Red Cliff: La obra maestra de John Woo

En los últimos años las películas de en Hollywood se destacaron por ser trabajos desapasionados que muy lejos estuvieron de alcanzar el nivel que solían tener las obras de este director en el género de acción.

es de alguna manera el renacimiento de Woo en el cine, donde después de mucho tiempo volvió a China para filmar su gran obra maestra.

Es muy fuerte encontrarse con este film después de ver su último trabajo del 2003, El Pago, con Ben Affleck.

Parecería que Woo recuperó la pasión por su arte y regresó con todo para brindar la obra más importante que tiene su filmografía hasta la fecha.

Red Cliff es una superproducción épica que narra la historia de una de las batallas más importantes que tuvieron lugar hacia el final de la Dinastía Han y que cambió para siempre la historia de ese país.

Con un reparto inolvidable, donde se destacan los trabajos de Tony Leung, Takeshi Kaneshiro (Turn Right, Turn Left) y Hu Jung (Infernal Affairs 2) el director combinó a la perfección las tramas políticas, con el romance y la acción como sólo él sabe hacerlo.

Woo es uno de los grandes realizadores que existen en el género de acción, pero hacía muchísimo tiempo que no brindaba secuencias de batallas épicas y peleas con espadas.

De hecho, sus últimos antecendentes en este género datan de fines de los ´70 cuando filmó los  super clásicos Hands of Death (1976) y Last Hurrah for Chivarly (1979), que reseñaré próximamente.

Este último título tal vez es el que más conexión tiene con Red Cliff, ya que fue una obra donde Woo le rindió homenaje al director Chang Cheh, el cineasta más importante en la historia del género wuxia, quien fue responsable de títulos emblemáticos como Five Deadly Venom (la principal influencia de Kung Fu Panda) y  The One-Armed Swordsman,  entre otros centenares de clásicos.

La diferencia en este caso es que salvo por algunos momentos  “100 por ciento Woo”,  en general la acción es trabajada de manera realista.

Es decir, no es una propuesta tan volada como Héroe o El Tigre y el Dragón.

De todas maneras, el director se encargó de aclarar de entrada que en el film  sólo un 50 por ciento de los hechos se ajusta a la historia, el resto es un invento.

Mas allá de la falta de rigurosidad histórica, que en este caso los  productores decidieron dejar a un lado, Red Cliff es una extraordinaria película anti bélica.

Toda la recreación de la China antigua es impresionante. Hasta la fecha esta es la producción más cara (80 millones de dólares) en la historia del continente asiático y la verdad que cada centavo estuvo bien invertido.

El film se destaca también por el trabajo que hicieron con la fotografía y la música de Taro Iwashiro.

En esta ocasión Woo convocó para las coreografías de acción a Cory Yuen, el responsable de filmes como Retroceder Nunca, Rendirse Jamás (algún día tengo que escribir sobre esta película) y El Transportador, quien brindó una labor extraordinaria con los combates con lanzas y espadas.

Todo el tema de las tácticas militares de esa época está muy bien trabajados y hay algunas escenas que son realmente impactantes.

La batalla final en la que se encuentran cara a cara los personaje principales, donde Woo repite sus clásicos enfrentamientos en el que dos personajes se apuntan con un arma entre sí (con la diferencia que en lugar de revólveres acá usan sables y espadas) es impresionante.

Por supuesto, tampoco falta la aparición de la clásica y querida paloma blanca quien en esta producción se destaca  en una fabulosa escena, donde la cámara sigue un largo recorrido que hace el ave.

Red Cliff tiene una duración original de cuatro horas y media, algo que generó que en Oriente la historia se dividiera en dos partes.

En Occidente se estrenó en una versión especial de dos horas y media que condensa los dos filmes.

De 280 minutos, la película quedó en 148 minutos y esta es la versión que se puede conseguir en dvd en los videos clubes.

La versión completa por ahora sólo fue editada en Asia y Europa.

Este corte que tuvo Red Cliff se debió principalmente a una cuestión comercial.

En esta parte del mundo la gente no está acostumbrada a ver este tipo de películas y por más que sea John Woo, una historia de cuatro horas es muy complicado de mantener en los cines.

Ahora bien, después de haber visto las dos versiones (el corte completo se puede conseguir por internet) realmente quedé gratamente sorprendido con el corte para Occidente.

Se nota que estuvo muy bien supervisado y la verdad que hicieron un gran trabajo a la hora de resumir una historia épica de cuatro horas en 148 minutos.

Obvio que de esta manera se pierde el desarollo de varios personajes y  subtramas, pero la verdad es que los hechos trascendentes de la  historia y las secuencias de acción más espectaculares no quedaron afuera.

Yo pensé que iba a ser muchísimo más terrible el tema de la edición.

De hecho, esta versión incorporó algunos elementos que me parecieron muy piolas teniendo en cuenta que en Occidente la enorme gran mayoría de la gente no tiene la más pálidad idea de esta historia.

En este caso el contexto histórico a principio del film está muy bien explicado con una narración en off donde se presenta la situación que vivía China en ese momento y quiénes son los personajes principales.

En el corte oriental de cuatro horas esto es un poco más complicado de seguir si no estás en el tema.

Por supuesto que la versión original es la ideal y la película es tan grosa que las cuatro horas pasan volando.

Sin embargo, si tenés ganas de verla en dvd y no podés conseguir la versión completa, el corte para Occidente no es desastroso y la película la disfrutás igual.

Yo vi las dos versiones y sinceramente no me pareció tan terrible el dvd en zona 4.

No es un dato menor que en muchos países esta historia llegó a los cines en su versión resumida y la película recibió también excelentes críticas donde se celebra el regreso de Woo.

Red Cliff es tan grosa que inclusive en su versión resumida uno la pasa bárbaro con la gran obra de este director.

Una lástima que no la pudimos disfrutar en la pantalla  grande.

2 Comentarios

  1. Grande Hugo!! por fin llego!! y sabía te iba a gustar!.La versión Occidental es buena pero la original es excelente.Ni vale la pena decir que no la estrenaron en cines,es una historia de nunca acabar y lamentable. Y gracias por mencionar algo muy importante: como Hollywood destruye la capacidad creativa con el tiempo. Woo,Jean Pierre Jeunet,Besson,y tantos que solo cuando vuelven empiezan brillar de nuevo.

  2. Si bien es como vos decis hugo ,lo mejor de Woo fue echo en asia la unica peli q rescato en su paso por Occidente es Face Off,creo que es lo mas cerca estuvo al nivel de cine que nos venia ofreciendo en Hong-Kong,ya sea por planos,secuencias y estilo.Celebro el regreso de este GROSO del cine de acción y que siga haciendo el buen cine q sabey puede ofrecer.

Comentarios cerrados.