Dragonlance: El retorno de los dragones

Publicidad

Uno de los grandes misterios del mundo del cine.

Es absolutamente inexplicables que una de las sagas literarias más exitosas y vendidas de todos los tiempos no haya tenido la producción live action que se merece.

Dragonlance ha generado enormes fortunas gracias a su repercusión internacional desde que se creó en 1984.

El concepto de esta obra fue creado por Laura y Tracy Hickman mientras viajaban a una entrevista de trabajo para la empresa TSR, responsable del juego de rol Dungeons & Dragons.

Luego de jugar una partida de ese famoso juego los Hickman junto con Margareth Wais desarrollaron la base de los que sería la primera novela que iniciaría la trilogía «Crónicas de la Dragonlance».

El libro se titluló «El regreso de los dragones» y se público en noviembre de 1984.

La trama estaba basada en el juego de «Dungeons & Dragons» y la idea de estos libros era desarrollar los mundos de fantasía que se había creado en ese entretenimiento.

La empresa TSR en un prinicio no quería saber nada con el tema de publicar novelas pero luego cambiaron de opinión cuando vieron que Dragonlance había resultado un éxito y tenían un público.

En principio los libros salieron a la venta como un complemento del juego Advance Dungeons & Dragons y con el tiempo Dragonlance cobró identidad propia y se desarrollaron casi 200  tomos que expandieron ese universo.

Ese es el principal motivo por el siempre me costó engancharme con esta saga.

Independientemente que siempre fueron complicados de conseguir en orden, la sóla idea que una serie conste de 190 libros me aburre por completo.

Si bien Dragonlance nunca se destacó en el genero fantástico por su calidad literaria precisamente, la verdad que es una propuesta que tiene su público fiel.

Margareth Weis y Tracy Hickman nunca aparecen en la lista de los mejores escritores de fantasía pero se hicieron millonarios con esta franquicia que crearon.

En un punto esa veta ultracomercial que tuvo históricamente la Dragonlance fue lo que hizo que no me enganchara con estos libros.

Siempre me dio la sensación que publicaban novelas de cualquier cosa con tal de hacer guita más que por la iniciativa de contar una gran historia.

La única que leí fue la primera, «El retorno de los Dragones», que me resultó un gran  entretenimiento pero ni por asomo me pareció una novela emblemática.

La trama y los personajes están plagadas de clichés donde roban cosas del Tolkien todo el tiempo.

Comparado con cualquier cuento de Conan, de Robert E. Howard, la saga de Elric de Michael Moorcock o Las Crónicas de Prydain, de Lloyd Alexander no existen.

Perdón a los fanáticos talibanes de la Dragonlance pero es lo que pienso.

Lo que si me gustó fue la adaptación que se hizo en los cómics en el año 2006 sobre esta primera historia que estaba muy buena y tenía ilustraciones fabulosas.

Lo cierto es que en el 2008 se estrenó la adaptación cinematográfica de «El regreso de los dragones»  que se desarrolló a través de la animación.

En un caso común hubiera ubicado esta nota en la sección de «grandes dibujos animados» pero después de verla me di cuenta que era una falta de respeto a las producciones que llevo reseñadas.

Por consiguiente, Dragonlance: El retorno de los dragones la incluí en la categoría de» películas malas que divierten».

Lo más impactante de este film es que fue realizado hace unos años y parece una producción mediocre de 1989.

Creo que el bajo presupuesto no es una excusa para justificar lo que hicieron en este film.

Bruce Timm y sus colaboradores hacen largometrajes con presupuesto moderados y brindaron cosas fabulosas.

El trabajo que hicieron con la animación es horrendo y los personajes se mueven como si fueran muñecos de madera.

Encima tuviera la terrible idea de combinar animación tradicional con efectos baratos de CGI que se ven realmente espantosos.

Hace mucho tiempo que no veían una producción norteamericana tan mala como esta.

Teniendo en cuenta lo que facturaron con la franquicia desde 1984 no se explica como no se preocuparon por brindar algo más decente.

Las secuencias de acción son vomitivas y quedó muy feo los momentos en que un personajes diseñado en 2d se enfrenta a otro digital.

Para que quede claro.

La serie animada de Dungeon & Dragons comparada con este film es completamente superior en todos los aspectos que se te ocurran.

La trama del libro fue aniquilada y si bien es entendible que el argumento tuviera que ser resumido, el desarollo del conflicto está acelerado y los diálogos son terribles.

La película por supuesto fue aniquilada por la prensa y los fanáticos de Dragonlance que se sintieron insultados con semejante basura.

Ese fue uno de los motivos por el que decidí verla.

Si bien esperaba que no fuera una gran película nunca se me ocurrió que el nivel de mediocridad iba a llegar a semejante extremo.

Lucy Lawless, Michael Rosenbaum (el Lex Luthor de Smallville) y Kiefer Sutherland son los miebros del reparto más conocidos.

Lo más escalofriante de todo es que el director es un veterano groso de la animación y por eso me cuesta entender que haya hecho algo así.

Will Meugniot trabajó en series animadas memorables como Spiderman y sus sorprendentes amigos, G.I Joe, Jem, Los Super Amigos, Los Cazafantasmas, Capitán Planeta y los Planetarios, Conan , X-Men y Defensores de la Tierra  entre otros clásicos.

Es decir, este hombre no es precisamente un principiante que estuvo a cargo de su primer proyecto.

Como artista Meugniot fue responsable de dibujos animados muy exitosos que marcaron a una generación, por eso llama la atención lo que hizo con este film.

Evidentemente debe haber tenido serios problemas de producción porque no se explica que el mismo tipo que dirigió la película Ultimate Avengers II ( que es una producción decente y entretenida) terminara haciendo esto con Dragonlance.

No es una dato menor que el propio Tracy Hickman reconoció en los medios que la animación era un desastre y la película fue un error.

La verdad que El retorno de los dragones la terminás de ver completa por lo malas que es, pero no deja de ser una enorme oportunidad desperdiciada.

Si bien no soy fan de los libros estoy convencido que brindan un gran material para hacer buenas películas de fantasía.

Ojalá algún día esta historia tenga su revancha en el cine.

Este es el avance del film.

 

 

Publicidad

11 comentarios

  1. Es verdad, se ve horrible, pero hay que tener en cuenta que es de 1989. En ese momento era algo novedoso y debería verse muy extraño llamativo. Me acuerdo de una serie que pasaban por Fox que se llamaba Space Strikers, que también combinaba 2D con 3D y la veia como algo muy raro, siendo de 1995.

  2. La verdad que si, se perdieron una saga cinematografica eterna ( si es que pegaba). Lo que comence a leer hace unos dias es Cancion de Hielo y Fuego (recien estoy leyendo Juego de Tronos que es la primer novela), la verdad es que es muy, pero muy buena. Y es unadaptable como pelicula, asi que la decision que tomo HBO de hacerlo miniseria me parece acertada.
    Saludos.

  3. Ah, entendí que era del 89! entonces es una cagada por donde se la mire.
    No es la primera vez que comento boludeces por leer mal la nota, tengo que prestar más atención =)

  4. No Diego, también en este caso se presta mucho a la confusión!
    Hasta yo creí en un principio que era del ´80 y me la había perdido y cuando vi que la hicieron en el 2008 no lo podía creer.

  5. SI Hugo por favor nota de «Tengo un monstru en el ropero», peliculon de los 80′, l aprimera vez q la vi la verdad q me asusto, pero ya la 2da vez vi todo lo q tiene por debajo y lo bizzarra de la historia y se convirtio en una de mis preferidas de esa epoca.

Los comentarios están cerrados.