La masacre de Houston

ÚLTIMA PARTE.

Dean Corll estaba furioso por la presencia de Rhonda Williams en su casa.

Los chicos estaban aterrados y no entendían por qué los habían atado.

El asesino empezó a gritarle a Elmer Wayney Henley por haber traido a la chica.

Ahora iban a joderse.

Corll les dijo que los iba  a matar a los tres luego que hubiera terminado de violar a Tim Kerley.  Pateó varias veces el pecho al Rhonda y luego arrastró a Henley a la cocina.

Los voy a matar a todos, pero antes me voy divertir”, le dijo el criminal a su cómplice, quien ahora estaba viviendo en carne propia lo que él le hizo sufrir a muchos de sus amigos.

Elmer conocía bien a Dean y empezó a calmarlo. Entonces le ofreció un trato. No tenía que matarlo, podían pasarla bien los dos como siempre.

Henley le propuso a Corll que violara a Tim mientras el abusaba de Rhonda. Luego lo ayudaría a matarlos a los dos y a despachar los cuerpos.

Dean lo dejó libre y ambos fueron por los jóvenes para trasladarlos a la habitación de las torturas.

Sin embargo esta vez las cosas se dieron de manera diferente.  Finalmente Henley tomó contacto por primera vez en su vida con algo llamado conciencia y se dio cuenta que no podía permitir que murieran de esa manera sus amigos.

Ya era responsable de la muerte de varios de ellos.

Mientras tanto, Tim Kerley luchaba con todas sus fuerzas para evitar ser abusado por Corll. Henley se acercó al oido de Rondha y le dijo que no iba pemitir que los mataran.

Salió de la habitación y fue a buscar el revólver que Corll usaba para ejecutar a sus víctimas.

Ya fuiste demasiado lejos Dean -gritó Henley al regresar mientras le apuntaba con el arma-. No puedo seguir, no puedo permitir que mates a todos mis amigos”.

Corll dejó a Tim y se acercó al joven.

“Matame, Wayne!“- gritó el hombre mientras se acercaba más al arma-. “No lo vas a hacer”.

Esas fueron sus últimas palabras según declararon después los testigos del hecho.

Elmer Henley disparó seis veces y su cuerpo desnudo cayó al piso.

El joven desató a sus amigos y los tres decidieron los pasos a seguir.

Optaron por llamar a la policía.  Eran las 8: 24 am del 8 de agosto de 1973.

En un principio la familia de Corll trató de acusar a Elmer Henley de los crímenes y desecharon la posiblidad que el hombre fuera un homosexual reprimido que abusaba de chicos.

Los vecinos hablaban maravillas del electricista, pero las pruebas en su contra eran demasiadas. No sólo por lo que encontraron en la escena del crimen, sino que la confesión del chico fue contundente y los cuerpos empezaron a aparecer.

Se trataba de un trio de asesinos seriales que durante tres años habían asesinado a más de 28 adolescentes.

Henley confesó todos los detalles de los crímenes que recordaba.

Lo que siguió a continuación fue una verdadera odisea para los investigadores.

Corll había ocultado los cuerpos en tres lugares. Un garage para barcos que el hombre poseía al sur de Houston, la zona del Lago Sam Rayburn y la playa High Island.

Para el segundo día de investigación el número de cuerpos econtrados llegaba a 17.  Hasta ese momento nunca se había visto algo así en la historia de los Estados Unidos. Ni siquiera los mediáticos crímenes de Charles Manson y su secta sumaban tantas víctimas.

La policía encontró los cuerpos de los chicos muy lastimados donde se podía ver claramente el tormento al que habían sido sometidos.

Los cadáveres aparecían muy golpeados y en algunos casos con los órganos genitales mutilados. Inclusive encontraron testículos en bolsas de plástico. En la mayoría de los caso el orificio del recto aparecía totalmente destrozado, algo que señalaba el sadismo con el que se habían perpetrados los crímenes.

Lo que más impactaba a los investigadores es que muchos de esos chicos habían terminado de esa manera por ser amigos de Henley y Brooks que los entregaron a un piscópata por 200 dólares.

Por aquellos días el récord de crímenes seriales en ese país lo tenía Juan Corona, otro psicópata que llegó a matar 25 personas, pero en este caso fue superado.

La prensa no tardó en catalogar la historia como ” y en pocos días la noticia se convirtió en el evento mediático del año.

David Brooks se presentó con su padre en la comisaria el mismo día que se produjo la muerte de Corll y desmintió todo lo que había dicho Henley.

Sin embargo, 24 horas después la culpa por lo que había hecho fue más fuerte y confesó todo.

Uno de los puntos más interesantes de esta historia es que en la actualidad los expertos forenses siguen trabajando en el caso, ya que no se pudo determinar con exactitud cuántos jóvenes fueron asesinados.

Hubo muchos ejemplos donde los cadáveres recién pudieron ser identificados en los últimos años gracias al avance de la ciencia forense, que hoy cuenta con técnicas que no existían en 1973.

Hace poco se descubrió que una de las víctimas había sido mal identificada como se puede ver en este video.

El 30 de noviembre pasado finalmente se supo que la víctima identificada por error como Michael Baulch, que mencionaban en el video en realidad era Roy Eugene Bunton, un chico que había desaparecido en agosto de 1972, mientras iba a trabajar a un negocio de zapatos.

Sus familiares siempre estuvieron convencidos que el joven había sido víctima de Corll y su secuaces y en el 2009 contactaron a un experto forense para aportar muestras de ADN que pudiera ser comparadas con los restos no identificados.

Por eso se cree que las víctimas pudieron ser mucho mucho más que 28.

Elmer Wayne Henley y David Brooks fueron llevados a juicio por separado.

Henley fue a los tribunales el 1 de julio de 1974 donde terminó juzgado por seis cargos de homicidios por crímenes cometidos entre marzo de 1972 y julio de 1973.

No recibió condena por el homicido de Dean Corll ya que la justicia entendió que fue en defenza propia.

David Brook tuvo su juicio en febrero de 1974 y fue juzgado por cuatro cargos de homicidio cometidos entre diciembre 1970 y junio de 1973.

Sus abogados intentaron convencer al jurado que Brooks no participó de los asesinatos pero no lo consiguieron. Para la Justicia el joven fue más que un entregador.

Ambos recibieron cadena perpetua y en la actualidad siguen cumpliendo sus condenas.

En el 2009 Tim Kerley, el único sobreviente masculino de este caso, dio una entrevista a la televisión norteamericana donde recordó lo que vivió la nohe que Henley mató a Corll. Fue la primera y la única vez que habló en los medios.

Meses después de grabar esta entrevista se suicidó en Venezuela.

Rhonda Williams otra sobreviviente de este historia desde hace un tiempo trabaja en un libro sobre el caso.

En su momento la historia de estos crímenes representaron la mayor cantidad de homicidios cometidos por asesinos seriales en Estados Unidos.

Esto cambio cuando surgió en 1978 el caso de John Wayne Gacy, más conocido como “El payaso asesino” quien mató a 33  chicos adolescentes.  Aunque, como mencioné antes, es probable que las víctima del señor de los dulces hayan sido más de las que se tienen registradas.

En declaraciones a la prensa una vez Gacy dijo que el caso de Dean Corll y sus secuaces había sido su gran inspiración.

17 Comentarios

  1. Exelente Hugo! se extrañaban estas cronicas. Si bien odio cuando llego al final y me dice “continuara” estan muy bien relatadas. Deberias copilarlas y publicarlas. Bueno espero pronto ver otra de estas notas. supongo que haras la del pasayo asesino que nombras.
    Suerte Hugo, segui asi.

  2. Excelente Hugo, terrible historia. Impresiona que haya gente capaz de semejante atrocidad. Y la incompetencia de la policía da la sensación de que no ha cambiado mucho. Se hizo o se va a hacer alguna película sobre este tema?

  3. Probablemente siempre diga lo mismo, pero no puedo terminar de entender lo que pasa por la cabeza de esta gente para llegar a convertirse en estos monstruos. Es terrible. Y lo peor es que hay otros que se “inspiran” en estos trastornados.

    Muy buena nota, Hugo, excelente regreso.

  4. Faaaa!!! que loco de m… Muy buen informe Hugo… el ultimo párrafo fue un enganche para la próxima entrega???.
    Este estuvo muy bueno!!!. La verdad que escribis de una manera atrapante.
    Saludos!

  5. Fede es la idea a futuro! Igual que con la sección de dibujos animados ahí tengos dos proyectos interesantes.

    Lo del payaso simplemente fue una mención por el hecho que el freak se inspiró en este caso. Seguramente la escribiré porque es uno de los clásicos, pero antes me voy a encargar de otra historia que descubrí hace un tiempo y me parece más interesante.

    Aunque por ahora me voy a tomar un recreo de estos temas.

  6. Apasionante todo el informe. Los asesinos seriales siempre son las estrellas, especialmente en EEUU.
    Espero con ansias mas informes de este tipo, así que espero que tu recreo dure poco xD

  7. Excelente! Recien vuelvo de vacaciones y ansiaba poder leer la cronica. Esta seccion es una de mis favoritas, asi que espero que el recreo no sea muy largo!
    Queria agradecerte por recomendar Un dia en septiembre, fue el libro que me acompaño las ultimas semanas y me encanto! Lo habia empezado cuando lo consegui hace unos meses y por fin pude leerlo completo.
    Saludos!

  8. Que terible!! Es increible que estas cosas pasen!!
    Una vez mas, muy buen manejo de la informacion y como lo vas revelando.
    Felicitaciones.
    AHora bien, para cuando el libro??

    Tema que no tiene nada que ver: Hugo tenes que jugar al Arkham City!!! Es lo mas cercano que vas a estar en tu vida a ser Batman, una historia genial y un final, impactante!!! Armate de paciencia, no te vas a arrepentir!

  9. Gracias Diego.
    El libro policial cuando termine el libro de cuentos para chicos en el que estoy trabajando en este momento. Es el siguiente paso.

    Hace añares que no juego a un video de esos!!
    Ni siquiera tengo consola. Debe ser todo un mundo aparte me imagino.

  10. Hugo, es la primera vez que te escribo…soy una seguidora silenciosa.
    Me encanta tu blog y tus notas.
    Quería agradecerte por captar mi atención y compartir parte de tu trabajo.
    Por otro lado, esta crónica me parecio vislumbrante y me pregunto: para cuándo una que narre un caso local, como puede ser la historia de Cayetano Godino o de algún personaje misterioso que desconozcamos?
    Gracias miles, otra vez…y saludos

  11. Gracias Paola!!
    El tema de los casos locales es complicado porque salvo por la historia de Godino y Robledo Puch, que ya son bastantes conocidods, en Argentina no hay grandes antecedentes (por suerte) de asesinos seriales.
    Si cada tanto surge algún hecho puntual policial que llama la atención, pero no tiene nada que ver con asesinos seriales. Al menos historietas como esta de Houston no hay.
    Saludos!

Comentarios cerrados.