Kill Shakespeare: Una revelación del cómic

Si los autores no joden el final de la trama en los últimos números, esta fabulosa historieta independiente ya se ganó un lugar en mi top ten de este año.

Este cómic es tremendo y como fanático de la obra del  Gran Willy, me ganaron por completo como lector.

Se trata de una miniserie de 12 números, que lleva 8 publicados y presenta una original aventura épica con algunos de los máximos íconos de la literatura como protagonistas.

En otras palabras, es como La Liga Extraordinaria pero con los personajes clásicos de Shakespeare.

La trama comienza con Hamlet desterrado de Dinamarca, luego de haber asesinado a Polonio, sirviente del reino, durante su cruzada de venganza contra su tío, que asesinó al padre del príncipe y se coronó Rey.

Durante el exilio el barco en que viaja Hamlet es atacado por piratas y el protagonista termina naufragando en el mar.

Días después es encontrado en una playa por las famosas brujas de Macbeth, quienes lo llevan al castillo de Ricardo III.

En ese lugar el príncipe danés  recibe una oferta de Ricardo.

Si acepta una misión que tiene para él y que según una profecía el joven está destinado a cumplir, las brujas resucitarán a su padre.

La tarea que debe cumplir Hamlet es sencilla. Su deber es acabar con William Shakespeare, un supuesto hechicero que según Ricardo es el responsable de la miseria que se vive en Europa.

Para terminar con su reinado de terror el príncipe debe robar la pluma de William que aparentemente es la fuente de su poder.

A partir de ese momento Hamlet se embarca en una aventura épica para encontrar a Shakespeare, donde conocerá a otros personajes famosos como Julieta, Otelo, el caballero Falstaff (de la obra Enrique IV) y Lady Macbeth entre tantos otros.

En el caso de Julieta, la chica sobrevivió un intento de suicidio y desterrada de Verona se convirtió en una guerrera que forma parte de una rebelión en contra de Ricardo, en la que también se suma  Otelo.

Lo que no sabe es que Romeo también sobevivió su intento de suicidio y la busca en Verona.

Esta es un poco la premisa del cómic donde de a poco se van integrando muchísimos personajes más de otras famosas obras.

Me cuesta muchísimo ser imparcial con esta propuesta porque como fanático total de Shakespeare me pareció brillante.

O sea, no hicieron una pelotudés.

Se trata de una historia inteligente que le rinde un original homenaje a este ícono de la literatura a través de una propuesta épica de fantasía.

Todo el tiempo se juega con la figura del escritor. Para algunos es un hechicero siniestro y otros personajes, como Falstaff  lo conciben como una especie de dios creador del universo.

Obvio que si tenés conocimiento de la obra del Gran Willy (por lo menos las más famosas) vas a disfrutar con más profundidad esta miniserie, ya que las referencias son constantes.

Lo que me encantó de Kill Shakespeare es que se trata de un cómic plagado de acción, bastante violento y oscuro por momentos que le hace justicia a la obra de este autor.

Lo maravilloso de los trabajos de William es que eran propuesta super populares.  El tipo fue el Steven Spielberg de su tiempo y escribía de todo para entretener al público principalmente.

No trabajaba para los intelectuales.

En su bibliografía tenés dramones históricos, comedias románticas y obras ultra sangrientas y violentas como “Titus Andronicus”, que hace que los filmes  de terror que se hacen por estos días parescan filmes de Disney comparado con lo que Shakespeare hizo en Titus.

Una historia más retorcida, morbosa y violenta que cualquier episodio de SAW.

Originalmente los creadores, Anthony Del Col y Conor McCrery concibieron esta propuesta para un video juego, que no llegaron a desarrollar.

Al final decidieron plasmar el proyecto a través de un cómic el año pasado y sorprendieron en la industria de la historieta con una obra fresca y original que ya cosechó excelentes críticas en los medios especializados de Estados Unidos.

Con respecto al arte, los dibujos y el entintado remiten muchísimo a los laburos de Mike Mignola en Hellboy. Desde la estética tiene esa onda y la revista la verdad que está muy buena.

Faltan cuatro números para que Kill Shakespeare llegue a su fin y ya se habla de una posible adaptación cinematográfica.

El cómic es publicado por la editorial IDW y no sé si ya está en castellano, pero si se llevan bien con el inglés les recomiendo que no lo dejen pasar porque se van a sorprender.