El cuento de la vieja niñera

Publicidad

niñera«El cuento de la vieja niñera» es uno de los más grandes clásicos de la literatura de terror gótico que todavía sigue teniendo influencia en las historias de fantasmas que llegan a la pantalla grande.

Para disfrutar de este relato es necesario recordar el contexto en que fue publicado.

En 1852 no existía el cine y el género de horror sólo se podría disfrutar a través de la literatura.

Elizabeth Gaskell fue una de las más interesantes autoras que surgieron en la época victoriana que se destacó por tener una obra sumamente ecléctica.

Ella solía escribir novelas que brindaban un excelente retrato de la vida cotidiana de distintos sectores sociales, que hicieron que se convirtiera en una brillante cronista de su tiempo.

Elizabeth hizo historia en la literatura al ser la pionera en incluir el dialecto que usaban las poblaciones de clase media y baja en sus textos, algo que fue completamente revolucionario en su momento.

En sus trabajos los personajes hablaban como lo hacían las personas en la calle y esto le otorgaba un realismo muy especial a sus obras.

No en vano fue apadrinada por Charles Dickens, quien la impulsó como escritora y publicó mucho sus textos.

Gaskell quedó en la historia por haber escrito la biografía de su amiga y colega Charlotte Brontë (Jane Eyre) que sigue siendo en la actualidad el mejor libro que se hizo sobre esta artista.

Al ser su amiga íntima Elizabeth retrató a la famosa escritora como ningún otro historiador pudo hacerlo.

Ahora bien, dentro de la obra de esta mujer se destacan los cuentos de terror gótico que en su momento la crítica no le dio mucha bolilla y hoy se consideran clásicos memorables del género.

En «El cuento de la vieja niñera» Elizabeth presenta un excelente thriller sobrenatural que en la actualidad es calificado como el relato perfecto de fantasmas victoriano.

Una vieja niñera comienza a relatarle a unos chicos una terrible experiencia que vivió cuando estaba a cargo de la custodia de la madre de estos.

La joven Rosamunda queda huérfana al morir sus padres y es enviada junto a su niñera a vivir en una vieja mansión ubicada en la zona de los tétrico páramos de Cumberland.

Un escenario muy parecido al que Conan Doyle eligió en «El sabueso de los Baskerville».

Lo cierto es que en esa deprimente mansión la niñera y su joven protegida se ven sorprendidas por el fantasma de una nena muerta que está relacionada con un viejo secreto familiar.

Reitero, cuando te ponés a pensar que este cuento fue escrito en 1852 uno lo valora mucho más porque la autora no tenía antecedentes que pudiera tomar como referencia.

Esto lo creó ella y sin darse cuenta y brindó una propuesta tremenda que tendrían una enorme influencia en el género.

La narración es estupenda y relato te atrapa desde la primera página por las excelentes descripciones que Gaskell hace de los tenebrosos parámos ingleses y la manera que teje el misterio del conflicto.

Dickens publicó este cuento en 1852 en el especial navideño de su revista «Household Words» que en ese momento se presentó como anónimo.

A mediados del siglo 19 era muy raro que una mujer firmara textos literararios y Elizabeth Gaskell ya estaba acostumbrada a esto.

Como se trataba de una rareza de su obra, debido que por lo general no escribía sobre estos temas, tampoco le dio importancia.

Sin embargo con el paso del tiempo «El cuento de la vieja niñera» se convirtió en un clásico de la literatura gótica y su nombre fue reconocido entre los grandes autores del género.

Otros relatos  de terror famosos de ella son «La mujer gris«, «La maldición de lo Griffith» y «La bruja Lois».

«El cuento de la vieja niñera» es una muy buena historia que recomiendo y lo pueden encontrar con facilidad en las librerías.

En los comercios de nombre conocido que están en los shoppings sale 50 pesos, mientras que en los negocios de la avenida Corrientes te lo llevas nuevo por 14 pesos.  Hay una diferencia.

 

Publicidad

3 comentarios

  1. Interesante, y Ana la de Tejados Verdes también!! Lo tendré en cuenta para mis lecturas de verano 🙂
    Una autor que raramente veo reseñado y tiene cuentos muy locos es Saki, te lo recomiendo!

  2. Fantástico! lo voy a buscar :0)

    A mi Gaskell me encanta, siempre trato de conseguir libros suyos, especialmente desde que leí «Norte y Sur» (de su autoría).

  3. Me encanta esta autora desde que descubrí Norte y Sur y luego pude dar con la biografia que escribio de Charllote Bronte. Voy a buscar este libro. Gracias por la nota.

Los comentarios están cerrados.