Acá tenemos una muy buena película olvidada en materia de adaptaciones de cómics en el cine.

El Príncipe Valiant ( que en Latinoamérica y España se tradujo de manera cuadrada como el Príncipe Valiente) es una de la obras maestras de la historieta más relevantes que existen dentro de este arte.

Harold Foster, su creador, es considerado por todos los artistas que trabajan en el mundo de la historieta como uno de los más grandes genios que existieron dentro de este género literario.

Inclusive Eduardo VIII, el Duque de Windsor llegó a catalogar a esta obra públicamente como una de las contribuciones más importantes del siglo 20 que se hicieron en la literatura inglesa.

La técnica de dibujo de Foster fue revolucionaria y le otorgó un nivel artístico a las historietas que no tenían hasta que este hombre empezó a trabajar en los medios.

El Príncipe Valientes es lo más si te gustan las aventuras medievales. Ya sea por los cómics o las novelas de las vieja colección Robin Hood las historias de este personaje son geniales.

Hoy quiero recomendar una película que hace unos días me impactó enormemente porque no esperaba encontarme con una adaptación tan fiel a la obra de Foster como la que presentó esta producción independiente de 1997.

Una figurita complicada de conseguir ya que no se editó en dvd y sólo se puede buscar en internet.

Los años ´90 como sabemos no fue la década más feliz en materia de adaptaciones de cómics en el cine, pero este film independiente realmente tiene mucho más méritos que las cosas que brindó Hollywood por aquellos años.

Se trata de una coproducción entre Irlanda, Reino Unido y Alemania que hicieron con poca plata pero mucho esfuerzo, a tal punto que parece más cara de lo que realmente costó.

Algo que debe haber complicado la exibición de este film en 1997 es que tenía un elenco de figuras totalmente desconocidas en ese momento.

Lo loco es que en la actualidad los protagonistas son actores más populares.

estuvo a cargo de Stephen Moyer, hoy conocido por la serie True Blood, la princesa Elene (el primer amor de Valiant) fue interpretada por Katherine Heigl, quien creció muchísimo en Hollywood en los últimos años y el guerrero Boltar, viejo compañero de aventuras del protagonista, estuvo encarnado por el querido Ron Perlman (Hellboy).

También trabaja el actor enano Warwick Davis, recordado por ser esa gran película de fantasía que fue Willow.

Esta producción es mucho más comiquera y entretenida que la vieja película que se hizo con este personaje en 1954.

Al menos Valiant no se comporta como un idiota, como el personaje que interpretó Robert Wagner en aquel film.

En este caso la dirección corrió por cuenta de Anthony Hickox, responsable de la comedia de culto Waxwork y Hellraiser 2 y 3.

Esta película, al igual que la de los años ´50, adapta la primera etapa del cómic de Hal Foster que presentaba al príncipe vikingo en el reino de Camelot, donde se relacionaba con el Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda.

Con el tiempo la historieta abandonó los elementos fantásticos y se volvió más realista.

Si bien el film presenta una historia original que se creó para esta producción, el relato tomó numerosos elementos del cómic.

De hecho la historia es narrada a través de viñetas de la historieta orginal, donde se usaron los dibujos verdaderos del propio Hal Foster. La edición tiene un estilo muy similar a lo que hicieron Walter Hill con The Warriors (el corte del director) y Ang Lee con Hulk.

En la  trama Valiant debe recuperar la espada de Exacalibur que fue robada por Morgana le Fay y el rey vikingo Sligon que usurpó la corona de Thule, el reino que gobernaba el padre del protagonista.

Lo que me sorprendió de esta película es el cuidado que tuvieron los aspectos técnicos. Por ser una producción independiente los efectos especiales relacionados con los elementos fantásticos que tiene la historia están muy bien realizados.

Toda la ambientación y los vestuarios son excelentes y estuvieron muy influenciados por las imágenes del cómic.

La verdad que resultó una muy buena película de aventuras y como adaptación del cómic es completamente superior a otras cosas que se hicieron en los años ´90 como Steel, Barb Wire, Spawn, Capitán América, Tank Girl, Liga de la Justicia, Nick Fury y Los Cuatro fantásticos de Roger Corman.

Lamentablemente quedó en el olvido al no ser editada en dvd, pero se puede conseguir en internet.

Una digna producción que le hizo justicia en  el cine a este ícono importante de la historieta.

Tags:

Etiquetas:

4 comentarios on El Príncipe Valiente: La película de 1997

  1. Guillermo dice:

    Hugo no te gustó la película de Spawn? A mi no me parecio tan mala, no es una genialidad pero esta buena.

  2. Hugo Zapata dice:

    Sí, esa es la princesa Elene!

    La película de Spawn es a ese personaje lo que el Batman de Joel Schumacher al hombre murciélago. Si bien la película tampoco es totalmente desastrosa lo que le critico es que como adaptación del cómic es muy floja.
    El verdadero Spawn lo podés encontrar en la serie animada que pasaba HBO que es realmente brillante.
    Saludos!

  3. Guillermo dice:

    Si vi la serie es genial!! Tengo un DVD con capitulos. Pero el Batmand de Schumacher es insuperable!!!! jajaja

%d personas les gusta esto: