Trailer de Mi esposa es un gángster

Publicidad

Un Dato Loco:

Como mencioné en la nota esta película fue un éxito taquillero importante en Corea y en Hollywood no tardaron en comprar los derechos para hacer esos refritos pelotudos con los que siguen tirando la plata.

Esta es una historia que tiene que ver muchísimo con cosas de la cultura coreana, sobre todo las costumbres  de citas románticas y es imposible adaptarla en Estados Unidos.

Iban a filmar la remake con Queen Latifah, que ya se quemó con la patética remake de Taxi, de Luc Besson, y el proyecto se pinchó justamente porque no le pudieron encontrar la vuelta para adaptar la historia en Occidente, ya que es demasiado bizarra.

Hubiera sido cualquier cosa.

El avance de este desquicio para los que no la vieron:

Publicidad

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.