El Disney olvidado: Follow me, Boys! (1966)

Capítulo 53

Walt Disney tenía buen ojo para elegir a las figuras de su estudio y con no se equivocó.

Después de ver el trabajo del actor en este film, cuando tenía 13 años, no resulta llamativo que Disney lo ofreciera un contrato a 10 años.

Algo que ya no existe en Hollywood porque es una industria muy diferente a la de los años 60.

Sin embargo Disney apostaba al futuro con el fin de formar a sus jóvenes dentro de la compañía.

Kurt debutó con Follow Me, Boys! en 1966 y recién se despidió del estudio en 1977, ya como adulto, con El hombre más fuerte del mundo.

En el caso de esta producción dirigida por Norman Tokar se trata de una de los dramas más elogiados en la historia del cine live action de Disney.

Cuando se estrenó en los cines en 1966 fue un éxito popular pero lamentablemente quedó en el olvido con el paso del tiempo.

Hoy es extraño asociar estas clase de películas con Disney, pero la realidad es que mientras Walt estuvo vivo se preocupaba por brindar propuestas con contenido.

La historia está protagonizada por Fred McMurray, una de las grandes estrellas adultas del estudio, famoso su trabajo en The Shaggy Dog (1959) y The Absent Minded Profesor (El profesor Chiflado), de 1961.

McMurray interpreta a Lem Siddons, un saxofonista de una banda de swing, cuya máxima aspiración es convertirse en abogado. Sin embargo la vida tiene otro planes para Lem y sus planes cambian cuando se instala en un pequeño pueblo rural.

El músico se enamora de una mujer de esa localidad, quien creó diversos programas para sacar a los chicos de la calle.

Con la intención de estar más cerca de ella, Lem entonces se convierte en el jefe de un grupo de scouts a quienes les cambiará la vida con su guía y consejos.

Al mismo tiempo los chicos terminan por cambiar el destino del aspirante a abogado, quien también aprende importantes lecciones a través de los jóvenes que lidera.

Follow Me, Boys! además de retratar con mucha fidelidad la organización de los scouts, como no se había hecho en ninguna otra película, es una muy buena historia sobre como un individuo puede transformar con pequeñas acciones a las personas que lo rodean en su vida.

En ese sentido es inevitable la comparación con el clásico de Frank Capra, Qué bello es vivir! por las consecuencias que genera las decisiones que emprenden el protagonista.

Kurt Russell en este primer trabajo para Disney está increíble como el bully de la ciudad que maltrata al resto de los chicos. Lejos de ser retratado como un villano, la película de Tokar retrata la situación familiar en el hogar del joven que deriva en sus actitudes violentas.

El personaje de Kurt tiene un padre alcohólico que está perdido por su adicción y lo avergüenza ante el resto de los jóvenes y vecinos. La frustración que siente el chico por esa situación se manifiesta a través de la violencia que ejerce hacia sus compañeros de escuela.

El líder de los scouts entonces se convierte en un importante maestro de la vida que ayuda al chico a lidiar con los problemas que atraviesa.

No deja de ser interesante que Russell antes de pasar a trabajar en el género de la comedia primero debutó en un rol dramático donde tiene muy buenos momentos junto a McMurray.

Si bien Follow Me, Boys! cuenta con algunas escenas graciosas,  en general es un sólido drama familiar que homenajea a las organizaciones de Boy Scouts de los Estados Unidos.

Una producción que hoy es recordada por presentar la primera gran incursión en el cine de un chico que se convertiría en una de las grandes estrellas de Hollywood en las décadas siguientes.

Un avance del film.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.