Grand Theft Auto: La ópera prima de Ron Howard

Publicidad

Grand_theft_auto_posterRon Howard debe ser un extraterrestre.

Es la única teoría que se me ocurre para explicar su increíble carrera y vida personal y en un mundo tan complicado como el de Hollywood.

Esta semana se estrena uno de sus mejores trabajos como es Rush, la mejor película de automovilismo realizada en las última décadas y me pareció copado recordar sus orígenes como realizador que estuvieron relacionados con las historias de autos.

El caso de Howard es incréible.

Ron es una de las poquísimas estrellas infantiles que logró atravesar con éxito la adolescencia, luego la adultez para convertirse en un realizador con más de 50 años de carrera en un ambiente  tan competitivo como el de Hollywood.

Jamás estuvo involucrado en un escándalo y sigue casado desde hace 38 años con su novia de la secundaria con quien tuvo a su hija Bryce Dallas Howard, que también es actriz.

Dentro de ese gran puterío que es la industria del cine norteamericano donde los matrimonios no suelen tener larga vida este es un caso muy excepcional.

Al igual que otros tantos realizadores Ron le debe su carrera como director al maestro , quien fue la persona que le dio su primera oportunidad detrás de las cámaras.

Esto ocurrió en 1977. Howard tenía 23 años y hacía rato que venía con ganas de concretar su sueño de convertirse en director.

Por aquellos días era una figura famosa en Estados Unidos por ser parte de la serie de televisión Happy Days y había escrito con su padre, que también es un famoso actor, una comedia para el cine.

Ron le presentó el proyecto a Corman, pero el guión no le pareció gran cosa y pensó en un proyecto mejor para que el joven debutara como director.

Así fue que le hizo la siguiente oferta. Si Ron protagonizaba Eat My Dust una comedia de acción para fanáticos de los autos él se encargaría de financiarle su ópera prima que además protagonizaría.

Obviamente no dejó pasar esa oportunidad y de esa manera su sueño de convertirse en director comenzó a tomar forma.

Este es el avance de Eat My Dust (1976) una película muy divertida que tendría bastante relación con su siguiente proyecto.

Gran Theft Auto fue una comedia de acción que se filmó en apenas 15 días con 602 mil dólares y que Howard escribió junto a su padre.

Una propuesta que tenía el humor clásico de los filmes producidas por Corman y reunió a muchísima gente que luego hizo Rock and Roll High School.

Dentro de la trama aparecen el director de aquel film rockero Allan Arkush, Paul Bartel (que además dirigió Death Race), Marion Ross, Clint Howard y Don Steele.

La edición corrió por cuenta de Joe Dante, el director de Piraña, quien contó con la colaboración de Arkush.

También aparecía en roles menores la esposa de Ron, Cheryl Howard, su padre, Rance Howard y Garry Marshall, quien luego dirigió famosas comedias románticas como Mujer Bonita y Novia fugitiva con Julia Roberts.

La trama era muy sencilla y concretamente se concentraba en una larga persecución automovilística.

descarga (1)Los protagonistas eran Ron Howard y Nancy Morgan, que interpretaban a una pareja de novios que robaban el Roll Royce del padre de ella, que era el gobernador de una ciudad, para viajar a Las Vegas con el propósito de casarse.

La relación no contaba con el apoyo del padre de la joven quien ofrecía una recompensa a quien le devolviera su hija ilesa, algo que generaba que un montón de personajes excéntricos intentaran detener a los protagonistas.

Esa era toda la historia que tenía el argumento.

Un film muy divertido que hoy es un viaje en el tiempo para descubrir como era la cultura de fines de los años ´70.

Granf Theft Auto no es una joya de realización pero presentó muy buenas escenas de acción donde se destacaban el trabajo con los autos.

La película está plagada de escenas dignas de los Dukes de Hazzard, con choques, explosiones y piruetas muy llamativas con el Roll Roice que fue otro gran protagonista de esta historia.

Es muy interesante verla en la actualidad porque si prestás atención vas a percibir en esas escenas las raíces de un realizador consagrado que hoy brindó una joya como Rush.

Además es una comedia muy divertida si te gustan las comedias que solía producir Corman en aquellos días.

El film fue un éxito comercial en su momento y contribuyó a que Howard siguiera construyendo su carrera como director.

A raíz de este suceso su segunda trabajo como realizador sería para un estudio grande de Hollywood, pero eso es un tema para otra nota.

Acá está el avance de este clásico de autos presentado por el propio Ron Howard.

 

 

 

 

 

Publicidad

3 Comentarios

  1. El otro dia vi en HBo el documental sobre Corman, y esta muy bueno, y te sorprende como el tipo ayudo a una cantidad increible de directores, hay momentos muy emotivos de Howard y Jack Nicolson hablando sobre el.
    Ahi Howard comentaba como fue la filmacion de esta pelicula y todo lo q aprendio de la forma de trabajar de Corman.
    Lastima que cuando le dieron el oscar honorifico, no fue en la transmicion en vivo, el tipo se lo merece

Comentarios cerrados.