El cementerio sin lápidas: Un libro de Neil Gaiman

“El cementerio sin lápidas y otras historias negras” es el bizarro título con el que se editó en castellano el libro de M Is for Magic”.

La traducción es cualquiera y lo gracioso es que en esta obra no hay ningún relato que se llame de esa manera y tampoco todas las historias son negras.

Esta fue la segunda incursión de Neil en la literatura juvenil luego de Coraline.

En este caso presentó una antología de cuentos con relatos muy locos de todo tipo.

El título original es un claro homenaje al clásico de Ray Bradbury “R Is for Rocket”, la famosa antología de cuentos de 1962 que claramente influyó a este trabajo de Gaiman.

Sobre todo porque apunta al mismo target de lectores que son adolescentes grandes a partir de 15 o 17 años. En realidad no hay que tener una edad determinada para disfrutar este libro ya que si te gusta el arte de Neil es una buena lectura para cualquier etapa de la vida.

Cabe destacar que dos de estos relatos luego dieron lugar a otros proyectos del escritor.

En el caso de “La lápida de la bruja” es una historia que años después se convirtió en la novela “El Libro del Cementerio”.

Esta narración en el libro es un capítulo más. Podemos decir que fue la semilla que luego dio como fruto el resto de la obra.

Por otra parte el poema “Instrucciones” hace poco se editó en un libro ilustrado por Charlie Vess (Stardust) con un estilo similar a lo que hicieron Blueberry Girl.

Los cuentos, como sucede en toda antología, presentan una gran variedad de historias donde tenés de todo. Algunos están mejor que otros, eso depende de cada lector, pero es imposible si te gusta Gaiman que no disfrutes ninguno.

Los que me encantaron especialmente y destaco son los siguientes.

El caso de los veinticuatro mirlos“: Esta es una historia policial protagonizada por personajes de canciones infantiles inglesas. Afortunadamente en la edición en castellano la traducción presenta notas especiales que te cuentan de donde salió cada personaje para que no te quedes afuera de la referencia que hace el autor a esas canciones.

“Cómo hablar con las chicas en la fiestas“: Un muy buen relato que arranca como una típica historia de adolescentes y luego se transforma en una misteriosa historia de terror.

Caballeria”: Este es un cago de risa. Una señora compra en un negocio de antiguedades el Santo Grial, sin saber por supuesto que es verdadero, y a los pocos días de le aparece en la casa Galahad, el famoso caballero de la Mesa Redonda del Rey Arturo.

Como Galahad es un caballero y tiene códigos de conducta no se lo puede quitar por la fuerza, entonces le ofrece a la señora hacer un trueque por otra reliquias, pero la tarea no resulta tan sencilla, ya que a la señora le gusta como queda el Grial en un mueble.

Me encantó este cuento y tiene diálogos que son muy graciosos.

Intrucciones”: Este es un muy divertido poema donde Neil le da instrucciones a un chico para manejarse correctamete  por si un día se encuentra en el mundo mágico del País de la Hadas.

Por otra parte “El puente del Trol” y “El precio” y “No le preguntes a Jack” son dos gemas que demuestran como hacer grandes historias de terror para chicos.

La segunda en particular es genial.

Reitero que no es un libro de cuentos infantiles, ya que hay determinadas escenas o comentarios en los textos que hace que esta antología se ubique en la sección juvenil de una librería.

Ahora si te gusta Gaiman lo tenés que conocer.

1 Comentario

  1. Casualmente, hace unas semanas la compré (más que nada con la idea de que mi hermana los leyera, pero me los tiró por la cabeza). Asi que estuve leyendolos yo 😛

    Jajaja.

    Concuerdo con lo del titulo. Es cualquier cosa. Yo tambien me quede mirandolo, extrañado, preguntandome que diantres se le había cruzado al traductor de la editorial.

    Pero en fin.

    Saludos!

Comentarios cerrados.