El horror de la casa de Gloucester

FredWest200SEGUNDA PARTE

FRED

Era el más consentido de los cinco hermanos que integraban la familia West.

Frederick había nacido el 28 de septiembre de 1941 en el pueblo rural inglés de Much Marcie.

La familia era bastante humilde pero los West se las habían arreglado para que sus hijos tuvieran una educación decente con el obejtivo que en el futuro pudieran tener mejores oportunidades.

Fred era un estudiante horrendo y solía ser en el escuela el blanco de todas las cargadas debido a la sobreprotección que ejercía su madre.

Su primer contacto con la violencia la encontró en el colegio.

En la década del ´50 los profesores ingleses solían golpear a sus alumnos cuando cometían alguna falta y en más de una ocasión la señora West denunció a los docentes por el maltarato que le daban a su hijo.

En la casa las cosas tampoco iban bien.  El padre mantenía relaciones sexuales con una de sus hijas a quien dejó embarazada.

Fred nunca llegó a terminar la escuela y a los 15 años abandonó los estudios para trabajar en una granja.

En la adolescencia se produjo un evento clave en su vida que muchos investigadores de este caso creen que de alguna manera definió su destino.

A los 16 años tuvo un accidente gravísimo en moto que lo dejó en coma durante una semana. Si bien logró recuperarse tuvieron que aplicarle una lámina de metal en la cabeza y quedó con una pierna lisiada.

Los profesionales forenses que investigaron esta historia en profundidad creen que el joven quedó con serios trastornos psicológicos producto de su situación familiar (que incluía abusos sexuales) y el golpe del accidente.

Al no recibir terapia Fred se convirtió en una bomba de tiempo emocional.

Poco después de salir del hospital se reencontró con una vieja amiga de la infancia.

Catherine Bernadette Costello, más conocida como Rena, era una delicuente con experiencia en robos que se enamoró enseguida de Fred y tuvo un breve romance con él hasta que se fue a vivir a Escocia.

Para aquella época el joven presentaba una personalidad conflictiva que encontraba satisfacción manoseando mujeres.

West decidió dedicarse a la delincuencia y se mete en grave problemas cuando viola a una chica de 13 años, que era la hija de unos amigos de su familia.

Su médico personal lo salva al mentir y afirmar que el hombre tenía epilepsia y perdió el contol de sus emociones.  Un mamarracho que increiblemente le permitió a Fred evitar la cárcel.

Sin embargo, los miembros de su familia cortaron relaciones con él y lo echaron de la casa.

Durante un tiempo logró sobrevivivr trabajando como albañil.

En 1962 West se reencuentra con Rena Costello quien ejercía la prostitución y terminó embarazada por un cliente asiático.

El 22 de marzo de 1963 la mujer da a luz a una nena llamada Charmaine y en julio de 1964 nace Anne Marie, que es la primera hija de West.

La pareja se casa en secreto sin notificarles a sus familiares pero la relación no funciona. Rena no podía seguirle el desenfrenó sexual a Fred, quien disfrutaba con la práctica del sadomasoquismo.

Esa era su gran obsesión.

Ella intenta regresar con los chicos a Escocia pero él se lo impide y la mantiene amenazada.

Rena se va sola dejando a los niños  en manos de Fred y regresa en 1966 para recuperar a su hijos.

Su primera acción es denunciarlo a la policía por sus continuas agresiones sexuales.

El alguacil de la zona era un hombre llamado Hazel Savage, quien descubre que el perfil de West coincide con otras denuncias sexuales ocurridas en la zona de Gloucester, cuyas víctimas describen a una persona que podría llegar a ser Fred.

Pero no hay pruebas concretas y la policía salvo por la denuncia que hizo su mujer no tiene motivos  para detenerlo definitivamente.

Fred comienza a trabajar en un matadero de vacas y su contacto diario con la sangre y el descuartizamiento de la carne vacuna lo empieza a trastornar.

Por aquellos días tiene una amante llamada Anna McFall, amiga de su esposa Rena, a quien deja embarazada.

FredWestLas discusiones son constantes porque la mujer le reclama que deje a su esposa y se haga cargo del hijo que van a tener.

Cansado del griterio Fred la estrangula y luego descuartiza su cuerpo de manera meticulosa , que entierra junto con el feto de su hijo no nacido en un parque cercano a la casa rodante donde vivía.

A partir de ese hecho su carácter se vuelve más violento y posesivo y obliga a Rena a ejercer la prostitución para recaudar dinero.

En 1968 Fred recibe un duro golpe al morir su madre con quien mantenía una estrecha relación.

El 5 de marzo de ese año, Mary Basthholm es raptada en una parada de micros en la zona de Gloucester mientras la chica esperaba el transporte para viajar a la casa de su novio.

Nunca más se la volvió a ver. Llevaba un juego de Monopolio cuyas piezas quedaron desparramadas cerca de la zona.

La chica era mesera en un café que frecuentaba Fred pero la policía no pudo encontrar pruebas de que fuera el asesino, si bien lo consideraron sospechoso.

Recién 40 años después la policía tendría novedades sobre ese caso.

West vuelve a robar para conseguir dinero hasta que encuentra trabajo en una panadería como repartidor.

Mientras hacía uno de esos repartos conoce a la persona que se convertiría en su alma genela.

Acá se produce uno de los momentos más impactantes e increibles de esta historia.

De todas las parejas que podía llegar a tener un psicópta desquiciado como West, el hombre conoce a una joven de 18 años que estaba tan trastornada como él y también disfrutaba del sasomasoquismo y las mutilaciones.

Una joven con la que no tendría que esconder sus más oscuros impulsos y deseos, ya que ella lo seguía a la par.

La mujer perfecta para un asesino serial.

Su nombre era Rosemary Letts.

Continuará…

3 Comentarios

  1. Mmmm me parece que se por donde viene la mano.Muy bueno Hugo,que intrigaa!!!.Pone la 3ºparte a la noche,no me hagas esperar hasta mañana!,no voy a aguantarr 😉 .

  2. la gran mayoria de los asecinos de los que hablas se trastornaron en la adolesencia
    suerte que pase por esa etapa si mayores problemas
    exelente informe hugo, a esperar la siguiente parte

Comentarios cerrados.