A Family Secret

Un cómic de la Casa de Ana Frank.

Una extraordinaria historieta holandesa que debería traducirse al castellano e incorporarla como material de estudio y discusión en las escuelas porque es excelente.

La Casa de Ana Frank es un museo ubicado en la ciudad de Amsterdan que esta dedicado a la diarista de guerra Ana Frank, quien se ocultó de la persecusión nazi con su familia y otra cuatro personas en los cuartos ocultos de un edificio, en 1942.

Seguramente ya conocen la historia. La chica murió de tifus en un campo de concentración en 1945 poco días antes de que este fuera liberado.

Otto Frank, su padre, fue el único sobreviente de las ochos personas que se escondieron con la joven.

Ese lugar donde Ana escribió su famoso diario hoy es preservado gracias a esta fundación que desde 1960 viene protegiendo esa propiedad que en su momento intentaron demoler.

La Casa de Ana Frank más allá de las actividades del museo cuenta con cinco organizaciones asociadas en el Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Austria y Argentina.

La verdad que habría que hacer algo para que este gran cómic se pudiera traducir en castellano porque sería muy importante que se difunda en los colegios.

“A Family Secret” es una novela gráfica escrita y dibujada por el artistas holandés Eric Heuvel.

La trama tiene como protagonista a un chico adolescente llamado Jeroen quien busca cosas viejas en la casa de su abuela Helen para vender en una feria.

Mientras elige las cosas que se va a llevar se encuentra con un viejo album de fotos que recopiló su abuela con sus memorias de la Segunda Guerra Mundial.

Intrigado por las personas y los hechos que se destacan en el libro el chico le pregunta por las fotos y la abuela comienza a relatarle las experiencias que vivió su familia.

La mujer le narra como perdió a su mejor amiga Esther, una chica judía que fue entregada a los nazis por su padre (el bisabuelo de Jeroen) y murió en un campo de concentración.

El padre de la abuela de Jeroen era un policía holandés que colaboraba con los alemanes.

Sin embargo el joven  luego hace un descubrimiento importante que prueba que el padre de Helen no era lo que aparentaba y tuvo un secreto que nunca le reveló a ella.

Con unas ilustraciones que remiten bastante a los cómics de Tintín, Eric Heuvel hace una tarea magnífica al recosntruir el período de la Segunda Guerra Mundial en Alemania.

La historia narra como el conflicto va separando y destruyendo a una familia. El padre de Helen es policía y colabora con los alemanes y sus dos hermanos tienen posturas distintas frente a los hechos.

Uno apoya a los nazis y se suma al ejército y el otro trabaja de manera clandestina para la Resistencia.

El cómic es brillante porque está pensado para un público adolescente de entre 13 años y 16 años y trabaja con mucho realismo el desastre que hicieron los alemanes en Europa.

Si bien la novela gráfica no tiene golpes bajos y tampoco hay escenas de violencia gráfica, el autor no esconde los hechos horribles que cometieron los nazis.

Lo genial del cómic es que Heuvel trabaja los momentos más duros con muchísima sutileza donde las situaciones que se muestran son claras, pero no entran en detalles gráficos.

Algo que me encantó de “A Family Secret” es como se cubre todo el conflicto. Desde el surgimiento del Hitler en Europa hasta el acoso hacia la población judia, la guerra y la derrota de los alemanes.

Otro punto interesante es que el cómic se centra bastante en la ocupación alemana en Holanda que no fue muy trabajada en la ficción.

A Family Secret es un ejemplo contundente de las cosas maravillosas que se puede hacer en este arte, que como siempre digo va más allá de las historias de Iron Man y Superman.

Encuestas recientes realizadas en Alemania  revelaron que entre los jóvenes de ese país  menores de 20 años desconocen prácticamente los que ocurrió en la Segunda Guerra Mundial.

Si bien la mayoría podía reconocer a Hitler no tenían claro lo que había ocurrido con el Holocausto judío y mucho menos podían identificar a otros personajes nefastos como Joseph Goebbels y otro criminales de guerra.

Muchos  historiadores y docentes colaboraron en el tratamiento de la temática de esta propuesta y en la actualidad la historieta fue incorporada al programa de estudios de los colegios alemanes donde se la analiza y discute con los alumnos.

Sería fantástico si esto se pudiera hacer en nuestro país y en otras parte del mundo porque es un relato profundo muy bien narrado que no tiene desperdicio.

Hay una segunda parte que se titula “The Search” y todavía no leí.

Pueden encontrar “A Family Secret” traducido al inglés en internet.

Definitivamente lo recomiendo.