El libro del cementerio

Finalmente se editó en castellano el nuevo trabajo de , que representa su segunda labor en el campo de la literatura juvenil.

En realidad la novela se vende a ese target por razones de marketing, pero la realidad es que no es exclusivamente un libro para chicos.

Al menos yo no lo recomendaría para menores de 12 años.

“El libro del cementerio” es la versión personal de Gaiman del clásico de Rudyar Kipling, “El libro de la selva“.

De hecho , en los agradecimientos finales Neil destaca que su libro no hubiera existido sin el memorable trabajo de Kipling a quien le debe esta historia.

Esta novela dividió un poco las aguas entre los seguidores de Gaiman y aunque yo  comparto las críticas negativas las comprendo y creo que está bien fundamentadas.

Al final se trata de elecciones que tiene que ver con el gusto personal.

Si bien no creo que este sea una de la obra máximas de Gaiman e inclusive el premio Newberry (el máximo galardon que existe en el mundo a la literatura  juvenil) me pareció  una enorme exageración, ya que no es para tanto, tampoco opino que sea una decepción y mucho menos un mal libro, como leí por ahí.

Creo que es importante para disfrutarlo saber bien con que te vas a encontrar.

Si esperás leer algo como “Coraline” es probable que te decepciones como le pasó a mucha gente, porque esta es una historia mucho más meláncolica y macabra que va por otro lado.

La historia se inicia con un misterioso asesino que mata una familia. Un bebé logra sobrevivir (que vendría ser el Mogly de este cuento) y termina siendo criado por los habitantes de un cementerio.

Igual que en El libro de la selva, sólo que acá en lugar de animales tenemos zombies, fantasmas, brujas, hombre lobos y vampiros.

Gaiman arranca la novela con mucho suspenso que luego se desinfla por completo hasta los capítulos finales donde descubrimos por qué la familia de Nadie Owens (el protagonista) fue asesinada y asistimos al enfrentamiento entre los personajes pricipales.

El tema es que a diferencia de “Coraline” que tenía una trama muy concreta con una aventura en particular, El libro del cementerio es una novela sobre el crecimiento y gran parte de la obra se centra en narrar la vida del protagonista desde que es un bebé hasta que cumple 15 años.

Hay varios capítulos que prácticamente fuincionan como historias independientes.

El 80 por ciento de  la trama tiene que ver con la vida cotidiana de Nad en el cementerio y sus experiencias con los muertos.

No se trata de un thriller sino de un drama que describe la experiencia de crecer.

¿Es perfecto el libro?

En absoluto.  En mi opinión la redacción de Neil puede generar que no todos los chicos se enganchen con el libro y el hecho que no haya un conflicto definido en la mayor parte de la novela podría aburrir a los lectores más jóvenes como ocurrió inclusive con gente grande que no le gustó esta novela.

Otro aspecto que causó controversia en ciertos medios es que Nad busca constantemente la venganza de su familia y tiene actitudes que dificilmente podríamos encontrar en otros personajes de novelas juveniles. La verdad que ese es un aspecto loco que me llamó la atención, pero no creo que resulte ofensivo.

Si bien en la mitad la historia se pone algo densa porque uno no termina de entender hacia donde se dirige la trama,  a partir del momento en que el autor empieza a revelar los misterios que rodean al origen del protagonista la novela otra vez y se vuelve atrapante.

Algo que me encantó de este libro es la manera en que desdramatiza el tema de la muerte y los cementerios, que es algo que la historia alienta a no temer a la vez que logra que personajes históricamente aterradores como los fanstamas, vampiros o zombies se vean más amigables frente a peligros mayores que existen en el mundo.

El libro del cementerio contó con ilustraciones de Dave McKean, clásico colaborador de Gaiman en los cómics que sólo se publicaron en la edición norteamricana.

En la versión internacional las ilustraciones estuvieron a cargo de Chris Riddell, un conocido artista de humor politico en Inglaterra.

Actualmente el director Neil Jordan trabaja en la adaptación cinematográfica que llegaría a la pantalla grande en el 2011.

“El libro del cementerio” es una loca y macabra historia de fantasía que brinda una entretenida lectura con la firma de este grosso de la literatura.

8 Comentarios

  1. No me termina de convencer este autor. Leí Coraline y me gustó hasta ahí, American Gods me pareció un embole y demasiado tirado de los pelos (pero de manera forzada…), veré de leer este a ver que onda, pero ya lo tengo casi descartado a Neil..

  2. Buenisimo! No sabía que lo habían traducido ya! De Gaiman solo leí Anansi Boys, y me gustó, asi que cuando me haga una pasada por alguna librearía voy a ver de conseguirme “El libro del cementerio”.

    Saludos!

Comentarios cerrados.