Ghost Rider: Autopista al Infierno

rrheEl cómic de Ghost Rider es una de las publicaciones de que más problemas tuvo para mantenerse vigente con el paso del tiempo. Si bien el motorista fantasma existe desde hace muchísimos años, la historieta no tuvo suerte a la hora de conseguir buenos equipos creativos que le permitieran tener una serie regular exitosa.

Después de unos cuantos años de ausencia Ghost Rider volvió en el 2001 a lo grande con una miniserie realizada por David Grayson y Trent Kaniuga que trajo de vuelta a los cómics a Johnny Blaze. Aunque fue un éxito de ventas Marvel no se arriesgó a sacar una serie regular con este personaje.

Esa situación cambió por completo con la miniserie Autopista al Infierno que se publicó originalmente entre noviembre del 2005 y abril del 2006. La historia fue otro éxito de ventas y abrió la puerta a la serie regular que actualmente tiene Ghost Rider y que me encantaría que la editorial Panini, que tiene la licencia de Marvel para ventas en Europa y Sudámerica, pudiera publicar.

Autopista al Infieno es un cómic que disfruté mucho pero me dejó sentimientos encontrados. En esta historia Johnny Blaze sigue condenado a recorrer con su moto el Infierno durante toda la eternidad, hasta que un ángel le propone un trato que podría hacerle recuperar su libertad. Es todo lo que voy a decir de la trama.

Esta historia de la colección 100% Marvel recopila los seis números en un libro que brinda una cuidada presentación.

tfutfguLa trama estuvo a cargo de uno de los mejores guionistas que tiene el cómic como es Garth Ennis, quien hizo maravillas con la serie de Punisher. Este escritor se caracteriza por atrapar al lector con historias tremendamente violentas que además se destacan por un excelente manejo del humor negro.

Sin embargo, con esta aventura de Ghost Rider, Ennis me decepcionó bastante ya que el cómic no está para nada a la altura de lo que suelen ser sus laburos. El título de la obra de Shakesperare, “Muchos ruido y pocas nueces“, resume a la perfección este trabajo. Es una historia que nunca termina de arrancar y para cuando llega el final, que es sumamente decepcionante, todo se resuelve rapídisimo. Yo al menos esperaba mucho más de Ennis, debido a que me encantó lo que hizo con la saga de Frank Castle.

Pese a todo, el cómic es super recomendable por sus dibujos que logran que se te caiga la mandíbula cuando abrís el libro. Clayton Craig es un artista relativamente nuevo que empezó a destacarse con las historietas de Spawn y dibujando tapas de varias revistas de Marvel. En el 2004 estuvo a cargo de la miniserie Venom Vs Carnage, que narraba el enfrentamiento entre esos dos enemigos del Hombre Araña y sobresalió por completo con esta historia de Ghost Rider.

El arte de Craig es de una maravilla comparable a los dibujos de Alex Ross (Kingdom Come) que te dejan paralizados cuando los ves. En matería de dibujo y entintado esta miniserie es claramente lo mejor que se hizo con el personaje desde que existe en los cómics.

Autopista al Infierno es esa clase de historietas que engalanan tu biblioteca en materia de dibujos. Craig hizo maravillas con una trama de Ennis, que no se destaca precisamente entre sus mejores trabajos.

De todas formas, es un cómic que tenés que conseguir si te gusta Ghost Rider por que vale la pena. En especial por los dibujos de Clayton Craig. Como fan del personaje lo recomiendo.