Gloria: Mi favorita de John Cassavetes

Publicidad

GLORIAUna película que debería ser de estudio obligatorio en la escuelas de .

Si a los futuros cineastas se los formara con el cine de John Cassavetes probablemente el 90 por ciento de los filmes locales que llegan a los cines no serían producciones infumables.

También es válido para los cinéfilos que en este caso quieran disfrutar de una cátedra de cómo hace un film policial.

John Cassavetes es uno de los grandes padres del cine independiente norteamericano.

Este artista que en principio se hizo conocido como actor y trabajó en clásicos de renombre como El bebé de Rosemary y Doce del patíbulo fue uno de los primeros cineastas que representó la verdadera independencia del cine.

¿Qué significa ser un director independiente?

Buscá la biografía de este maestro y lo vas a comprender.

Cassavetes fue un miembro clave dentro de esa camada de pioneros de los años ´70′ que hacían cine guerrilla con los elementos que tenían disponibles.

En el caso de John, él escribía, producía, actuaba, editaba y buscaba la plata para concretar sus proyectos.

No se quedaba esperando que algún estudio se dignara a desarrollar sus trabajos, sino que la hacía por su cuenta y tenía el control absoluto de su propio material.

Además fue un pionero, dentro del cine estadounidense, en trabajar la improvisación en las películas con un enfoque de alto realismo que le daba  a su narración.

La improvisación no significaba que los actores hicieran los que se le cante, tenían que seguir un guión, pero ello creaban a los personajes con su propias interpretaciones y la visión que tenían de ese rol.

imagesSus filmes tenían como artistas fetiches a su esposa Gena Rowlands, Ben Gazzara  y Peter Falk.

Todas sus películas son interesantes de ver pero entre sus clásicos se destacan Shadows (1959), que fue la ópera prima, Faces (1968), Maridos (1970), Una mujer bajo la influencia (1974), El asesinato de un corredor de apuestas chino (1976), y Love Streams (1984).

Mi gran favorita, sin embargo, dentro de su carrera siempre fue Gloria (1980).

Esto se debe a dos motivos.

Primero porque es un tremendo policial, que es uno de mis géneros favoritos y además porque es una de las poquísimas películas que vi en mi vida donde la tensión del relato se vive desde la primera a la última escena.

Esto es algo muy, pero muy difícil de conseguir, ya que se trata de mantener capturada la atención del espectador con puro suspenso sin baches.

Lo loco de este proyecto es que Cassavetes nunca pensó dirigir esta película. Él había escrito el guión y su idea era venderlo a Columbia para hacer algo de dinero.

Sin embargo, la cosas cambiaron radicalmente cuando el estudio contrató a su esposa para el rol protagónico.

Gena Rowlands no quería hacerla al menos que la dirigiera su marido y así fue que John terminó involucrado en la producción.

Lo genial de Gloria es que pese a ser un film financiado por un estudio importante Cassavetes mantuvo la independencia que caracterizaba a sus trabajos y la hizo con su estilo.

La trama comienza a pura tensión con una familia de Puerto Rico que es perseguida por la Mafia. El jefe de familia se quedó con mucho dinero de algunas operaciones y encima se convirtió en informante del FBI.

Unos minutos antes que la familia sea masacrada por los el padre pone a su hijo menor, Phil, en custodia de Gloria, una vecina del edificio, quien de casualidad llega al departamento para pedirles prestado un poco de café.

Phil entonces se va a regañadientes con la mujer y el libro de cuentas que revela todo los negocios de la Mafia, uno momentos antes que los mafiosos maten a todos.

A partir de ese instante Gloria tiene que escapar de la Mafia que ahora la busca a ella y al niño que tiene el codiciado libro.

Sin embargo, con el transcurso de los hechos el espectador va ir descubriendo que Gloria es mucho más que una simple señora del Bronx.

Gloria_1980_movie_posterPE-LI-CU-LÓN.

Lo que hace Caassavetes con los primeros 15 minutos donde se nos presenta a los protagonistas es impresionante. Pura tensión y dramatismo que no para hasta el final.

Originalmente el personaje Phil iba a ser interpretado por uno de los niños actores más grossos de todos los tiempos como fue Ricky Schroder, quien venía de romperla en El Campeón, junto a John Voight.

Lamentablemente no lo pudieron conseguir porque Ricky estaba a full con su agenda de trabajo y luego de un intenso casting el director le dio el papel a un tremendo chico llamado John Adames, quien hizo un trabajo increíble.

Un nene muy expresivo que tenía escenas muy emotivas. Por este trabajo le dieron el premio Razzie a la peor actuación de 1980 algo que fue muy criticado en su momento, ya que no tenía ningún tipo de sentido.

No dejó de ser una muestra que esos premios son una huevada donde eligen cualquier cosa.

La química del chico con Gena Rowlands fue tremenda y juntos brindaron escenas fabulosas.

Lamentablemente esta fue la única incursión de John Adames en el cine.

Otros dos grandes elementos de esta película son la acción, donde el director sorprende con un par de tiroteos brutalmente realistas y la música de Bill Conti ().

Por el papel de Gloria, Gena Rowlands fue nominada al y los Globos de Oro y su trabajo fue destacado como una de las mejores interpretaciones de 1980.

La película tuvo una enorme influencia en El perfecto asesino, de ,donde Jean Reno custodiaba también a  una niña, y en otras películas que presentaron conceptos similares como Julia, de Eric Zonka, con Tilda Swinton, Ultravieta, con Milla Jovovich, y la coreana .

En 1999 Sidney Lumet (Serpico) hizo la con Sharon Stone, que nunca vi hasta ahora.

Tengo miedo que me arruine el recuerdo de la original, aunque me intriga saber que hicieron en esa versión. No ayuda que el film haya sido un fracaso y recibiera malas críticas.

Algún día la tengo que ver.

Por lo pronto les recomiendo la original que no tiene desperdicio.

Acá tienen un avance.

 

 

 

Publicidad

5 comentarios

  1. La original es una muy buena película. Es tremendamente visceral debido a esa fotografia de los 70´s que queda genial en las peliculas policiales. Hace unos años se hizo una innecesaria remake con Sharon Stone. Hugo me permitis agregar un director a esta frase que escribiste «Si a los futuros cineastas se los formara con el cine de John Cassavetes probablemente el 90 por ciento de los filmes locales que llegan a los cines no serían producciones infumables.» Alli agregaria a Costa-Gavras .

  2. No es de estudio obligatorio pero en mi facultad nos han mandado a ver mas de una, espesificamente esta, el asesinato del corredor de apuestas… y maridos, esta ultima es mi favorita por robo. Realmente es un director del carajo.
    tambien tenes que destacar Hugo que fue de los primeros es unas equipos de filmación mas chicos, comenzar a usar zooms y cámara en mano para estar a la altura de la improvisacion de sus actores.

  3. yo me acuerdo haber visto la version de sharon stone en telefe hace unos años y si bien no es mala tampoco es un peliculon para recomendar , no tenia ni idea de que esa era una remake ahora que me dijiste voy a tratar de conseguir la original , gracias hugo !!!!

Los comentarios están cerrados.