Los Osos Gummi

Publicidad

Este es uno de los clásicos animados más importantes de la década ´80, ya que representó la primera producción de Walt  Disney Animation Television y se destacó como una de las mejores obras que surgieron en aquellos años.

Algo muy loco también es que se trata del primer dibujo importante inspirado por una golosina.

Allá por 1984 el CEO de Disney era Michael Eisner, quien estuvo a cargo de la compañía en un período glorioso como fueron los años ´80 y ´90.

Ponete a pensar en todas las cosas grosas que hizo Disney  en su gestión tanto en cine como en  televisión y es impresionante. Este tipo fue el responsable de impulsar todos esos proyectos y cuando dejó la compañía en el 2005 la calidad de las producciones de este estudio decayeron bastante.

En la época de Michael Eisner una serie animada como Phineas y Ferb que hoy tiene éxito entre los chicos no hubiera conseguido luz verde por la sencilla razón de que no es una propuesta creativa, sino una copia más de centenares de dibujos con humor absurdo que hacen otros canales por estos días.

Lo groso de la era Eisner (que brindó mis películas favoritas de Disney como El Caldero Mágico y Tarzán) es que las producciones estimulaban mucho la imaginación.

Un día de 1984 el hijo de Eisner se puso pesado para que su padre le comprara unas golosinas llamadas Gummi Bears, que era unas gomitas con formas de oso que acá son populares también por la línea Yummy.

Así fue que al productor se le ocurrió hacer una serie animada inspirada por estas golosinas que eran muy vendidass en todo el mundo.

El proyecto se lo delegó a Jym Magon, el groso responsable de desarrollar otra series excelentes como Pato Aventuras, Las aventuras de Chip y Dale, Quak Pack (que presentaba a los sobrinos del Pato Donald Adolescentes), además de Archie´s Weird Mistery.

Los Osos Gummi fue una serie que estaba muy en sintonía con Los Pitufos y al igual que el clásico de Hanna-Barbera las  historias transcurrían en tiempos medievales.

Los Gummi eran una comunidad míticas de osos muy inteligentes que durante décadas vivieron cerca de los humanos en secreto.

Desde una guarida que tenía oculta en Cañada Gummi, el lugar donde vivían, se encargaban de combatir con mostruos o criaturas mágicas que deseaban hacer el mal.

Sólo algunos humanos como Cavin, un joven escudero, y la Princesa Cala conocían sus existencia y compartían con ellos distintas aventuras.

Este era uno de los aspectos que me encantaba del dibujo y me refiero a la manera en que los realizadores trabajaban la fantasía medieval con una propuesta muy inocente y divertida.

La animación de los Osos Gummi es probablemente de lo mejor que se vio en los años ´80 en la televisión. Disney hizo un producto de gran calidad con escenarios muy coloridos y personajes carismáticos que supieron capturar la atención del público infantil.

En términos de realización hoy no existe un sólo programa de producción propia del Disney Channel y sus señales satélites  que esté a la altura de esta serie.

Los Osos Gummi en 1985 elevaron la calidad de las producciones infantiles en la televisión, con un nivel de animación que por lo general uno encontraba en el cine.

Cada episodio era una gema creativa que además de entretener expresaba muy buenos valores con canciones y conflictos interesantes.

Por ejemplo, el otro día veía con mi sobrina Phineas y Ferb (que ahora está de moda entre los niños) y me llamó la atención que todos los capítulos son exactamente iguales, a tal punto que los chicos pueden anticipar con precisión lo que va a ocurrir en cada historia, algo que me pareció muy loco.

Con Los Osos Gummi, en cambio, cada capítulo contaba un relato distinto y el protagonismo de los personajes variaba constantemente porque  los rotaban. A veces los osos compartían aventuras en equipo y en otras ocasiones el cuento se centraba en un personaje en particular.

A lo que apunto con esto es que había una producción dedicada a mejorar el producto en cada entrega que brindaban.

Hoy Disney está más holgazán en materia de animación.

Lo cierto es que la serie de los osos fue un gran éxito en todo el mundo y llegó a tener 94 episodios que se narraron a lo largo de cuatro temporadas.

El último capítulo se emitió el 6 de septiembre de 1991 pero con las repeticiones los personajes se mantuvieron vigentes a lo largo de toda esa década.

Algo muy loco para destacar es que este programa fue una de las pocas series animadas de aquellos años que tuvo un final concreto.

Es decir, en el último capítulo cerraban la historia de manera defintiva a diferencias de muchísimos dibujos cuyos conflictos centrales quedaron en el limbo cuando llegaron a su fin.

Otro detalle importante es que en Latinoamérica Disney reunió para este proyecto un autentico dream team en materia de doblaje donde se destacaron figuras como Francisco Colmenero (la tradicional voz del estudio del ratón Mickey), Esteban Siller (Gargamel), Nancie McKensie (Marge en Los Simpsons), Arturo Mercado (Pedro Picapiedra) y Jesse Conde (el señor Cara de Papa en Toy Story).

Un gran clásico de la animación que fue editado por Disney en dvd.

Estos eran los créditos iniciales con la famosa canción.

Publicidad

5 comentarios

  1. Siiii!!! Que buenos dibujos! Gracias por estos recuerdos Hugo!
    Aguante el vengador escarlata! jajajaja!

    Saludos!

  2. No me deja comentar un post que colgaste hace un año sobre los dibujos de los 80. Como soy un superfriki necesito ponerlo en algun sitio. Me encantó la lista de 20 openings que pusiste, pero para mí falta una que me encantaba, tanto la serie como el opening, en España se llamaba La Patrulla Galactica, creo que en Sudamérica se llamó Los Guardianes de la Galaxia, quizá no llega al nivel de ThnderCats, pero creo que era cojonuda. Este era el opening en España:

Los comentarios están cerrados.