Batman por Neil Gaiman

Nunca creí que pudiera emocionarme leyendo un cómic de pero el maestro lo logró.

Sólo un groso como él podía generar esto. No lo digo porque sea mi ídolo literario, realmente estoy convencido que Neil es uno de los pocos autores de cómics con la cabeza y sensibilidad necesaria para crear una obra de esta envergadura.

Es imposible que si amás a Batman este cómic no te mueva un pelo porque es maravilloso. Aunque no te guste Gaiman te vas a a enganchar por el personaje.

“¿Qué pasó con el Hombre Murciélago?” (“Whatever happened to the Cape Cruzader” es el título original) fue un especial escrito por Neil el año pasado, que  en mi opinión es uno de los mejores tributos que se le rindieron en el arte del cómic a este clásico héroe.

La historia publicada originalmente en Batman 686 y Detective Cómics 653 de alguna manera fue la otra cara del legendario especial “¿Que pasó con el Hombre del Mañana“, que en 1986 Alan Moore escribió sobre Superman.

Lo que tienen en común ambas propuestas es que presentan la historia final de estos míticos héroes.

Se trató de un supuesto final imaginario que crearon estos artistas y que no afectó a la continuidad de las series originales, ya que las tramas transcurrieron en un universo alternativo.

En el caso de Batman la historia retrata el funeral del murcielago al que asisten todos los villanos clásicos para despedirlo.

En el lugar cada uno se adjudica la responsabilidad de la muerte del encapotado con pequeñas anécdotas que el autor mecha dentro del conflicto principal.

Una de las grandes virtudes de este cómic, más allá del guión de Gaiman son las soberbias ilustraciones de Andy Kubert, quien para mi gusto es uno de los mejores artistas que laburan en el género de superhéroes.

Su padre John es un prócer de la editorial DC, quien se hizo famoso entre tantas otras cosas por su trabajo con Sgt Rock y el Hombre Halcón, mientras que su hermano Adam también es otro exitoso dibujante.

Acá el trabajo de Andy es genial porque junto al entintador Scott Williams le rinden homenaje a todos los artistas memorables que pasaron por la revista de Batman, como Bob Kane, Jim Aparo, Dick Sprang y Neal Adams entre tantos otros.

Eso es lo que está buenísimo de este especial, ya que a través de las ilustraciones se evoca las distintas representaciones y estéticas que tuvo el personaje en las últimas décadas.

Me encantó al pricipio de la trama cuando cada villano llega al funeral en su propio autor personalisado como si fueran las versiones opuestas del Batimovil.

El vehículo de Dos Caras es genial.

Me gustó también el concepto de Batman contemplando su propio funeral desde otra dimensión y que los únicos amigos que se presentan al lugar son Superman y Robin, ya que el resto de los asistentes son todos villanos, que están tristes porque sin él Ciudad Gótica no es lo mismo.

Eso es muy Gaiman.

Las últimas páginas donde Bruce Wayne finalmente hace las pases consigo mismo y se reencuentra con su madre es un momento absolutamente tierno y emocionante que dudo vuelva a repetirse en la revista de Batman.

Tenés que ser un zombie para que no te mueva  un pelo el final.

Aunque si sos muy fan del hombre murciélago dificilmente este homenaje te resulte indiferente.

A mí me encantó y considero a este cómic una gran celebración de esa enorme leyenda que es Batman.

13 Comentarios

  1. Hugo este especial me hace acordar a una miniserie de los 70 que era muy parecida, pero en esa miniserie habia una mezcla de fueneral y juicio dirigido por Dos Caras donde en cada numero se presentaba un villano contando como habia matado a Batman y al final del capitulo Dos Caras demostraba que el tipo estaba mintiendo. Yo tengo un par de numeros editados por Novaro donde en uno Gatubela quiere adjudicarse la muerte y en el otro Lex Luthor donde aparece Superman y todo. Eran muy buenos lamentablemente no la tengo completa. Creo si mal no recuerdo (un primo la tenia) al final era un truco de Batman para reunir a todos los villanos y capturarlos.

  2. Me interesa y mucho, después de leer esa crítica te entran todas las ganas de leerlo.

    Donde los compras vos Hugo? o lees en Internet?

    PD: Es colgado pero pensé que valía la pena: Marvel vuelve a la Argentina de la mano de Ovni-Press e Isat emite Dead Set (de repente mi semana mejoró mucho^^)

  3. Ale en el club del cómic o alguna otra comiquería lo conseguís.
    Leo por internet solo las cosas que no conozco o no tengo referencia, sino por lo general sigo apostando al papel.
    Salvo que sea díficil de conseguir.
    Wicthblade, por ejemplo, que es un cómic que me gusta la tengo completa vía digital.

  4. Aunque no esta en la continuidad, acoradte que lo hicieron aprovechando que en ese momento Batman habia muerto por culpa de darkseid en la ultima crisis(que en verdad no fue buena), y continuaba la etapa de morrison(Batman RIP, y despues Batman y Robin) esta uktima es muy buena con DIck y Damian el hijo de bruce y talia al’gul.
    Pero ahora Bruce volvio y empieza Batman Inc

  5. la verdad es que aunque la obra resulta interesante y muy conmovedora, al final fue un ejercicio que no cumple mucha funcion dentro de la cronologia que estaba tratando de llevar acabo Grant Morrison, ya que si lo piensan en ningun momento Batman realmente murio….. Morrison se copio de lo que habia hecho Marvel con Captain America (captain america rebirth) y dejo que un supervillano (en este caso Darkseid) transportara a Batman al pasado el cadaver que habian encontrado en Final Crisis es el de un Clone y desde el principio se creo esta vision (final Crisis termina con batman en la epoca de Anthro)…. por lo tanto jamas estuvo muerto, simplemente perdido en el tiempo y no fue un retcon, ni nada que la editorial se trajo para volver al personaje… fue algo planeado desde el principio por Morrison.

  6. Luis este cómic nunca tuvo nada que ver con la continuidad original. Es una celebración independiente de Batman que hicieron Gaiman y Kubert pero no se relaciona con los hechos de la serie.
    El cómic salió en el momento que Batman se encontraba en un limbo por los hechos narrados por Morrison, pero hay que leerlo como una historia aparte.

Comentarios cerrados.