Carmilla: La madre de los vampiros

tapa de carmillaSiempre me pareció una injusticia.

Cuando se habla de habitualmente el primer referente que se menciona es el Conde Drácula, de Bram Stoker.

Un personaje maravilloso, sin duda, pero el vampiro cobró vida gracias a que antes existió Carmilla.

Sin ella, es un hecho que Stoker no hubiera creado al conde de Transilvania y las historias de las  criaturas bebedoras de sangre en la literatura y en la cultura popular en general hubiera sido totalmente distinta.

Carmilla es la gran madre de los vampiros en la ficción  y los créditos de su existencia le corresponde a un maestro narrador llamado Joseph  Sheridan Le Fanu.

Este genial artista irlandés especialista en historias de fantasmas y misterios sobrenaturales presentó a la famosa vampira por primera vez en 1872 en una antología de cuentos de  terror titulada “In  a Glass Darkly“.

El otro día cuando veía en el cine ese despliegue de pelotudés llamado La profecía del no nacido me acordé del maestro Le Fanu.

Joseph era un narrador extraordinario y sus cuentos de fantasmas son brillantes y mucho más interesantes y aterradores que los bodrios repetitivos que llegan habitualmente  a la pantalla grande.

En este campo no hay con que darle. Es una verguenza que uno de los artistas más importantes en el género del horror haya quedado en el olvido de esa manera.

Sobre todo cuando hay tanta gente que disfruta esta clase de historias  y no lo llegó a conocer por la sencilla razón que no se lo difunde como corresponde.

En la actualidad creo que el hijo de Stephen King, Joe Hill,   mantiene vivo el legado de Le Fanu con sus laburos.

Ya me voy a dedicar a los otros cuentos de este grosso del terror y los trabajos de Hill, pero hoy la protagonista es Carmilla.

Como les decía,  Le Fanu fue quien concibió la figura de los vampiros tal cual la conocemos en estos días.

Si bien las leyendas de vampiros venían cobrando fuerza desde finales de la Edad Media, Carmilla fue la primera en convertirse en un fenómeno popular en todo el mundo.

La trama se desarrolla  en un castillo ubicado en Estiria, Austria, donde vive una joven llamada Laura, la protagonista, junto a su padre y un grupos  de sirvientes.

Un día se produce un terrible accidente  cerca del castillo, cuando vuelca un carruaje que pasaba por ahí a toda velocidad.

En el vehículo viajaban una señora de alta sociedad y su supuesta hija,  quien queda inconsciente en el carro.

Como no hay ningún médico cerca del castillo la señora le pide a los dueños del lugar que cuiden a la joven  Carmilla hasta que regresen, ya que ella tiene que hacer un viaje  que no puede posponer.

Es un asunto de vida o muerte.

kayacarmillasr0Bueno, Carmilla que es una chica sumamente hermosa al principio parece ser una joven agradable, pero cuando extrañas muertes de mujeres que habitan cerca del castillo comienzan a repetirse, la protagonista y su padre descubren que su huésped resulta un personaje siniestro que no es fácil de combatir.

No les voy a contar acá toda la historia.

Una de la características principales de Carmilla es que está plagada de un alto contenido erótico que se enfoca en la relación homosexual que se gesta entre la vampira y su víctima.

Carmilla ama a Laura y desea poseer a la chica literalmente.

A veces después de un largo período de indiferencia, mi extraña y bellísima amiga me cogía súbitamente  la mano estrenchándomela con pasión.  Se sonrojaba y me miraba con ojos ora lánguidos, ora de fuego. Su conducta era tan semejante a la de un enamorado que me producía un intenso desasosiego. Deseaba evitarla y al mismo tiempo me dejaba dominar.

Carmilla me cogía entre sus brazos, me miraba intensamente a los ojos, sus labios ardientes recorrían con mil besos mis mejillas  y con un susurro inaudible me decía:

-Serás mía…debes ser mía…tú y yo debemos ser  una sola cosa  y para siempre.

Después se echaba hacia atrás, apoyándose en el respaldo del sillón, cubriéndose los ojos con las manos; y yo me sentía trastornada en lo más profundo de  mi ser

La relación lésbica entre la vampira,  la joven del castillo  y el resto de las víctimas es un factor elemental en esta trama que el autor trabajó con maestría.

Hay que tener en cuenta que en 1872 publicar una historia fantástica donde se destacaba una relación homosexual era un tabú importante en la literatura europea, pero Le Fanu logró evitar las censuras y los escándalos debido a la manera en que trabajó el tema.

La pasión lésbica estaba presente en la trama, sin embargo,  Joseph elaboró tan bien el asunto que para los lectores que no estaban acostumbrados a encontrarse con ese tipo de personajes no resultó chocante.

Carmilla nó sólo es una precursora de la novela gótica, sino que además presentó el arquetipo de vampiros que siguen siendo utilizados en la actualidad.

Las diferencias con otros populares bebedores de sangre es que la villana puede salir a la luz del sol, se convierte en un gato  y no en murciélago y sus víctimas siempre son mujeres.

Además no le afectan el ajo, las estacas ni los crucifijos. Por supuesto no les voy a revelar en esta nota la manera de vencerla.

En este relato aparece también un personaje que con deseos de venganza encuentra la manera de combatir a la vampira.

El General Spiesldorff, quien es claramente el precursor  del doctor Van Hellsing que apareció años más tarde.

La historia de Carmilla estuvo  inspirada por la leyenda de Erszébeth Báthory, cuya vida narré en los informes dedicados a los grandes asesinos seriales.

Desde la descripción de la belleza de la protagonista al famoso carruaje que da pie al inicio del conflicto y la pasión lésbica, la leyenda de Báthory está muy presente en el relato.

Joseph Seheridan Le Fanu nación en Dublín, Irlanda, el 28 de agosto de 1814.

En la revista Dublin University Magazine se hizo  famoso por sus relatos de misterios sobrenaturales.

Junto con Edgar Allan Poe es considerado el padre de la novela gótica.

Un dato loco es que estudió en el Dublin´s Trinity College, la misma institución donde egresó Bram Stoker.

Bram era fanático de Le Fanu y leía y coleccionaba todo lo que  publicaba Joseph.

Luego de leer Carmilla,  Stoker comenzó a estudiar el tema del vampirismo.

00El cuento a esa altura ya era un éxito y no tardó en ser llevado al teatro. Luego de asistir a una de esas primeras representaciones que se hiceron en Dublín, Bram decidió crear su propia historia de vampiros.

Como saben,  lo que ocurrió es historia.

El trabajo de Stoker tiene una estructura muy similar a la de Carmilla, donde se puede apreciar  claramente la influencia de Le Fanu e inclusive el conde  también fue inspirado por un personaje de la vida real.

El autor tomó la leyenda de Vlad, el empalador de Rumania.

Lo cierto es que la madre de los vampiros logró repercutir con el paso del tiempo en la cultura popular pese a que terminó opacada por el señor de Transilvania.

Carmilla fue adaptada numerosas veces en el cine, aunque de eso me referiré en el próximo post.

En los cómics se hizo una miniserie muy interesante titulada “Carmilla, Nuestra Señora de los Vampiros, que trabaja el cuento del autor irlandés en la actualidad.

El guió corrió por cuenta de Roy Thomas (Conan, Los Vengadores) y los dibujos estuvieron a cargo de Isaac Del Rivero y Rafael Fronteriz.

Carmilla es un super clásico de la literatura que no tiene desperdicio ya que dio inicio a las historias  de terror con vampiros.

Pero lo más importante, es que además de brindar una gran lectura es una excelente  invitación para conocer a uno de los mejores escritores de  fantasía de todos los tiempos.

La obra de Joseph Sheridan Le Fanu no tiene desperdicio.  Si no lo conocen busquen algo de él que no se van a arrepentir.

12 Comentarios

  1. Muy interesante el tema de Carmilla, no tenía idea de que existía antes de Drácula; he oído nombrar a Carmilla, pero nunca me puse a invertigar.
    Será que es fácil de conseguir?

    Por otro lado, no pude dejar de notar que mencionaste a Joe Hill: curiosamente anoche terminé su antología de cuentos ‘Fantasmas’ (20th Century Ghosts’ el nombre original), que se publicó en los primeros días de Junio acá y la verdad, la descose. Es increíble lo buenos que están sus historias, algunas verdaderas pesadillas y otras joyitas muy bien narradas que si bien no son horror tienen una carga dramática tremenda!

  2. hace unos años pasaron en cine zeta “la mujer vampiro” (The Vampire Lovers), la vi y me encanto,no hay nada que supere a una vampiresa tortillera cuando tenes 15 jajaja

  3. Hugo, muy interesante como cada uno de tus topics, lo voy a tener en cuenta.
    Me tomo el atrevimiento de pedirte un tema para que puedas desarrollar, por un lado el terror en autores argentinos y por otro lado el terror en historietas argentinas.
    Mas que nada estos temas porque hace poco termine de leer una antologia de cuentos de terror de autores argentinos y me quedo un sabor amargo, como que algo faltaba y por otro lado tuve el placer de leer el comic Legion no me acuerdo de quien, en el cual note una excelente calidad tanto en la historia como en lo grafico.
    Nada mas que eso, una vez mas felicitaciones pòr tu laburo.
    Saludos

  4. Diego voy a ser totalmente honesto con vos.
    En materia de terror y policiales (especialmente) les suelo escapar a los autores locales.
    Me aburren muchísimo y siento que los escritores no transmiten pasión por los géneros que trabajan.
    En los policiales, sobre todo, los asesinos parecen salidos de dibujos de Scooby Doo y el supenso brilla por su ausencia.
    La verdad que no tengo onda con esos géneros en la literatura local por lo que no tengo mucho para decir.
    Con respecto a Legión, creo que es una muy buena novela gráfica de Salvador Sanz que se merece un post.
    Sabés que me lo prestaron hace un tiempo y me gustó mucho. Iba a escribir una nota y después se me pasó.
    Me alegro que lo mencionaras porque es un cómic para recomendar.
    Los dibujos son tremendos.
    Por los general me cuesta engancharme con historias fantásticas que transcurren en el Abasto, las Galerías Pacífico o lugares por donde podría moverme en la ciudad, pero este lo logró de manera contundente.
    La historia está muy buena.
    Prometo hacer una nota sobre el tema.
    Saludos!

  5. Genial. Muy interesante che 😀
    Mientras iba leyendo pensaba en la condesa Bathory, y zas! ahí en mitad de la nota hacés tu comentario referente a ella.
    Justísimo!

  6. Ya checkeé en mi tienda favorita (El Ateneo) y Carmilla está disponible desde Mayo de 2008 creo en una edición super económica de 20 patacones.

    Para el que quiera saber lo digo, yo ya estoy a nada de comrparmelo…

  7. Bueno Hugo, gracias por la honestidad. Mi pedido sobre autores locales se referia a eso, a ver si existia algo que yo no conocia y que valiera la pena leer. Como te comente antes, la antologia de cuentos de terror me dejo un sabor raro. Es decir, no era terror, era otra cosa que se yo.
    Evidentemente, tenemos que recurrir a la gente de afuera que lo hace y muy bien.
    ME alegro que conocieras Legion. Del mismo autor te puedo comentar que tiene un corto llamado Gorgonas, que tambien lo recomiendo.
    Estoy por comprar en estos dias un comic llamado Pandemonium creo, de autores nacionales que recomiendan en la revista La Cosa, en todo caso despues hare algun comentario.
    Saludos

  8. Sí Guillermo conosco la historia de Lilith, que algunos la destacan como la madre de los vampiros.
    Yo no no estoy de acuerdo. Me parece que en todo caso sería la “Eva” de los vampiros, su historia está más relacionada con la mitología.
    Carmilla, en cambio, es la que cimentó las historias de vampiros tal cual las concemos en la actualidad, por eso creo que ella es la madre de los vampiros.
    Es un tema muy interesante para tratar. Voy a escribir esa nota. Gracias por los links, aunque tengo información, siempre se pueden descubrir cosas nuevas.
    Saludos!

Comentarios cerrados.