House of Dark Shadows

Que hermosos tiempos aquellos cuando los vampiros daban miedo en el cine.

Después de Drácula, la figura más grande dentro de estos personajes fue Barnabas Collins, quien trascendió por la serie inglesa de terror gótico, Dark Shadows.

Un programa que se trasmitió entre 1961 y 1971 y dejó una huella muy importante dentro de este género.

Esta producción fue toda una novedad en su momento ya que no había demasiadas propuestas televisivas que trabajaran con zombies, monstruos, brujas y hombres lobos.

Lo loco de Dark Shadows es que se inició como una telenovela gótica  dramática bastante aburrida  y luego de seis meses en el aire la historia dio un giro radical cuando empezaron a aparecer fantasmas y otros elementos sobrenaturales que no tenían precedentes en la televisión inglesa.

Gradualmente el programa se fue volcando para el lado del terror.

En el momento en que los números de audiencia estaban empezando a complicar a Dark Shadows, ya que la gente ahora encontraba demasiado rara a esta serie, el productor y creador de esta producción, Dan Curtis, introdujo al vampiro Barnabas Collins (interpretado por Jonathan Frid) y nada volvió a ser lo mismo.

Había nacido un nuevo ícono del terror.

Barnabas Collins era una figura trágica. Un vampiro que buscaba la redención en el siglo 20.

En 1795, cuando todavía era humano, el personaje llevaba una vida normal y estaba a punto de casarse con su novia Josette Du Pres.

Sin embargo, el amigo Barnabas cometió un error. Resulta que también tenía un affair con Angelique Buchard, que era una bruja y la tenía muy clara con la magia negra.

Cuando Barnabas decide casarse con Josette y poner fin a la relación con Angelique, la bruja crea un hechizo para manipular al hombre y su familia así se casa con ella.

Las cosas no salen bien porque Barnabas descubre los planes de la hechicera y Angelique lo condena a la vida eterna al convertirlo en vampiro.

Siglos después el personaje reaparece en la mansión de los Collins e inicia un montón de aventuras .

Esta es la primera versión del vampiro Barnabas, que era un antihéroe querible.

Ahora bien, la popularidad que tuvo este personaje generó que el productor Curtis decidiera llevar la serie al cine y en 1970 sorprendió a todos los fans con la versión más oscura de Dark Shadows, que es el film que les quiero recomendar hoy.

El cambió fue muy abrupto, ya que la historia resultó mucho más violenta y sangrienta de lo que era la serie y el perfil de Barnabas cambió por completo.

En este caso se lo presentaba como un vampiro siniestro obsesionado con matar a todos los descendientes de la familia Collins.

En mi opinión esta es la película que lo consolidó a Barnabás como un ícono del terror.

House of Dark Shadows, también conocida como Sombras en la oscuridad, tomó la esencia de la historia personal de Barnabas, pero en este caso Dan Curtis, encaró la trama con un enfoque mucho más oscuro.

Lo interesante de este film es que casi todo el reparto de la serie, incluido Jonathan Frid fueron parte de esta película pero brindaron una propuesta totalmente diferente.

Especialmente Frid, quien interpretó a un Barnabas más peligroso y violento.

Con un presupuesto bajo de 750 mil dólares el director Curtis brindó un gran film de terror que se destacó principalmente por las atmósferas tenebrosas que creó.

Si bien corría un poco de sangre en la historia, Curtis generó los climas de terror a través de la fotografía, una ambientación fabulosa y la música de Bob Covert, que fue soberbia.

Se trata de una película que estuvo desarrollada en la líneas de los que era las producciones inglesas de la compañía Hammer por aquellos días.

Cuando este film se estrenó en 1970 resultó un enorme éxito taquillero.

No sólo porque la serie de televisión se encontraba en su mejor momento, sino que además el director Curtis pudo hacer en este film todo lo que no podía mostrar en la televisión.

Los fans enloquecieron con el nuevo perfil de Barnabas Collins y junto con los cómics de este personaje que se editaban por aquellos días, House of Dark Shadows demostró que el vampiro era uno de los grandes villanos del género.

En la actualidad se la considera una de las mejores películas de vampiros realizadas en los años ´70.

El éxito en la taquilla hizo que Curtis no tardara en producir una secuela.

Sin embargo esta vez las cosas fueron distintas. Jonathan Frid, debido al tremendo suceso del programa y la película tenía miedo de quedar pegado para siempre a este personaje y decidió no formar parte de la continuación.

Esto generó que Night of Dark Shadows, que se estrenó en 1971, no resultara lo mismo.

En este caso el director Curtis, debido a la ausencia de Frid, centró la trama en Quentin Collins, un heredero de la familia, interpretado por el mismo actor de la serie, David Selby.

La historia en este caso no tenía que ver con vampiros, sino con casas embrujadas y fantasmas.

Lamentablemente el estudio MGM masacró este trabajo de Curtis en la edición donde cortaron 35 minutos de escenas y el resultado fue un film incoherente en su narración que no estuvo para nada a la altura de la serie y mucha menos de la primera película que fue un éxito taquillero.

Lo que le hicieron al director fue una verguenza.

En 1999 se encontraron esas escenas perdidas que le daban sentido a la trama, pero lamentablemente se descubrió que no tenían sonido y por lo tanto no pudieron desarrollar el corte del director que presentaba una versión más violenta.

La que vale la pena es la primera. Por supuesto hoy no genera tanto miedo como ocurría en 1970 con estas propuestas, pero es un gran clásico que si son fan del género no podés desconocer.

4 Comentarios

  1. mi papa siempre me nombra esta serie como ‘sombras tenebrosas’ cada vez q ve una serie o pelicula donde los vampiros se ponen d novio con las minas! sera su nostalgia (y la mia tambien) en la q los vampiros den miedo otra vez,hace poco la remake de ‘la hora del espanto’ x suerte le devolvio el honor a estos seres maleficos,y bueno,espero q la version d tim burton sea algo serio y no como lo q viene haciendo!

  2. Justo anoche pensaba lo mismo “Que hermosos tiempos aquellos cuando…”
    Resulta que viendo la sátira de la saga crepúsculo (que no daba ni espasmos de risa…nada…) Llegue a la conclusión que los actores de “No es otra tonta pelicula de vampiros” son muchisimo mejores que los de Crepúsculo!!!.
    Estoy de acuerdo con reinventar los personajes y evolucionar, no se puede seguir con Vlad Tepes, pero una cosa es “Entrevista con el Vampiro”, o “Inframundo”.
    Me parece interesante el hecho de que los vampiros en algun punto se puedan asimilar a antiheroes imcomprendidos, pero me niego rotundamente a que sean emos.

    Saludos!

  3. Y ahora viste el trailer de la version de Burton??, Sin ver mucho de la serie, el trailer me intereso bastante.
    La verdad que no se q tendrán los ingleses con sus series pero tienen una facilidad para adaptarla a distintos géneros sin que se pierda el encanto, paso con esta. Con “Los Vengadores” hicieron algo parecido, pasaban del policial, al pulp, comedia sin que se perdiera el sentido de la serie,
    Y sobre todo podes ver eso en la mejor serie inglesa “Doctor Who”, una serie que la adaptan a cualquier genero y estilo y en todos queda bien parada

  4. Lo que dejó me ver el trailer es que la película es cualquiera.
    Dark Shadows es un historia de terror y Burton aparentemente la habría convertido en los Locos Addams.
    Veremos que onda.

Comentarios cerrados.