vivir un cambio radical y el cómic que protagonizaba nunca más volvería a ser lo mismo.

ad_ww176july1968

Continuará.

 

 

 

17 Comentarios

  1. El final de una etapa, ojo hay q reconocer como Kanigher, murio en la suya.
    Lo malo q lo q vino tampoco fue mucho mejor.
    Lo q esta claro a lo largo de la historia DC, q no cualquiera escribe Wonder Woman, cuantos autores consagrados tuvieron etapas muy olvidables con el personaje.

  2. Disiento con vos Emanuel. Lo que vino a continuación es una de las etapas más malinterpretadas y subestimadas del personaje que no se supo valorar y hasta el día de hoy tiene influencia en las cosas que se hacen en la actualidad.
    Ya me voy a explayar en detalle. Soy un gran defensor de lo que sigue y hay que estudiarlo en el contexto en que surgió.

    Estoy de acuerdo en que Wonder Woman no es para cualquier guionista.

  3. Haciendo un balance hasta este punto, desde 1941 hasta 1968 cuanto años fueron buenos y por ende cuantos malos en Wonder Woman?

  4. De 1941 hasta 1948 fueron buenos con conceptos innovadores. Después hubo una etapa de relanzamiento decente de 1956 hasta 1960, cuando empezaron a derrapar con las bizarradas.
    De 1961 a 1968 fue lo peor en la historia del personaje.
    En adelante las cosas empiezan a mejorar y el cómic se pone bueno otra vez.

  5. Estoy siguiendo estas crónicas como los capítulos de una serie, y el de hoy con la despedida de Kanigher me provocó una reacción similar a cuando mataron a Joeffrey Baratheon en Game of Thrones… “sí! muere, maldito!!” jaja

  6. La primeras críticas de Wonder Woman son positivas , la comparan con el Superman de Donner y el Capitán América: El Primer vengador , destacan es optimista y divertida, además resaltan que la Mujer Maravilla no es cínica, ni vive angustiada. Se que hay ser cuidadoso con las críticas, pero espere demasiado por una película live action de la Mujer Maravilla.

  7. El problema que tengo con esas críticas es que son hechas por la misma gente que también alabó Guardianes de la Galaxia 2. Hasta que no la vea tomo todo con pinzas.Ojalá se la haya hecho justicia.

  8. Y las primeras criticas del reboot de Cazafantasmas también fueron así de positivas, e incluso destacaban a Kate Middleton (sobreactuaciones olvidables si las hay). Si le tengo un poco de fe a la película, pero tampoco me fío tanto de esa gente.

  9. Le pifie con el apellido. Era McKinnon, jaja.

    Además, me di cuenta de que con DC es muy delicada la situación. Como estas críticas dicen que la peli es más divertida, y eso puede que influya en los productores, a lo mejor se les va la mano en sus futuros títulos, pueden terminar como el MCU o peor (hay tienen la última de los Guardianes como ejemplo), y seguir enfocándose en lo que hace la competencia en vez de si quiera tomar inspiración de su universo en formato cómics; tal vez no pase con Wonder Woman, ni con Aquaman, pero quizá más adelante, eventualmente. Pero tampoco deben de hacer la gran Snyder y llevar todo al extremo de la depresión, oscuridad y pseudo-filosofía y teología. Debe de haber un equilibrio y control, y tienen todo servido con Wonder Woman y La Liga para eso.

  10. Si si fue la previa antes del encuentro oficial que tendrían en la revista de Diana. Supongo, no tengo información oficial, que a raíz de ese número decidieron después que Supergil fuera la primera invitada especial en el cómic.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*