El Club de los Suicidas

imgRobert Louis Stevenson es mi escritor en prosa favorito entre los grandes autores clásicos.

Es uno de los pocos grossos de la literatura cuya obra me interesa coleccionar por completo. Mi atracción por su trabajo pasa por el hecho que su bibliografía, al igual que la de Neil Gaiman, es totalmente ecléctica.

Stevenson fue un narrador extraordinario que se destacó en distintos géneros y escribió de todo.

Hay una gran variedad de libros muy interesantes para disfrutar de este maestro desde diferentes ópticas, ya sean novelas, cuentos, ensayos, poemas o libros de no ficción.

Lo que siempre me gustó de los trabajos del amigo Robert es que cada historia es distinta y no se estancó en un género en particular.

Escribió relatos de aventuras, románticos, de suspenso, humor, terror y fantasía. A lo largo de su carrera, que se truncó lamentablemente cuando era joven a los 44 años,  experimentó con distintos estilo de narraciones.

Como mencioné soy muy fan de él y con este post voy a inaugurar una larga serie de notas en las que me dedicaré a reseñar la obra de este genio. Al menos lo que más me gusta.

Me va a llevar bastante tiempo, pero como este blog no tiene fecha de vencimiento eso no es algo que me preocupe.

Decidí comenzar con una joyita que van a disfrutar muchos lectores de este espacio que son amigos de la novela policial y de misterio.

“El Club de los Suicidas” es una fabulosa novela corta que originalmente fue publicada en revistas inglesas en 1882 y luego se incluyó en la famosa recopilación de relatos Las Nuevas mil y una noches” que para algunos críticos resume lo mejor de la obra de Stevenson.

Esto es bastante relativo, ya que cada crítico literario tiene una opinión sobre cúal es el mejor trabajo de Robert.

A juzgar por lo que piensa el escritor de la crítica literaria en uno de sus ensayos, creo que ninguna de esas elecciones coincidiría con la opinión de propio Stevenson.

“Las nuevas mil y una noches”, libro sobre el que escribiré más adelante, se compone de esta novela corta y cinco cuentos.

Hay una excelente edición super económica que editó la editorial Gárgola bajo la colección, “Modelo para armar” que presenta El Club de los Suicidas de manera independiente junto con el relato corto “Markheim“.

Esta es probablemente una de las primeras novelas policiales que se escribieron mucho antes que en la literatura existiera el concepto del género policial.

La novela está protagonizada por el Príncipe Florizel de Bohemia y su fiel ayudante y amigo, el Coronel Geraldine.

Lejos de vivir una rútina aburrida en su palacio, el Príncipe Florizel tiene la costumbre de adoptar identidades falsas y salir por la vida a vivir distintas aventuras.

A través de este hábito el miembro de la realeza mantiene contacto constante con el pueblo. En una de esas salidas la pareja descubre una macabra organización secreta llamada El Club de los Suicidas.

Esta asociación clandestina que opera en la ciudad de Londres se dedica a prestarle un servicio concreto a todas aquella personas que ya no tienen ganas de vivir y desean matarse.

Los miembros del club son potenciales suicidas que no quieren seguir cargando con sus penas, pero no tienen el valor de matarse, porque una fuerza superior les impide cometer el acto en ese instante en que están a punto de pegarse un tiro o ahorcarse.

El Club se hace cargo del trámite. Si vos te querés morir ellos se encargan de que cumplas tus deseos por una módica suma de dinero.

250px-Rls-pc1Hay toda una ceremonia y procedimientos que llevan a cabo estos psicópatas pero no lo voy a describir en esta nota, ya que para eso está el libro.

Lo cierto es que el Príncipe ingresa a este club con las intenciones de investigar esta sociedad secreta y desbaratarla.

Por supuesto, nadie sabe que se trata del hombre más importante de la región de Bohemia.

La novela es fantástica. No sólo porque Stevenson maneja muy bien el suspenso, sino que además tiene muchísimo humor.

Creo que en manos de otro escritor, las aventuras del Principe Florizel y su amigo Geraldine se hubieran convertido en una larga saga de novelas de misterio, estilo Sherlock Holmes, pero el escritor escocés no se casaba con sus personajes y lamentablemente esta dupla sólo aparece en este trabajo.

Siempre asocié a Florizel y Geraldine con Batman y Alfred.

De hecho, si hilamos fino no son tan distintos.

Florizel es un millonario que sale por ahí disfrazado para combatir distintas injusticias que se cometen en su mundo y cuenta con la ayuda de un asistente y consejero que es la única persona que conoce su identidad secreta en la calle, tiene conocimientos militares y es un experto en disfrazes.

Tal vez, Bruce Wayne está más pirado,  pero las motivaciones que inspiran sus actos no son tan distintas a las de Florizel.

El Club de los Suicidas es desarrollada a través de tres relatos titulados “Historia del joven de las tartas de Crema”, “Historia del médico y el baúl de Saratoga” y “La aventura de los coches de punto”.

El primer episodio es el mejor de todos, donde se presenta la sociedad secreta y sus actividades, luego en los otros relatos los protagonistas se concentran en perseguir al líder del club.

La trama pierde un poco de fuerza hacia el final, ya que lo más interesante es la organización clandestina de lunáticos, pero de todas maneras la novela es muy entretenida.

Esta historia fue adaptada centenares de veces en el cine, el teatro y la televisión en muchísimos países. Una de las últimas versiones fue una realización española con Manuela Velazco, la protagonista de REC.

Una adaptación bastante libre, por cierto.

En la edición de la editorial Gárgola, esta novela corta viene acompañada del cuento “Markheim“.

Se trata de un relato que originalmente se publicó en la colección “The Merry Men and Other Tales and Fables” de 1887.

La verdad que no es una mis historias favoritas, de hecho, creo que en ese libro hay cuentos mejores. Pero eso es un tema para otro post.

Markheim se centra en la odisea que enfrenta un asesino en su conciencia tras cometer un crimen. Aparición del Diablo incluida, la trama está buena pero la narración de Robert hasta que llega al climax es un poco aburrida.

En fin, esta edición de EL Club de los Suicidas está muy buena y es una gran recomendación para quienes disfruten de buenas historias de misterios.

1 Comentario

  1. muy buena nota loco,, estaba buscando info para empezar a leer esta novelita,,, mi favorito de el es EL DIABLO EN LA BOTELLA,,, es muy bueno ese,,, siempre fue mi favorito desde chiquito,, espero q EL CLUB DE LOS SUICIDAS no se paresca a alguno de Holmes,, aunque me encanta Holmes,,

Comentarios cerrados.