Deogratias, un cuento de Ruanda

Una obra maestra del cómic reciente cuya lectura jamás vas a poder borrar de tu memoria una vez que hayas tomado contacto con el libro.

Deogratias es esa clase de historietas que contribuyen a que el arte del cómic sea mirado con otros ojos por las personas que lo consideraban un entretenimiento banal.

Lo cierto es que en este maravilloso mundo la variedad de propuestas es enorme y podés encontrar de todo. Historias de aventuras con superhéroes, de terror, de comedias de enredo  (Archie), policiales y de ciencia ficción.

Sin embargo, también están aquella obras que no tienen que ver con conflictos fantasiosos, sino con la vida, donde sus protagonistas son personales reales que habitan el mismo mundo en vivimos que vos y yo.

Las cosas que estuve leyendo en este estilo últimamente y más adelante reseñaré en profundidad como Blankets, Pildoras Azules, Sed de Noticias o Fun House son realmente brillantes.

Deogratias es una soberbia novela gráfica del año 2000 ganadora del Premio Goscinny, el  máximo galardón de la historieta que se otorga en Europa.

Es un libro muy duro que te va taladrar el corazón y tiene que ver con el genocidio que se produjo en Ruanda en 1994, donde 800 mil personas fueron asesinadas salvajemente por sus propios vecinos por el simple hecho de pertenecer a una etnia diferente.

Repasemos un poco los hechos.

Históricamente en Ruanda existieron dos grupos étnicos conocidos como los hutu y los tutsi. En realidad la diferencia entre los grupos siempre fue artificial ya que la verdad es que comparten las mismas costumbres y lenguajes.

La diferencia es una cuestión de clase sociales. Los hutus que representan a la gran mayoría de personas en ese país eran los trabajadores más pobres, mientras que los hutus tenían acceso a una calidad de vida mejor con más educación.

A la larga la brecha entre los que más tienen y los que intentan sobrevivir como pueden generó uno de los hechos más terribles de la historia reciente.

El resentimiento entre los grupos surgió en 1972 cuando en el país de Burundi 350 mil hutus fueron asesinados por los tutsi. Esto generó un enorme rencor en Ruanda contra estre grupo que era el que tenía el control político del país.

A fines de los ´80 Ruanda sufre un golpe mortal al perder el 40 por ciento de sus ingresos por exportación cuando el precio mundial del café se redujo a un 50 por ciento.

El país enfrentó la peor crisis alimentaria de la historia (acá surge el famoso “We Are the World”) y en 1990 el Frente Patriótico Ruandés, que estaba compuesto por exiliados tutsi que habían sido repelidos del país por los hutus, con el apoyo del ejército invade Ruanda y otra vez recobran el poder.

Esto generó un guerra civil entro los dos grupos en los años siguientes  y preparó el terreno para la catástrofe que se avecinó luego.

Para los hutus la única solución posible que tenía el país era la eliminación definitiva de los tutsi y de esa manera con el asesinato del presidente de Ruanda, Juvénal Habyarimana, el 6 de abril de 1994, cuyo avión cayó derrivado por una milicia de los hutus se desató uno de los hechos más sangrientos de la historia reciente.

La cacería de los tutsi no distinguió ni edad ni sexo  y desató un verdadero infierno sobre ese país.

El cuento de Deogratias se desarrolla en este contexto y tiene como protagonista a un chico adolescente adicto al alcohol que vaga por las calles de Ruanda en la etapa post genocidio.

Se trata de un joven con graves problemas psicológicos que quedó mal a raíz de una serie de hechos que vivió y presenció.

Mientras el lector sigue a Deogratias en su triste rútina se descubre a través de flashbacks que fue lo que le pasó al protagonista.

La trama central se enfoca en la primera historia de amor del chico que es un hutu con una joven tutsi. Como telón de fondo en la primera parte del relato tenemos todo el conflicto entre los grupos étnicos que luego desataron el horror.

Jean Philippe Strassen fue el responsable de esta obra soberbia que con muchísimo tacto describe la degradación social en la que cayó un país y los extremos de violencia a los que puede llegar el hombre.

El arte de Strassen es increible y pese a la historia durísima que nos presenta sus dibujos capturan a la perfección los paisajes hermosos de un continente sumamente sufrido por constantes revueltas políticas.

Es muy loco porque pese a las cosas durísimas que retrata el autor Deogratias es un cómic muy colorido con ilustraciones increibles donde cada viñeta es una pequeña gran obra de arte.

Straseen tuvo el tacto de no caer en vulgaridades a la hora de retratar el genocidio, al mismo tiempo que evitó alivianarle el horror al lector.  Hay situaciones terribles pero están trabajadas dentro de un contexto que tiene sentido.

Esta no es una típica pendejada de Mark Millar para matar el tiempo. Acá estamos en otro nivel y nos encontramos con una historia madura y profunda que va a permanecer en tu memoria un tiempo después que la hayas conocido.

La novela gráfica es brillante e inclusive en la primera parte de la historia que transcurre antes del genocidio Strassen juega con muy buenos momentos de humor que logran que nos enganchemos más con los personajes a las vez que nos muestra las costumbres cotidianas de ese país.

Deogratias ya tiene su lugar en mi top ten de este año, que me va a costar bastante armar con el nivel que tienen las cosas que estoy leyendo por esto días.

Estos son las clase de cómics que te hacen sentir feliz por haber decubierto y amar este arte. Los que no le dan bolan y lo siguen denigrando no tienen la menor idea de lo que se pierden.

Creo que junto con el Mouse de Art Spielgman y Persépolis de Marjane Satrapi, Deogratias es una de las mejores novelas gráficas realizadas en los últimos años, inspiradas por hechos históricos,  que presenta un cuento duro  y emocionante al mismo tiempo que nos permite reflexionar sobre uno de los acontecimientos  más terribles de la historia reciente que no debe ser olvidado.

El cómic fue editado en español por Planeta DeAgostini y los pueden conseguir en las buenas librerías.

5 Comentarios

  1. Esta obra la tengo q conseguir pinta estar del carajo..tuve leyendo lo ultimo de Millar llamado Nemesis,se ah transformado este en el Michael Bay de los comics?
    Todo bien con Mark pero siempre le falta 5 pa el peso (como a Bay)exceptuando la linea Ultimates,Old Man Logan y Superman Red Son,en el resto de sus trabajos hay algo q no encaja.

    por cierto hugo te paso el avance de la nueva peli de Resident Evil:AfterLife.

  2. hablando de boludeces RE: afterlife no deja de ser una, fijense que hay cosas que chorearon de matrix en el trailer me parece…

Comentarios cerrados.