Ángeles con caras sucias

215px-angelswithdirtyfaces

Popularmente la gente suele asociar a la imagen del gángster en el cine con Marlon Brando y su interpretación del Vito Corleone en El Padrino.

Por supuesto nadie puede negar que ese fue un gran trabajo, pero para mí el gran gángster del cine siempre fue , uno de los cabrones más duros que pasaron por la pantalla grande.

Los Corleone eran nenes de pecho al lado de las ratas sanguinarias que llegó a interpretar Jimmy durante buena parte de su carerra.

¿Y saben qué es lo más loco de todo esto?

Sus personajes eran totalmente realistas!  Este fin de semana terminé un libro maravilloso sobre la historia de los de Chicago (la semana que viene lo voy a comentar) que me partió la cabeza,  porque comprobé con información periodistica contundente que los filmes clásicos de Cagney no exageraban a los mafiosos, sino que los retrataban  tal cual eran.

Ángeles con caras sucias, que actualmente emite el glorioso y querido canal TCM, fue un excelente film de 1938 dirigido por Michael Curtiz, que reunió a tres grossos de la actuación como Jimmy Cagney, Humphrey Bogart y Pat O´Brien.

Este es un film muy importante ya que en su momento se encargó de destruir la idolatría que los jóvenes, especialmente de clase baja, tenían hacia los delincuentes reales.

La trama tiene como protagonistas a dos adolescentes, Rocky Sullivan (Cagney) y Jerry Connoly (O´Brien) que viven Hell´s Kitchen, el barrio más duro de Nueva york.

Un día deciden robar un tren, la policía los descubre y empiezan a perseguirlos.

Durante el escape, Rocky le salva la vida a Jerry cuando éste tropieza y su amigo lo levanta del piso para que no lo atrapen los oficiales.

Jerry consigue escapar pero Rocky resulta arrestado.

En esta parte del film se desarrolla uno de los momentos más interesantes de la película.

Jerry deja las calles y se convierte en un sacerdote que realiza una gran tarea social para evitar que los chicos del barrio trabajen para los gángsters.

Rocky termina enviado a un reformatorio donde cursa un master de delincuencia. Lejos de reformarlo la institución lo  transforma en un criminal peligroso.

Tiempo después se rencuentran como adultos.  Rocky regresa a Hell´s Kitchen para cobrar una deuda que le deben unos mafiosos y los chicos del barrio que son educados por el sacerdote O´Brian comienzan a imitarlo e idolatrarlo.

250px-james_cagney_and_pat_obrien_in_angels_with_dirty_faces_trailer

Algo que siempre impacta al público que descubre este filme por primera vez es el soberbio trabajo de Frankie Burke y William Tracy, quienes interpretan a los protagonistas cuando eran chicos.

No sólo tienen un parecido increible con los actores principales, sino que además componen muy bien con sus interpretaciones a los personajes que llegamos a conocer después.

La presencia de Cagney en a pantalla era impresionante. Si bien a simple vista no parecía muy amenazador sus mafiosos cuando se enojaban eran sumamente peligrosos y crueles.

En el caso de Rocky Sullivan el actor construyó su personaje inpirado por un cafiolo que él conocía de chico cuando vivía en Hell´s Kitchen.

En este film tiene escenas magníficas junto a Bogart que la verdad son un placer de ver.

La historia y los personajes estuvieron muy bien desarrollados y no fue casualidad que en 1938 resultara nominada a tres premios Oscar  por Mejor Película, Mejor Actor (Cagney) y Mejor Guón original.

Ángeles con caras sucias es por lejos uno de los clásicos más importantes de cine gángster que tuvo una enorme popularidad a nivel internacional.

En los años ´80 la productora Menahen Golam intentó hacer la remake con Silvester Stallone y Christopher Reeve, pero los diarios y revistas en Estados Unidos criticaron tan fuerte la propuesta que el proyecto se fue a pique.

Durante las últimas décadas fueron frecuentes las parodias y homenajes a este film.

Por ejemplo en Mi Pobre Angelito 1 y 2, las películas  de gángsters que mira  Maculay Culkin se llaman Angels with Filthy SoulsAngels with Even Filthier Souls que fueron un guiño  a este  clásico de Cagney.

El artista Bruce Timm también le rindió un brillante homenaje a la película en la primera temporada de la serie animada de Batman. En el episodio “Nunca es demasiado tarde” se narra la historia  de Ángeles con caras sucias pero adaptada con la presencia del Hombre Murciélago.

Un capítulo excelente que me impactó bastante por la manera en que trabajaron este tema.

Uno años antes,  Timm realizó también una parodia del film con la serie de los Tiny Toons.

Esta película sigue siendo tan popular en Nueva York que existe desde hace más de diez años un pub irlandés en el barrio de Brooklyn llamado “Rocky Sullivan´s Pub” en homenaje al personaje de Cagney.

Actualmente esta película la pasan por el canl TCM y también se consigue en dvd.

Si les gustan las historias de gángsters este film es un clásico que no pueden dejar pasar.

3 Comentarios

  1. El otro día vi tu blog y que la recomendabas y no dudé en sentarme a verla. Y me pareció muy buena película. Gracias por avisar, sino, seguro que me la perdía.

  2. Sebastian si te gustó esta, tratá de enganchar el sábado El último Gángster, que es de la misma época y está bárbara.
    No me acuerdo ael horario pero lo podes encontar en la programación de TCM. En el Blogroll tenés el link a la página web.

Comentarios cerrados.