Dog City

Publicidad

hhhUna gran obra de la productora de que se destacó entre las grandes series animadas de los años ´90.

En Argentina la conocimos a través del viejo y querido canal Magic Kids, que tenía una gran programación destinada al público infantil.

A mediados de los años ´80 la compañía de Henson había incursionado en el campo de la animación con propuestas como Muppets Babies y el dibujo de Fraggle Rock que tuvieron un éxito moderado.

Especialmente la de los Muppets que duró un par de temporadas. No así la de los Fraggle que fue un  fiasco que cancelaron luego de 17 episodios.

Esto se debió a que el nivel del programa no estaba para nada a la altura de lo que era el show original con marionetas.

Cuando el Maestro Jim falleció en 1990 su productora continuó liderada por su hijo Brian que desarrolló esta gran propuesta.

Dog City fue un dibujo animado que se caracterizó por adaptar con mucho ingenio las historias de detectives privados  del policial negro para niños.

Algo similar a lo que fue C.O.P.S pero con la particularidad que acá las tramas eran mucho más cómicas.

El programa combinaba marionetas con animación.

Los segmentos animados estuvieron realizados por el estudio Nelvana, responsable de Los Ositos Cariñosos y Las aventuras de Tintín, mientras que el trabajo con las marionetas quedó a cargo de la productora Henson.

Dog City narraba las aventuras de un perro pastor alemán que representaba al típico detective privado de la literatura policial que se encargaba de resolver distintos misterios.

Lo interesante de esta producción es que el protagonista animado interactuaba con con su creador, quien también era un pastor alemán llamado Eliot  Shag, que en el programa aparecía como una marioneta.

Las situaciones que vivía el artista a menudo repercutía en los conflictos que luego enfrentaba el detective.

Lo genial de Dog City es que estaba plagado de referencias al cine y la literatura policial donde se trabajaban los clásicos elementos de este género a través de la sátira.

Esta cuestión sobresalía bastante en los diseños de los escenarios y la música.

Los guiones que tuvo este programa fueron extraordinarios y como todas las obras de la compañía Henson no se hacían solamente para los chicos.

A lo largo de la serie los productores brindaron numerosas referencias al cine de Roger Corman, la saga Martes 13, Nosferatu, El resplandor, de Stanley Kubrick, las obras de Shakesperare  y los cómics de superhéroes.

Inclusive hay un  episodio fabuloso donde Ace asiste a una convención de historietas y se encuentra con un personaje llamado Stan Flea, que era la versión perruna de Stan Lee.

Otro invitado divertido  fue  Sherlock Bones, un detective rival de Ace que era un homenaje loco al Sherlock Holmes de Conan Doyle.

Estos elementos fueron lo que hicieron de Dog City un serie especial.

Cada capítulo sorprendió con algo nuevo y creativo que lograba que el programa no cayera en la repetición.

La dirección de esta producción estuvo a cargo de John van Bruggen, quien había sido responsable de otro gran dibujo de 1991 como fue Beetlejuice.

Dog City tuvo 31 episodios que se desarrollaron a lo largo de tres temporadas, entre septiembre de 1992 y noviembre de 1994.

Reitero, en mi opinión fue una de las grandes series animadas de los años ´90 que brindó un original entretenimiento.

Estos eran los créditos iniciales.

 

Publicidad

3 Comentarios

  1. Una chica lo estaba leyendo en un Starbucks el otro día, le pregunté que tal estaba y me dijo que era medio densa la narración.Nada que ver con Potter por otra parte.

    Salió hace poco. Necesito una recomendación más entusiasta antes de comprarlo ya que odio aburrirme con la lectura.

Comentarios cerrados.