Jennifer Blood: Lo nuevo de Garth Ennis

Publicidad

Hace unos días salió a la venta la nueva serie de , “Jennifer Blood”, con la que el autor volvió a cobrar el sentido del humor, después de escribir historias sumamente oscuras y dramáticas.

Ennis es un autor interesante que hizo cosas polémicas y controvertidas como Preacher, The Boys y el renacimiento del Punisher en Marvel, pero en el último tiempo, en mi opinión su trabajos cayeron en la total estupidez.

Los últimos cómics que hizo como Crossed, parecen escritos por pibes de 13 años que necesitan entretenerse con historias ultrasangrientas y ver la teta de una mujer a través de una historieta.

Se pasó de mambo mal para mi gusto con la violencia en ese trabajo.

Parecería a veces que si Ennis no cuenta con esos elementos no puede escribir absolutamente nada decente. Como si estuviera más preocupado en tratar de ser polémico, más que tratar de brindar un buen cuento.

Recientemente aparecieron dos trabajos donde el escritor pudo hacer algo distinto.

Ya me voy a referir más adelante a la novela gráfica Streets of glory, pero hoy me quiero ocupar del primer numero de Jennifer Blood.

Una historia loca que puede ser muy prometedora a juzgar por el personaje y las situaciones que se vivieron en la entrega inicial.

La primera impresión es que Ennis dejó la pendejada para dedicarse a los adultos en serio.

Jennifer Blood cuenta la historia de una típica ama de casa estadonunidense, casada con dos hijos, que divide su tiempo entre las obligaciones que le demanda su familia.

Sin embargo, Jennifer también tiene un espacio para ella donde se dedica hacer cosas que le hacen sentir bien.

La particularidad es que esto no tiene que ver con la pintura, un negocio independendiente o alguna disciplina física. Su hobby es salir a las calles a matar delincuentes.

Podríamos decir que es la versión femenina del Punisher, pero en este caso la historia es distinta. Frank Castle era un militar que piraba luego del asesinato de su familia.

Jennifer en cambio sale a matar criminales porque es una actividad que le hace sentir bien y la aleja del tedio que le genera la vida familiar.

Acá se presenta uno de los puntos más interesantes que Ennis tiene para desarrollar en este nuevo trabajo.

¿Qué es lo que llevó a esta mujer a convertirse en una asesina implacable?

Jennifer Blood no es Nikita que trabaja para un gobierno o una organización secreta.  Por lo que se vio en la primera historia se trata de una mujer que canaliza sus frustraciones a través de la violencia en las calles.

La trama es narrada a partir de su diario personal donde Ennis hizo un gran trabajo con el lenguaje. La textos parecen escritos por una mujer.

La primera página  me pareció soberbia. Comienza con dos parrafos que cuentan los hechos que vivió durante el día una típica madre de familia, hasta que aparece un par de elementos que nos indica que esta mujer es rara.

Jennifer la tiene clarísima con las armas y crítica un artículo de una revista especializada como si ella fuera un miembro de la Fuerza Delta.

Desde las primeras páginas el escritor empieza cimentar los elementos que se vuelven luego interesantes. Por supeusto que el cómic tiene acción y no faltan los clásicos momentos Ennis con mutilaciones y tiroteos violentos.

Sin embargo, lo que dejó claro este primer número es que en Jennifer Blood la prioridad la van a tener las emociones de los personajes y eso me parece genial.

A primera vista puede parecer una copia del Punisher, si ves la tapa, pero cuando lees atentamente el episodio inicial te das  cuenta que Ennis en esta caso va por otro lado.

Al final de la historia hay una nota del autor donde explica que quería retomar un poco el humor en sus trabajos, ya que los últimos cómics que hizo se volvieron muy oscuros y deprimentes.

Los dibujos corrieron por cuenta del artista brasileño Adriano Batista, conocido por su trabajo en el cómic de Red Sonja.

Jennifer Blood es la nueva apuesta de la editorial Dynamite y hay que estar atento a ver que pasa con esta revista, que tiene el potencial para convertirse en un cómic interesante.

Por lo pronto el primer número me dejó con ganas de siguir leyendo más, algo que hace rato no me ocurría con las historias del loco  Garth.

Publicidad

3 Comentarios

  1. Totalmente cierto!! Ennis pareciera q le agarra el “sindrome Mark Millar”y se manda pendejadas,pero eso no quita mis respetos hacia este genial autor.
    Le voy a dar bola a esta serie pinta estar buena.
    Hugo no se si sabias q murio uno de los guionistas que laburaba con Bruce Timm llamado Dwayne Mcduffy este estuvo en los guiones de justice league unlimited,justice league,crisis in 2 earth y All Star (adaptaciones para la animacion)tambien habia sido cocreador de una linea dentro de DC “Milestone Media” su deceso se predujo el 21 de febrero del corriente año.
    Aca te dejo la fuente http://www.comicbookresources.com/?page=article&id=30969

  2. Coincido con vos Hugo, últimamente parece q tanto Millar como Hennis crean sus nuevas obras pensando en el cine mas que en el comic. Crossed es muy mala, el primer numero interesante, pero despues queda en una historia donde el objetivo es mostrar gore y mas gore, sin sentido.
    PEro con esta obra se recompuso, la historia es muy interesante y el enfoque me gusto mucho. Creo q recuperamos el Ennis de Punisher Max(la mejor versión del personaje) y al que esta en The Boys(muy recomendable aprovechen que termima pronto!)

Comentarios cerrados.